¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De la venta informal a la inteligencia del mercado: La historia de la feria afro-descendiente más grande de América Latina

Imagen promocional de la Feira Preta 2017.

Cada noviembre desde hace 16 años, la ciudad de Sao Paulo en Brasil recibe la Feira Preta, la Feria Afrodescendiente más grande de América Latina y por esta razón una referencia obligada de representatividad de la comunidad negra en Brasil, país cuya población es negra en su mayoría.

Durante dos semanas desfilan por esta Feria eventos musicales, muestras de artes plásticas, cine, danza, literatura, moda y gastronomía, etc. Miles de visitantes, entre ellos empresarias y empresarios de la industria del calzado, de la confección, y también estilistas, diseñadores, comunicadores y muchos otros, llegan para conocer, adquirir y promover productos de los más de 100 expositores que participan del evento. La Feria Preta en un espacio no solo para hacer negocios, sino también es un encuentro de iniciativas diversas que se retroalimentan y se complementan para facilitar el crecimiento individual de cada una.

El año pasado Adriana Barbosa, presidenta y principal ejecutora de la Feria, fue galardonada como una de las 200 afrodescendientes más influyentes del planeta por el MIPAD (en inglés Most Influential People of African Descent) galardón que forma parte de las acciones de la ONU dentro de la programación del Decenio Internacional de los Afrodescendientes. Esta fue la primera vez que una mujer negra de América Latina fue considerada para una selección en la que han figurado personalidades importantes de la diáspora, como el atleta jamaiquino Usain Bolt, y pensadoras del África contemportánea como la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie. En una entrevista con Afroféminas, Barbosa destacó:

Este premio internacional me trajo una visibilidad nunca adquirida a lo largo de mis 16 años de trabajo. Fue a partir de este reconocimiento que ocupe la portada de la mayor revista de emprendimiento y negocios del país y recientemente recibí el premio de destaque en el tema de negocio de impacto social promovido por Facebook Brasil y por la Revista Pequeñas Empresas & Grandes Negocios.

La Feria comenzó, no obstante, en un lugar mucho menos glamoroso. En una entrevista con el portal brasileño UOL, Barbosa compartió que el motivo fue más la necesidad que el sueño. En 2002 Adriana Barbosa había sido despedida de la compañía en la que trabajaba, por que lo que tuvo que comenzar a vender ropa en las ferias de la calle. Cuando recorrió Vila Madalena, una zona bohemia de clase media alta en Sao Paulo, detectó un mercado que esperaba por ser conquistado:

Tinha um enorme público de jovens negros, o DJ era negro, as hostess eram negras, mas os donos eram brancos. E eu pensava: como a gente consegue fazer circular dinheiro sendo produtores de um conteúdo cultural, mas no fim da noite a gente não está com esse dinheiro.

Tenía un enorme público de jóvenes negros: El DJ era negro y las anfitrionas eran negras, pero los dueños eran blancos. Y yo pensaba: cómo es que conseguimos hacer circular dinero siendo productores de contenidos culturales, pero no no nos quedamos con él.

Así resolvió organizar un evento y en noviembre de 2002 reunió cerca de 40 expositores -además de shows musicales y manifestaciones culturales- en la plaza Benedito Calixto, famosa en Sao Paulo por sus ferias al aire libre. El éxito fue total: el evento atrajo cerca de cinco mil personas, un número alto para una primera edición.

Dieciséis años después, la Feria Preta pasó de la pequeña plaza en Sao Paulo al Anhembi Morumbi, uno de los mayores centros de convenciones de la ciudad con más de 700 expositores, de los cuales el 70% son mujeres -. Alrededor de 140 mil personas han participado en la Feria desde sus comienzos, y en 2017 se organizó por primera vez de manera descentralizada. Con ello la feria incluyó también festivales de música, literatura y cine, además de talleres de formación profesional. La Feria Preta se extendió con múltiples eventos en Sao Paulo y se hizo de un espacio protagónico en noviembre, que es en Brasil el Mes de la Conciencia Negra.

Por una presencia más fuerte de emprendedores negros en la industria y la tecnología

Dentro de la Feria han surgido otras ideas como el Black Codes, una consultoría de comunicación e inteligencia de mercado con énfasis en los temas raciales. Ideas como ésta se desprenden de la experiencia de crecimiento de la Feria, que ha sido el resultado de esfuerzos múltiples para la obtención de apoyos, financiamientos y patrocinadores que se han visto limitados en mucho por desconocimiento y el racismo, sumado además al temor de que la Feria se limite a ser un evento meramente “étnico”:  

Sempre foi difícil fazer os potenciais patrocinadores entenderem que a Feira é um negócio, já que mais da metade da nossa população é negra, com uma enorme capacidade de consumo, capaz de criar muitas oportunidades de negócios

Siempre ha sido difícil que los potenciales patrocinadores entiendan que la Feria es un negocio, pues más de la mitad de nuestra población es negra [pero se trata de una población] con una enorme capacidad de consumo, capaz de crear muchas oportunidades de negocio

Los datos del Servicio Brasileño de Apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (SEBRAE) confirman la teoría de Barbosa. De acuerdo con el organismo, hubo un crecimiento del 27% entre los microempresarios, de los cuales el 50% son afro-descendientes. La renta y el nivel de escolaridad son factores clave en ese cambio. Entre 2002 y 2012, el tiempo medio de estudio entre personas negras creció un 38%, de 4,7 en 6,5 años. Entre la población blanca el aumento fue del 21%. La renta mensual de las personas negras subió 45%, pasando de R$ 786,00 (241 dólares aprox.) a R$ 1.138,00 de media (349 dólares, aprox.) Las personas blancas pasaron a ganar 33% más (de R$ 1.843,00 a 2.460,00, o bien de 565 a 755 dólares aprox).

Adriana Barbosa ha afirmado en diversas entrevistas que su intención era crear una feria pequeña y terminó creando un ecosistema que ha abierto todo un mercado que conecta diversos sectores y emprendedores. Esto ha abierto una demanda y un mercado creciente en estos últimos 16 años que ofrece productos y servicios diversos que comercio al brasileño no está ofreciendo.

En relación a la importancia de la Feria Preta, en una entrevista con Afroféminas Barbosa dice:

En los festivales con formato de mercado, como es el caso de “Feira Preta”, es el espacio en el que se dan trueques de bienes materiales y simbólicos, donde preservamos nuestras raíces y transferimos conocimiento para las futuras generaciones. La Feira Preta ha ejercido, a lo largo de los 16 años que lleva en funcionamiento, un fortalecimiento y puesta en valor de la identidad negra brasileña. La población negra en Brasil representa más del 54% y, si llegamos a ese porcentaje, no se debe sólo a que hayan nacido muchas personas negras sino, sobre todo, a que la población negra brasileña ha comenzado a reconocerse como tal a partir de las acciones afirmativas, en las cuotas de las universidades, en los grupos culturales y por los artistas que, a través del arte y de la calidad estética traen un posicionamiento político en cuanto a su reconocimiento y afirmación como negros.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.