¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Reducida condena a sacerdote por “relaciones sexuales con menores” empaña el Día Internacional de la Mujer en Jamaica

Manifestantes frente a Iglesia Moravia durante la marcha de la Brigada Pandereta contra la violencia sexual en marzo de 2017. Fotografía de Storm Saulter, usada con autorización.

Este año, los jamaicanos celebraron el Día Internacional de la Mujer por todo lo alto, con múltiples celebraciones y felicitaciones que inundaron las redes sociales. Sin embargo, las celebracones en línea disminuyeron hacia el mediodía, cuando se anunció que Rupert Clarke, exsacerdote de la Iglesia Moravia, había sido condenado a ocho años de prisión por dos delitos de «abuso sexual de menores». En noviembre de 2017, Clarke se declaró culpable de mantener relaciones sexuales con dos hermanas menores de 16 años.

Los cibernautas expresaron su desacuedo con lo que considean una pena insuficiente –bastante por debajo del máximo de 15 años prescrito para casos similares. La reducción de condena de Clarke ha sido atribuida a la reciente decisión del Ministerio de Justicia de agilizar los casos a través de los tribunales con menores penas de cárcel a quienes se declaren culpables.

ACTUALIDAD: El asistente principal del fiscal general, Adley Duncan, señala que la condena de Rupert Clarke se ha reducido a la mitad. Clarke, exministro moravo, que se declaró culpable de haber mantenido relaciones sexuales con dos menores, ha sido sentenciado a ocho años de prisión.

La estrategia de reducir las sentencias continúa generando polémica y preocupación, especialmente después de que un asesinato de gran repercusión acabó con una sentencia de 15 años de prisión en diciembre de 2017:

Esta reducción de sentencia para agilizar los casos es… dura.

El escándalo de los líderes eclesiásticos implicados en abusos sexuales a menores desató la creación de un movimiento feminista radical llamado Brigada Pandereta (llamado así después de que una activista golpeó en la cabeza con una pandereta al entonces líder de la Iglesia Moravia, doctor Paul Gardner, tras una protesta contra Clarke).

El caso del sacerdote ha originado una crisis en la Iglesia Moravia, tanto en Jamaica como en las Islas Caimán. En la actualidad, una se encuentra al frente de la Iglesia, la reverenda Phyllis Smith Seymour, qie fue designada en enero de 2017, cuando el presidente, reverendo doctor Paul Garder, su vicepresidente, reverendo Jermaine Gibson, renunciaron tras ser acusados de abuso sexual y ataque indecente.

En comparación con la gran cobertura mediática que tuvo el caso cuando Clarke fue acusado, la respuesta de los medios tradicionales ha sido casi nula hasta la fecha.

Un jamaicano resumió el sentir de muchos:

El desacreditado sacerdote Rupert Clarke de la iglesia morava recibió una pequeña amonestación, con una condena de tan solo ocho años de cárcel, después del abuso de confianza tan atroz de quienes recurrieron a él como hombre del clero en busca de apoyo moral y guía.

Otro usuario publicó en Facebook:

Only eight years? Very sad reality on a day like International Women's Day!! This is not progress!!

¿Nada más que ocho años? ¡Qué noticia tan triste en el Día Internacional de la Mujer! ¡Esto no es progreso!

El nombre del sacerdote se añadió al Registro Nacional de Delincuentes Sexuales, creado en 2014. Sin embargo, el registro no está disponible para el público. Está alojado una oficina del Departamento de Servicios Correccionales, encargado de realizar un seguimiento a los agresores a través de sus oficinas regionales. Como era de esperarse, esta medida no parece haber tenido gran impacto: un informe reciente señaló que en 2017, ni instituciones ni particulares habían realizado búsquedas en dicho registro.

La normalización de la violación y de la agresión sexual sigue siendo un tema preocupante para las jamaicanas. Un usuario de Twitter comentó:

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15,000 niñas entre 15 y 19 años han sufrido relaciones sexual a la fuerza u otros actos sexuales. Reconócelo. Denúncialo
.
————
Recuerdo que una amiga me habló de una agresión sexual de la que fue víctima. Haciéndolo corto, la 👮 terminó riéndose de ella. En su opinión, a la policía le da igual.

Otra usuaria abordó el problema desde un contexto más global, el de los derechos humanos:

Siéntanse en el derecho de estar molestos por la sentencia, pero recuerden que los pobres son los más vulnerables al abuso en Jamaica, en especial mujeres y jóvenes. Este es el resultado. Usemos nuestra tristeza y trabajemos para protegerlas de verdad.

Y añadió:

Es más probable que una mujer sin recursos sufra el abuso de su pareja. Sus hijos, en especial sus hijas, son presas fáciles para los pedófilos, que saben que la desesperación les facilitará acercarse a ellas. ¿Te indignan las condenas de ocho años? Hagamos algo al respecto.

En una carta al editor, la organización de los derechos humanos jamaicana AIDS Support for Life argumentó que aún queda mucho por hacer para proteger a las mujeres:

If we, as a country, fail to address poverty, particularly among women and children, we only perpetuate the cycle of poverty, inequality, sexual abuse and domestic violence…

The authorities must act now and send a strong message to those who continue to harm our women and girls that it will not be business as usual. We call for the urgent revision and passing of the Sexual Offences Act and other related Acts; namely, the Domestic Violence Act, Offences Against the Person Act, and the Child Care and Protection Act. We call for an urgent revision of the Employment (Equal Pay for Men and Women) Act, which in its current state is ineffective in addressing wage disparity. We also call for the urgent passing of the Sexual Harassment Bill to not only address workplace sexual discrimination, but also to shun normalising the sexualising of our women and girls.

This International Women's Day, we press for laws that allow for social inclusion and punish those who continue to harm our women. We press for progress for opportunities that create independence for our women – disabled or otherwise. We press for progress to end all forms of violence against our women if we seriously intend to put a dent in the nearly 30,000 cases of HIV/AIDS on the island.

Si nosotros, como país, no podemos somos incapaces de abordar la pobreza, en particular entre mujeres y niños, solo perpetuaremos el círculo de miseria, desigualdad, abuso sexual y violencia doméstica…

Las autoridades deben actuar ya y enviar un mensaje contundente a quienes siguen haciendo daño a nuestras mujeres y niñas, un mensaje de que las cosas van a cambiar. Pedimos la inmediata revisión y aprobación de la ley de delitos sexuales y otras leyes relacionadas; concretamente, la ley de violencia doméstica, la ley de delitos contra la persona y la ley de cuidados y protección a la infancia. También pedimos la revisión urgente de la ley de empleo (igualdad de remuneración entre hombres y mujeres), que resulta ineficaz a la hora de abordar la desigualdad salarial. Solicitamos, igualmente, la aprobación de un proyecto de ley contra el acoso sexual, no solo para abordar la discriminación sexual en el trabajo, sino también para evitar la cosificación sexual de nuestras mujeres y jóvenes.

En este Día Internacional de la Mujer, exigimos leyes que permitan la inclusión social y el castigo a quienes dañen a nuestras mujeres. Solicitamos oportunidades que favorezcan la independencia de nuestras mujeres –discapacitadas o no. Exigimos mejoras para terminar con cualquier forma de violencia contra nuestras mujeres, si realmente tenemos la intención de reducir los casi 30 000 casos de sida y VIH de la isla.

Una vez finalizado el Día Internacional de la Mujer, quedó claro que, al menos en Jamaica, queda mucho por hacer en la lucha por los derechos de mujeres y niñas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.