¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Para las mujeres jordanas, 2017 fue un año de progreso con esfuerzo y desafíos continuos

Mujeres protestan en Amán, la capital jordana, en 1968. Foto disponible para dominio público.

En el mes que conmemora el Día de la Mujer, es importante destacar los logros de las jordanas en la lucha por sus derechos a lo largo de 2017. Hace apenas un año, las mujeres no estaban en las mismas condiciones de ahora.

Sin embargo, es importante destacar que sigue habiendo obstáculos.

Pese a una campaña exitosa para enmendar un vacío legal que permite a los violadores casarse con sus víctimas, subsisten numerosos desafíos para lograr igualdad de género en Jordania, incluido el matrimonio infantil, barreras para unirse al mercado laboral y una ley de nacionalidad que impide a las mujeres transmitir su nacionalidad a sus hijos.

Matrimonio infantil y violación

El artículo 308 del Código Penal jordano establecía originalmente que los violadores podían evitar ir a prisión si se casaban con sus víctimas y se quedaban casados al menos entre tres y cinco años. Según un estudio de un grupo de la sociedad civil, un total de 70% de los jordanos consideraba esta disposición como un vacío para que los violadores escapen al castigo, mientras que el 30% lo consideró una mnera de “salvar el honor de una niña” en una sociedad tan conservadora como la jordana.

Después de 20 años de presión de activistas de derechos de la mujer, académicos musulmanes y sacerdotes cristianos, el artículo fue reformado en 2016 para incluir solamente incidentes de violación donde la niña tiene entre 15 a 18 años, y con consentimiento. Como a esa edad las muchachas siguen siendo menores –y aunque no lo fueran, es improbable que una víctima quiera casarse con su violador– 63 organizaciones de derechos de la mujer iniciaron una campaña en medios sociales para alentar que este artículo se descarte totalmente.

El 1 de agosto de 2017, el artículo pasó al gabiente, después de meses de sesiones.

Aunque la derogación del artículo 308 fue un éxito, 2017 también fue el año en que el gabinete aprobó nuevas regulaciones que permiten casarse a los menores con 15 años si dos jueces autorizan la unión.

Muchos jordanos están contra la ley, y se han burlado del Gobierno en medios sociales por la decisión. Hasta se lanzó una competencia global para premiar la caricatura más expresiva contra el matrimonio infantil.

Las estadísticas indican que cerca del 20% de los matrimonios en Jordania involucran a menores, que al mismo tiempo no pueden votar, conducir ni beber.

En Jordania, los menores de entre 15 y 18 años se pueden casar, pero no están autorizados a a beber, conducir ni votar.

El matrimonio infantil a menudo puede significar el final de la educación de una niña. Aunque la ley está redactada para proteger el derecho a la educación pese al matrimonio, pues es condición para obtener la licencia, las estadisticas muestran lo contrario.

Según el Consejo Superior de Población, la mayoría de muerjes que se casaron antes de los 18 años recibieron solamente educación primaria o menos.

Otro informe emitido por el Instituto Hermandad Global mostró que el 33% de las jordanas analfabetas se casaron a los 17 años o menos.

Esta ley tiene obvias repercusiones, pues las chicas que se casan antes de los 18 años tienen mayores probabilidades de ser víctimas de violencia doméstica.

Otro problema surge con esta ley, cuando se trata del tema de las refugiadas sirias que se ven obligadas a casarse con jordanos mayores por temor y necesidad de protección.

Hay historias que indican que jordanos mayores están ofreciendo trabajo y otos privilegios a refugiados sirios a cambio de la mano en matrimonio de una pariente mujer. Por un bajo pago de US $140, se ofrecen niñas sirias como novias.

Un total de 39.5% de refugiadas sirias son víctimas de matrimonio infantil en Jordania, y el 48% de ese porcentaje se ven olibgadas a casarse con hombres al menos diez años mayores. Estas niñas se ven en terreno desconocido, muchas veces expuestas a explotación, violacion, negación de educación y complicaciones en el embarazo.

Empleo femenino

La tasa de desempleo para mujeres en Jordania es mayor que en los hombres: 33% contra 13.9%. En respuesta, la empresa petrolera nacional jordana JoPetrol lanzó un proyecto en septiembre de 2017 para contratar mujeres como encargadas de estaciones de gas, y ofrecerles turnos flexibles (cuatro horas como máximo y en la mañana), pago ‘de gratificación’ y condiciones de trabajo seguras.

Sin embargo, hubo muchas objeciones del público. Algunos atacaron a JoPetrol por tratar de “llamar la atención“, o se opusieron al proyecto porque la conservadora mentalidad dominante en Jordania considera vergonzoso y peligroso que una mujer trabaje en la calle haciendo “labores de un hombre”.

Otros apoyaron la decisión, dijeron que Jordania necesita dar pasos haci la creación de una mejor fuerza laboral. Además, algunos lo compararon a cuando la policía de tránsito empezó a contratar mujeresen 2003, y predicen que las reacciones negativas desaparecerán como pasó entonces.

Por su parte, JoPetrol dice que no eliminará el proyecto. En cambio, planea expandirlo. Para proteger a sus trabajadoras de cualquier daño como violencia o acoso de ciudadanos que estén contra la iniciativa, JoPetrol las tiene trabajando en un a estación de servicio en Al-Madina Al Monawara, una congestionada calle en el centro de la capital, Amán.

Cuando se trata del mercado laboral, la cosificación de la mujer se ha normalizado en Jordania. Los periódicos del país están llenos de anuncios que dicen “buena presencia, no necesita capacitación previa“, o especifan que la candidata no debe ser hiyabí. Varios anuncios son engañosos, y resultan ser peligrosas trampas para las postulantes.

Se inició una investigación con una cámara oculta en 11 entrevistas de trabajo de estos anuncios ambiguos; la mitad de las entrevistas terminaron con acoso sexual de las postulantes o que les pidieran ejercer como trabajadoras sexuales.

No obstante, esos anuncios se siguen publicando, a pesar de las quejas, porque son lucrativos.

Derechos de los hijos de las jordanas

Según la ley de nacionalidad jordana, las mujeres no pueden transmitir la nacionalidad a sus hijos. Así, los hijos cuyas madres son jordanas de padres extranjeros son tratadas como extranjeros y se les niega la nacionalidad.

La falta de nacionalidad se traduce en reducción de derechos. Por ejemplo, los estudiantes que no tienen pasaporte jordano, deben inscribirse en el Programa Internacional –sus pagos pueden llegar a ser ocho veces más que el Programa Competitivo en que pueden inscribirse los ciudadanos.

En agosto de 2017, el gabinete aprobó una ley que afirma que los hijos de jordanas recibirán igual trato en lo referente a educación en universidades jordanas, y tendrán una tarjeta para mostrarlo.

Esta tarjeta es válida para permiso de residencia y trabajo, licencias de y propiedad inmobiliaria. Sin embargo, su influencia real es limitada  –no la reconocen los oficiales de policía ni el sector público, y los titulares de la tarjeta pasan por complicados procedimientos estatales para que siva para conceder algún derecho.

Son casi 360,00 los niños hijos de madre jordana y padre extranjero que están sin ciudadanía. De otro lado, las autoridades han facilitado que inversionistas acaudalados adquieran la ciudadanía jordana.

Los jordanos están tomando medidas para luchar contra esta legislación. Una petición en medios sociales, que ya tiene 3,800 firmas, pide la derogación de la controvertida ley de nacionalidad de Jordania, y otra campaña, titulada “Mi madre es jordana y su nacionalidad es mi derecho”, también está llamando mucho apoyo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.