¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Reina solidaria se alza contra violaciones y agresiones sufridas por niñas indígenas en Bangladesh

Mujeres indígenas marma juegan en el agua durante el Sangrai, el año nuevo marma. Imagen de Aye Mang vía Wikimedia Commons.

El 22 de enero de 2018, dos hermanas de 19 y 14 años de edad pertenecientes a la comunidad indígena marma fueron presuntamente violadas por miembros de las fuerzas de seguridad en el distrito de Rangamati, en la región de Chittagong Hill Tracts (CHT), al sureste de Bangladesh.

El 22 de enero, aparetemente, un equipo de seguridad formado por integrantes del ejército de Bangladesh y del grupo auxiliar paramilitar Bangladesh Ansar hicieron una incursión en el pueblo indígena marma de Orachari, en el distrito Rangamati de Belaichari Upazila.

Durante la incursión, dos integrantes alejados del grupo entraron en un hogar marma y presuntamente violaron a una chica de 19 años delante de su hermana, de 14, quien también fue atacada. Sus padres y hermano menor se encontraban retenidos.

Las hermanas fueron admitidas en el Hospital Rangamati Sadar el 23 de enero para someterse a tratamiento, y permanecieron bajo estricta vigilancia de las fuerzas de seguridad durante varias semanas mientras esperaban por un informe médico que corroborase las violaciones y agresiones sexuales.

La reina Yan Yan del Círculo Chakma, la casa real de los chakmas (el mayor grupo étnico de Rangamati), comenzó a visitar a las hermanas para colaborar con activistas por los derechos humanos locales en el caso.

En un primer momento, las fuerzas de seguridad negaron las acusaciones. Más tarde confirmaron que un miembro del grupo Ansar había sido apartado [de servicio] y que había una investigación abierta.

Una reina se ofrece a defender a las hermanas marma

En una entrevista concedida al Daily Star, la reina Yan Yan declaró que los padres de las víctimas querían llevárselas a casa, pero que aún estaban a la espera de los informes médicos. Según el relato de la reina, las hermanas no querían abandonar el hospital y se temía que los padres les hubiesen obligado a guardar silencio. Así, quedaron hospitalizadas durante las siguientes semanas.

A raíz de una petición por escrito de su padre, el 13 de febrero el Tribunal Superior ordenó que las autoridades entregasen las hermanas a su padre. Sin embargo, la batalla por la custodia no cesó, pues asociaciones a favor de los derechos humanos solicitaron una orden de suspensión, con el argumento de que las hermanas no querían marcharse con su padre, sino quedar bajo la custodia de la presidenta del Círculo Chakma, Raja Debashish Roy, ya que temían por su seguridad.

El 15 de febrero, se llevaron a las hermanas del hospital a la fuerza y fueron entregadas a sus padres contra el deseo de ellas.

La Red de Mujeres Indígenas de Bangladesh informó de la caótica situación que sobrevino, y que la reina Yan Yan había sido agredida por las fuerzas de seguridad del estado:

Acting on a directive issued from the High Court on 15 February 2018 to take the Bilaichari victims of rape and sexual assault to the custody of their parents under police protection, police took the parents to Rangamati General Hospital. Considering their security, the victims refused to go along with their parents again. The parents even slapped the victims to make them agree. Despite that, they kept begging to go under the custody of the Chakma Circle. During that time Chakma Rani Yan Yan arrived in the hospital and the victims embraced her. The Rangamati General Hospital compound, all of a sudden, was crammed with members of the police and special branch, and plainclothes security men.

In the evening, at about 7:30 pm, members of the armed forces disconnected the electricity of the hospital. Then suddenly the members of state forces covered their faces with masks, encircled Chakma Rani Yan Yan and shoved her down on the floor. When the victims were being dragged out of the hospital, she tried to resist. Then forces men slapped and punched her and shoved her down on the floor again. Considering her security, she immediately fled the hospital compound, jumping over the hospital wall.

Meanwhile, the victim sisters were handed over to their parents under police custody and taken to an unknown place. Their whereabouts have not been revealed yet.

De acuerdo con una directiva del Tribunal Supremo del 15 de febrero de 2018, según la cual las víctimas de violación y agresión sexual de Bilaichari debían ser entregadas a sus padres bajo protección policial, la policía llevó a los padres al Hospital General de Rangamati. Preocupadas por su seguridad, las víctimas se negaron una vez más a irse con sus progenitores. Estos incluso llegaron a abofetearlas para que accediesen a irse con ellos. A pesar de esto, las hermanas siguieron suplicando quedar bajo la custodía del Círculo Chakma. En ese momento, la reina chakma Yan Yan llegó al hospital y las víctimas la abrazaron. De repente, todo el Hopital General de Rangamati se llenó de agentes de policía y departamentos especiales, y hombres de seguridad vestidos de civil.

Sobre las 7:30 de la tarde, miembros de las fuerzas armadas desconectaron la electricidad del hospital y, acto seguido, cubrieron sus rostros con máscaras, rodearon a la reina Yan Yan y la redujeron en el suelo. En el momento en el que se estaban llevando a las hermanas del hospital, la reina ofreció resistencia. Los agentes la abofetearon, la golpearon y la tiraron al suelo de nuevo. Temiendo por su seguridad, la reina abandonó el complejo hospitalario saltando un muro.

Mientras tanto, se entregó a las hermanas a sus padres bajo custodia policial, y las condujeron a un lugar desconocido. Todavía se desconoce dónde están.

En una publicación de Facebook, la reina Yan Yan reveló que sabía cuáles eran las intenciones de sus atacantes:

শেষ করতে হলে এখানে করা যাবে না, করলে হাসপাতালের বাইরে করতে হবে

Si quieres acabar con ellas, no lo hagas dentro del hospital, sino fuera.

El 19 de febrero, la reina Yan Yan ofreció un discurso público durante una manifestación de líderes tradicionales y ciudadanos que tuvo lugar en Rajbari (la casa del Rey), donde habló sobre lo ocurrido en la detención y secuestro de las dos hermanas marma:

La reina Yan Yan manifestó que, a pesar de ser víctima de amenazas y de agresiones físicas, se niega a retroceder en su pedido de justicia para las hermanas marma. También ha asegurado que continuará defendiendo los derechos del pueblo indígena para librarlos de la opresión.

Una prolongada presencia militar

La región de Chittagong Hill Tracts es un amplio terreno montañoso lleno de bosques que bordea India y Myanmar y que alberga varias poblaciones tribales: Chakma, Marma, Tripura, Bom, Chak, Mro, Murung, Pankho y Khumi, entre otras.

Estos pueblos indígenas presentan enormes diferencias con respecto a la mayoría bengalí de Bangladesh en cuanto al idioma, la cultura, la apariencia física y la religión.

Los tres distritos de Chittagong Hill Tracts. Imagen vía Wikimedia Commons. CC – BY 4.0.

Durante las décadas de 1970 y 1980, el Gobierno de Bangladesh comenzó a poblar la zona con bengalies procedentes del resto del país, lo que provocó el desplazamiento de los habitantes locales que habían vivido allí durante siglos, y fue una amenazando así su forma de vida.

Las tribus locales resistieron con grupos de resistencia, entre los que destaca el Shanti Bahini, que comenzó atacando al ejército de Bangladesh, secuestrando civiles y practicando la extorsión. Tomaron las armas para luchar contra la ocupación bengalí en las zonas tribales y los posteriores gobiernos nacionales convirtieron la región en una zona militarizada como forma para combatir las insurgencias.

Durante décadas, numerosos conflictos entre los indígenas y los colonizadores bengalies tuvieron como resultado varios exterminios masivos contra los indígenas. Surgieron numerosas acusaciones de abusos de derechos humanos a lo largo de las décadas contra los Shanti Bahini que atacaron a los colonizadores. Las fuerzas de seguridad, al parecer, tomaron medidas extrajudiciales contra la población étnica local, los consideraron como insurgentes y actuaron con total impunidad.

John Tripura, activista indígena por los derechos humanos, dice en su blog:

The cases point to growing culture of impunity within the security services as it appears reluctant to take on their own.The blatant disregard for human rights by the Bangladeshi armed forces in CHT is evil.

Los casos muestran una creciente cultura de la impunidad dentro de las fuerzas de seguridad. Las fuerzas armadas de Bangladesh muestran un flagrante menosprecio hacia los derechos humanos en la región de Chittagong Hill Tracts.

En 1997, el Gobierno de Bangladesh y el Parbatya Chattagram Jana Samhati Samiti (el Partido de los Pueblos Tribales) firmaron un acuerdo de paz que los partidos de oposición y una fracción de los grupos rebeldes tribales rechazaron. Las tensiones siguen latentes.

La violación, fenómeno que no cesa

Las violaciones son frecuentes en la región de Chittagong Hill Tracts. Una Sayem Chakma local escribe al respecto:

Oh yeah lol on the topic of discrimination against indigenous people and women, a young indigenous girl was raped a while back. This is the sort of news I had to hear growing up. I always felt unsafe even in my own village because of the sort of stuff I saw whenever I followed my mother to wherever she went for work.

En cuanto al tema de la discriminación contra los indígenas y las mujeres, hace poco una niña indígena fue víctima de violación. Crecí teniendo que oír noticias así. Siempre sentí que no estaba segura en mi propio pueblo por todo lo que veía cada vez que seguía a mi madre donde tuviese que ir a trabajar.

Desde 2004, la Fundación Kapaeeng lucha por los derechos humanos de los indígenas en la región de Chittagong Hill Tracts. En un informe de investigación, mostraron las estadísticas de violencia contra mujeres indígenas en los últimos años:

২০১৩ সাল থেকে ২০১৭ সালের জুন পর্যন্ত ৩৬৪ জন আদিবাসী নারীর মানবাধিকার লঙ্ঘিত হয়েছে৷ তার মধ্যে ১০৬ জন শারীরিক নিপীড়নের শিকার হয়েছেন, ১০০ জন নারী ধর্ষণের শিকার হয়েছেন এবং ৬৬ জনকে ধর্ষণের চেষ্টা করা হয়েছে৷ চলতি বছরের কেবল জানুয়ারি মাসের মধ্যেই ১০ জন ধর্ষণের শিকার হয়েছেন তার মধ্যে তিনজনকে ধর্ষণের পর হত্যা করা হয়েছে৷

Entre 2013 y 2017, 364 mujeres y niñas indígenas fueron víctimas de violencia. De estas 364, 106 sufrieron maltrato físico, cien fueron violadas y hubo otros 66 intentos de violación. En enero de este año, diez mujeres y niñas fueron violadas y tres fueron asesinadas tras la violación.

El precio del honor propio: 20 takas bangladesís

Los casos de abuso se suelen silenciar mediante la intimidación o precarios acuerdos con las familias. En el caso de las dos hermanas marma, Hritwik-Chakma informa que las fuerzas de seguridad intentaron llegar con la familia a un acuerdo económico por 50 takas bangladesís, equivalentes a 62 céntimos de dólar estadounidense.

ভোররাত আনুমানিক ৩.৩০ ঘটিকার সময় দলছুট দুজন সেনাসদস্য অস্ত্রের মুখে বাবা, মা আর ছোটভাইকে জিম্মি করে এবং বড় বোনকে ধষর্ণ এবং ছোটবোনকে ধষর্ণের চেষ্টা ও যৌন হয়রানী করে!…তাদের চিৎকারে আশেপাশের গ্রামবাসী ও বাকী সেনাসদস্যরা ছুটে আসে!

এসময় আপোষে দফা করার জন্যে সাধা হয় মাথাপিছু ৫০ টাকা করে সর্বমোট মাত্র ১০০ টাকা!

A las 3:30 de la madrugada aproximadamente, dos agentes de las fuerzas de seguridad que se habían alejado del grupo fueron a la casa, retuvieron al padre, a la madre y al hermano menor a punta de pistola, violaron a la hermana mayor e intentaron violar a la menor. Por sus gritos, tanto los vecinos como el resto de miembros del grupo de las fuerzas de seguridad acudieron al lugar.

Trataron resolver el asunto de forma privada, ofreciendo 50 takas por cada una de las víctimas.

En Bangladesh, existen estigmas alrededor de las agresiones sexuales y las violaciones. Al parecer, el superintendente de la policía en Rangamati difundió las fotos de las hermanas marma y solo las fuertes críticas por parte de los medios hicieron que las retirase.

Los medios convencionales callan; el activismo alza la voz

La Red Internacional por los Derechos Humanos de la región de Chittagong Hill Tracts publicó una carta abierta dirigida al primer ministro de Bangladesh donde piden que se haga justicia por las violaciones y el secuestro sufrido por las dos hermanas marma:

You are requested to ensure the followings:
1. Immediate punishment for Bangladesh military servicemen involved in raping two indigenous girls of Bilaichari Upazilla of Rangamati Hill District on 22 January 2018;
2. Justice for the victims; and
3. Uphold the people's trust and respect in Bangladesh and its constitution.

Le solicitamos que garantice:
1. Sanciones inmediatas para los miembros del ejército de Bangladesh implicados en la violación a dos niñas indígenas de Bilaichari Upazilla del distrito Rangamati Hill el día 22 de enero de 2018;
2. Justicia para las víctimas y;
3. La confianza y el respeto del pueblo para con Bangladesh y su constitución.

Además de una petición en línea, los internatutas bangladesíes han denunciado que los medios tradicionales no han informado correctamente sobre el caso.

El bloguero y activista indígena Kung Thang escribió:

ইশ্বর থাকেন অনেক দুরের মিডিয়াপল্লীতে, পাহাড়ের আর্তনাদ তাহার কর্ণকুহরে পৌঁছায় না৷

Dios reside en un universo distante de medios de comunicación. No oye los lamentos de la montaña.

Recogen a hermanas marma del hospital
Supuestamente, a dos hermanas marma, en tratamiento en el Hospital General de Rangamati tras presunta violación y acoso por parte de fuerzas del seguridad el 22 de enero, las recogieron del hospital las autoridades el jueves
.
———
Violadas, aterrorizadas y secuestradas por agentes que deben garantizar el cumplimiento de la ley. Los medios de comunicación observan en silencio.

Se llevan a las hermanas marma del hospital.

En una entrevista concedida a Deutsche Welle, el bloguero marma Paichimong acusa a los medios de guardar silencio debido a una supuesta censura orquestada por las fuerzas armadas.

প্রায় প্রতি বছরই পাহাড়ি জনপদে সেটলারদের দ্বারা হামলা-অগ্নিসংযোগ-ভূমি বেদখলের ঘটনা ঘটে৷ ধর্ষণ, জাতিগত হামলা, সেমারিক-বেসামরিক বাহিনীর রেইড, আতংক ছড়ানো-হয়রানী পাহাড়ের নিত্য দিনের ঘটনা৷ মিডিয়া ব্ল্যাকআউট আর মিলিটারি সেন্সরশিপের কারণে অনেক খবর মূলধারার সংবাদমাধ্যমে প্রকাশ পায় না৷ ঘটনা যখন বড় আকারে দেখা দেয় তখন মেইনস্ট্রিম মিডিয়াতে খবর প্রকাশ করা হয়৷ খুব সতর্ক শব্দ প্রয়োগে সংক্ষিপ্ত আকারে ছাপানো সেই নিউজ পড়ে তেমন কিছুই জানা যায় না, কেবল জানা যায় একটা কিছু ঘটেছে! কিন্তু কে ঘটিয়েছে, কেন ঘটিয়েছে, কী তার বৃত্তান্ত, কী তার ইতিহাস,সামনে কে, পেছনে কোন কুশীলব আছে, সামনের দিনে কী ঘটতে যাচ্ছে– এসবের কোনো ধারণা পাওয়া যায় না৷

Todos los años, somos testigos de cómo los colonizadores se apropian de las tierras o las incendian intencionadamente. También hay ataques por parte de las fuerzas armadas y choques étnicos. Los medios convencionales no informan de estos acontecimientos por la censura impuesta por el ejército en la zona. Cuando algún acontecimiento se vuelve viral, los medios publican noticias en pequeña escala con las que es imposible conocer en profundidad lo que ha pasado. Solo se puede saber que ha ocurrido algo, pero no quién lo provocó, por qué, los detalles la historia, el contexto, los protagonistas ocultos o las consecuencias. Nunca se sabrá.

Cuando la noticia de la violación y el abuso sexual sufrido por las hermanas salió a la luz y se hizo viral en las redes sociales a raíz del testimonio de la reina Yan Yan, hubo protestas generalizadas. Los manifestantes exigían la detención de los culpables y que, tras un juicio justo, se les impusiese el mayor de los castigos.

Protesta en el Club Nacional de Prensa contra la violación de las hermanas marma. El pasado mes de febrero, cuando se celebraba el Día de la Lengua Materna, se reprimieron de forma brutal los derechos de los ciudadanos que hablan otros idiomas.

Según los últimos informes, las dos hermanas y sus padres se encuentran en la casa del líder político Abhilash Tanchangya en la región de Patharghata, en Rangamati. Están bajo estricta custodia policial y nadie puede visitarlos.

Según Al Jazeera, miembros de las fuerzas armadas han amenazado a los padres para que cumplan sus órdenes y toda la familia se encuentra en “grave peligro”.

NHRC determina intrusión de las autoridades
Un comité formado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos para investigar la presunta violación y ataque sexual de dos hermanos marma Rangamati ha preparado un informe
.
——–
La Comisión Nacional de Derechos Humanos tiene pruebas de que agentes de las fuerzas policiales irrumpieron en la casa de las hermanas marma.

El 23 de febrero, el Tribunal Supremo de Bangladesh le solicitó al Alto Tribunal atender y concluir el caso de la custodia de las hermanas marma en un plazo de seis semanas. Actualmente, todavía no se ha presentado la denuncia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.