¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Gobierno ugandés planea gravar a usuarios de medios sociales por contar muchos chismes

El presidente ugandés Museveni planea un impuesto a los medios sociales para contener los chismes, y los ciudadanos están preocupados por la libertad de expresión. Imagen de Pixabay vía CC0 Creative Commons, usada con autorización.

El presidente ugandés Yoweri Museveni quiere que los usuarios de medios sociales sufran las consecuencias de sus chismes  –y reforzar el presupuesto nacional al mismo tiempo.

A comienzos de abril de 2018, Museveni dio instrucciones al Ministerio de Finanzas para gravar las plataformas de comunicación desmesuradas, como Facebook, Twitter y WhatsApp.

En opinión de Museveni, los usuarios de medios sociales usan esgtas plataformas para lo que llama ‘lugambo’ (chisme en lugwere). En una declaración citada por The Daily Monitor, Musveni explicó su posición:

I am not going to propose a tax on internet use for educational, research or reference purposes… these must remain free. However, lugambo on social media (opinions, prejudices, insults, friendly chats) and advertisements by Google and I do not know who else must pay tax because we need resources to cope with the consequences of their lugambo…

No voy a proponer un impuesto al uso de internet con fines educativos, investigación o referencia… eso debe seguir siendo gratis. Sin embargo, el lugambo en medios sociales (opiniones, prejuicios, insultos, conversaciones amigables), anuncios de Google y no sé quién más debe pagar impuestos porque necesitamos recursos para lidiar con las consecuencias de su lugambo…

El presidente acusó al Ministerio de Finanzas y la Autoridad Tributaria de Uganda de no trabajar lo suficiente para identificar nuevas fuentes de impuestos, y se lamentó de que el Gobierno actualmente no tiene ingresos tributarios.

La atención del Gobierno a las aplicaciones “desmesuradas” plantea un antiguo problema que muchos Gobiernos han tenido con aplicaciones de comunicación basadas en el IP (Protocolo de Internet), como WhatsApp, que son gratuitas y para cualquiera que tenga acceso a internet. Los actores gubernamentales (en Uganda y en otros países) han expresado preocupación sobre pérdidas de ingreso para los operadores nacionales de telecomunicaciones que alguna vez fueron principales proveedores (y beneficiarios de los costos) de estos servicios.

Museveni asegura a los ciudadanos que este impuesto no afectará a quienes usen internet con fines educativos, y sostiene que solamente afectará a quienes pasan su tiempo enfrascados en chismes ociosos.

En un artículo de opinión para The Daily Monitor, Daniel Bill Opio llamó “retrógrado” al impuesto a los medios sociales:

Social media being a widely used platform for communication, and most importantly as means to access of information, imposing of taxes thereon will be an impediment to the enjoyment of various rights.

Los medios sociales son una plataforma muy usada para comunicaciones y, más importante, como medio de acceso a la información. Gravarlos sería un impedimento al goce de varios derechos.

Los funcionarios no han ofrecido información sobre cómo (o quién) se juzgarán los medios sociales por su calidad. Si los chismes o rumores toman un tono político, ¿podría llevar a la imposición o censura indirecta de la crítica política?

Los cibernautas también han expresado dudas sobre la motivación económica detrás de la propuesta. Norbert Mao, presidente del Partido Democrático, escribió en su página de Facebook:

At a time when other countries are cutting the costs of internet, President Museveni wants to increase its cost. We actually need to aspire to making internet free.

En un momento en que otros países están reduciendo los costos de internet, el presidente Museveni quiere aumentar el costo. Debemos aspirar a hacer que internet sea gratis.

Algunos se preguntan si estos impuestos beneficiarán de verdad a los ugandeses o si se usarán en beneficio personal de Museveni, como se ha afirmado antes:

Uganda quiere beneficiarse de lo que no invirtió. ¿Los propietarios de medios sociales lo dan gratuitamente y ustedes quieren gravarlo?
¡¡¿Es una oportunidad para aumentar los ingresos, evitar la transparencia o simple AVARICIA?!!

El hecho de que los medios sociales quedaran bloqueados dos veces el día de las elecciones en Uganda el 18 de febrero de 2016, y durante el juramento del presidente en mayo de 2016 desalienta a Kizza Ebron, poeta y abogado de derechos humanos:

La propuesta de gravar los medios sociales tiene un antecedente preocupante.

El Gobierno de Uganda ya ha bloqueado medios sociales dos veces antes.

Eron compara los medios sociales con una autopista pública:

Los medios sociales son una autopista. El impuesto propuesto para uso de medios sociales es un bloqueo militar de carreteras.

No nos hagan recordar estos días…

Kyambadde Ronald, defensor de salud y justicia social, tuiteó:

El Gobierno de Uganda debería entender que los ciudadanos no son minas de oro, que explotarán vehementemente. ¿Cómo pueden justificar la actual historia de nuevos impuestos a medios sociales, bancos, etc? Ya hemos tenido suficiente de sus injusticias. Justicia social.

Las Estadísticas Mundiales de Internet informan que Uganda actualmente tiene unos 19 millones de suscriptores de internet, y el  43 % de la población está en línea. La medida de gravar a los usuarios de medios sociales podría aumentar la brecha digital si la barrera de costos se amplía.

Esta es solamente una de las formas en que los espacios para la participación cívica se reduce en Uganda. Un informe de enero de 2018 de Unwanted Witness, ONG ugandesa, pintó una sombría imagen de la libre expresión en línea en Uganda:

2017 registered the highest number of Ugandans ever arrested for their online expression and these arrests are clearly targeted crackdown on free flow of information and speech on the Internet.

En 2017 se registró el mayor número de ugandeses arrestados por su expresión en línea, y esos arrestos son claros ataques al libre flujos de información y expresión en internet.

En marzo de 2018, la Comisión de Comunicaciones de Uganda emitió una directiva a todos los creadores de contenido en línea para que registren sus sitios web, y crearon otra barrea más a la libre expresión en línea. La directiva dice:

All online data communication service providers, including online publishers, online news platforms, online radio and television operators are therefore, advised to apply and obtain authorisation from the Commission with immediate effect.

A todos los proveedores de servicios de comunicación de datos en línea, incluidos editores en línea, plataformas de noticia en línea y operadores de radio y televisión en línea, deben solicitar y obtener autorización de la Comisión con efecto inmediato.

Por ahora, no está claro cómo se implementará o vigilará el “impuesto al chisme”, o cuándo estará vigente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.