¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿El plan de Singapur para combatir “falsedades deliberadas en línea” reprimirá la libre expresión?

Captura de pantalla del video de YouTube de la comisión parlamentaria sobre “Falsedades deliberadas en línea”. Algunos grupos de la sociedad civil cuestionaron por qué los testigos fueron sometidos a intensos interrogatorios durante las audienciias como si estuviera acusados de hacer algo malo.

En enero de 2018, el Parlamento de Singapur creó una comisión para abordar el problema de las “falsedades deliberadas en línea”, o desinformación en internet.

El mandato de la comisión es examinar “causas, consecuencias y contramedidas” relacionadas con la difusión de desinformación. en una medida inusual para Singapur, la comisión solicitó las opiniones del público y llevó a cabo audiencias públicas para analizar diversos lados del asunto.

Junto con propuestas enviadas, la comisión recibió y escuchó las presentaciones de 65 personas y organizaciones en el curso de 50 horas de audiencias públicas. Las declaraciones escritas representaban las opiniones de diversos grupos que incluyeron medios de comnunicación, empresas de tecnología como Twitter, Facebook y Google, académicos, expertos, grupos religiosos, organizaciones de la sociedad civil y hasta oficinas extranjeras como la embajada rusa.

Charles Chong, vicepresidente del Parlamento, resumió el trabajo de la comisión después de las audiencias públicas concluyeron el 29 de marzo:

We heard how there is no one silver bullet and how we need a suite of different measures to address this complex problem, including public education, media literacy, fact checking, quality journalism, technology and legislation.

We heard evidence about how current laws had limits of scope, speed and adaptability and why we need new legislative levers…Some witnesses were opposed to any legislation at all, even if today’s laws were inadequate in countering the harms posed by deliberate online falsehoods.

Hemos oído que no hay remedio y que necesitamos un grupo de medidas diferentes para abordar este complejo problema, como educación pública, alfabetización digital, verificación de datos, periodismo de calidad, tecnología y legislación.

Escuchamos evidencia sobre cómo las leyes actuales tienen límites de alcance, velocidad y adaptabilidad, y por qué necesitamos nuevas palancas legislativas… Algunos testigos se oponían a cualquier legislación, aunque las leyes de ahora fueran inadecuadas para contrarrestar los perjuicios planteados por las falsedades en línea deliberadas.

El resumen de Chong tocó el punto clave de la disputa, pero no reconoció directamente el trato de la comisión de miembros de la sociedad civil que se oponen a crear nueva legislación.

“Reprenden” y “acosan” a miembros de la sociedad civil en las audiencias

Aunque se escucharon muchas voces, miembros de la sociedad civil que se oposieron a la nueva legislación informaron que fueron “reprendidos, acosados, amenazados y mal representados” en las audiencias.

En contraste con el resumen oficial, el artista Alfian Sa'at brindó esta observación:

What I see are some activists and academics trying to give their views in good faith. But rather than being listened to like citizens representing the spectrum of political views in Singapore society, they are instead treated with sneering hostility, as if they were not witnesses giving evidence but the accused.

It seems as if the effect is to intimidate those with contrary views from making submissions to the government in the future. How can this ever be good for Singapore?

Lo que veo son algunos activistas y académicos que tratan de dar sus opiniones con buena fe. Pero en vez de escucharlos como ciudadanos que representan el espectro de opiniones poíiticas en la sociedad de Singapur, los tratan con desdeñosa hostilidad, como si no fueran testigos ofreciendo evidencia sino los acusados.

Parece que el efecto fuera intimidar a quienes tienen opiniones contrarias para que no hagan propuestas al Gobierno en el futuro. ¿Cómo puede ser esto bueno para Singapur?

Algunos participantes usaron las audiencias como una oportunidad para debilitar directamente el trabajo de la sociedad civil y la academia.

La Red Acción Comunitaria de Singapur informó que el historiador doctor Thum Ping Tjin fue interrogado durante seis horas “por su trabajo y experiencia en la historia de Singapur y sobre si había evidencia de una conspiración de un Frente Unido Comunista en las décadas de 1950 y 1960″. Aunque el historiador presentó recomendaciones de cómo reducir la desinformación en línea, la comisión no le preguntó ni le permitió abordarlas.

El grupo también describió el interrogatorio de la comisión de la escritora Kirsten Han, que también colabora con Global Voices.

Kirsten Han was questioned over an article she had written for an online news publication. It was suggested that she had presented a misleading picture within the article. It was not clear how this was relevant to the Select Committee’s Terms of Reference. The exchange ended with Committee member Edwin Tong issuing a veiled threat that Ms Han had “not yet” been sued or jailed.

Kirsten Han fue interrogada por un artículo que había escrito para una publicación de noticias en línea. Sugirieron que había presentado una imagen engañosa en el artículo. No está claro qué relevancia tenía esto para los términos de referencia del comité de seleccion. El intercambio terminó con Edwin Tong, miembro de la comisión, que emitió una amenaza velada de que a la señora Han “todavía” no la habían demandado ni encarcelado.

Algunas presentaciones en las audiencias tuvieron un cariz similar. Un texto presentado por el foro de políticas del Partido Acción Popular (afiliado con el partido gobernante, que está en el poder desde la década de 1960) se centró principalmente en refutar el informe de Human Rights Watch de diciembre de 2017 sobre la disminución de la libre expresión en Singapur. Sostuvo que el informe se basa en falsedades deliberadas en línea.

¿Debido proceso, educación pública… o un “consejo de verificación de datos”?

Aunque algunos sostienen que el marco legal de Singapur ya está suficientemente equipado para abordar los aspectos legales del problema, otros (muchos legisladores) sostienen que se necesita la nueva legislación o medidas regulatorias.

Los editores de Channel News Asia, medio de comunicación tradicional, propusieron que Singapur estableciera un “consejo de verificación de datos”:

It will be useful to establish a “fact checking” council, committee or body made up of diverse representatives to assess and thereafter designate ‘deliberate online falsehoods’ as specifically defined. This council should be independent, transparent and be able to react to emergent ‘deliberate online falsehoods’ quickly.

It should include Singaporean representatives from academia, NGOs, civil society, including from the legal community, and other social groups that are representative of Singapore society. Its mandate must include identifying ‘deliberate online falsehoods’ and thereafter recommending appropriate remedial actions.

Sería útil establecer un consejo de “verificación de datos” consejo, comité o entidad compuesto por diversos representantes para evaluar y luego designar ‘falsedades deliberadas en línea’ como específicamente definidas. Este consejo debe ser indepenente, transparente y debe poder reacciones rápidamente a ‘falsedades deliberadas en línea’ emergentes.

Debería incluir representantes singapurenses del sector académico, ONG, sociedad civil, de la comunidad legal y otros grupos sociales que representan a la sociedad de Singapur. Su mandato debe incluir la identificación de ‘falsedades deliberadas en línea’ y recomendar soluciones adecuadas.

Singapore Press Holdings, principal empresa de medios del país, sostuvo que es necesario periodismo de calidad para combatir las “noticias falsas”:

The best antidote to “fake news”, or deliberate online falsehoods, is quality journalism – journalism that is accurate, objective, purposeful, credible and reliable.

El mejor antídoto para las “noticias falsas”, o falsedades deliberadas en línea es el periodismo de calidad, un periodismo que sea correcto, objetivo, con determinación, creíble y confiable.

La empresa sugirió que si el Parlamento fuera a redactar la legislación al respecto, la nueva ley debería centrarse en la “esfera no regulada de contenido en línea” y distribudores de medios sociales:

Legislation that restricts the investigative and reporting power of the media would hit the wrong target, as newsrooms already have rigorous and effective mechanisms to check and counter falsehoods. It might also inadvertently curb the media’s ability to fulfill its critical role in informing society, or to remain credible in the eyes of its readers.

La legislación que restringe el poder de investigar e informar de los medios le daría al objetivo equivocado, pues las salas de redacción ya tienen mecanismos rigurosos y efectivos para revisar y contrarrestar falsedades. También puede inadvertidamente contener la capacidad de los medios para cumplir su rol fundamental en informar a la sociedad, para seguir creíble a los ojos de sus lectores.

Otra protección contra legislación muy amplia sería la intervención del Poder Judicial al tratar la desinformación. La Asociación de Mujeres por la Acción y la Investigación mecionó este asunto en sus comentarios:

To prevent the measure from being overbroad, it is important that such restrictions must always be dependent on a judicial finding of that harm materializing. The involvement of the judiciary is a vital check and balance for this purpose.

Para evitar que la medida sea muy genérica es importante que esas restricciones siempre dependan de un hallazgo judicial que materialice ese perjuicio. La intervención del Poder Judicial es un contrapeso fundamental para este propósito.

Una recomendación popular fue la promoción de la educación pública como una contramedida a la desinformación. El Consejo Nacional de Iglesias de Singapur explicó su posición:

…the most important way to counter fake news is public education. Helping the public to acquire media literacy and learn how to spot fake news can counter their harmful effects in ways that legislation alone is unable to do…Such education should also be provided in schools and universities to enable young people to be more judicious in their consumption of media.

…la manera más importante para contrarrestar las noticias falsas es la educación pública. Ayudar al público a adquirir alfabetización digital y aprender cómo detectar las noticias falsas puede contrarrestar sus efectos dañinos en maneras que la legislación no puede hacer por su cuenta… También debería brindarse una educación así en colegios y universidades para pemitir que los jóvenes sean más juicisos en su consumo de los medios.

Junto con varios organizaciones de la sociedad civil, el sitio web de noticias independiente The Online Citizen afirmó que Singapur tiene leyes adecuadas para lidiar con ‘falsedades deliberadas en línea’. También hizo referencia a regulaciones de medios vigentes, y sostuvo que ya representan una amenaza significativa para la democracia:

…the biggest threat to the stability and growth of the democratic process in Singapore is the government’s control of the media and information.

…la mayor amenaza a la estabilidad y crecimiento del proceso democrático en Singapur es el control gubernamental de los medios y la información.

En cambio, instó al Gobierno a practicar una mayor transparencia.

To combat falsehoods online or spread through social networks, legislation is not the way forward but a few steps back. The best way is to allow citizens to gain access to more sources of information and for them to develop a questioning and critical mindset on what is true or false, whether the information is from official or independent sources.

Para combatir las falsedades en línea o difundida por redes sociales, la legislación no es la mejor manera de avanzar sino un retroceso. La mejor manera es permitir a los ciudadanos tener acceso a más fuentes de información y que desarrollen cuestionamientos y una mentalidad crítica de lo que es verdadero o falso, si la información es de fuentes oficiales o independientes.

Kirsten Han enfatizó su oposición a medidas que codificarían una práctica centralizada de censura y solicitudes de (a empresas privadas de medios sociales):

I am opposed to measures that would give a sole body the power and authority to decide what content can or cannot be accessed by the population. It is my view that such censorship — enacted, for example, via executive takedown orders that would compel a social network to remove content — would curb freedom of expression and have a chilling effect on public discourse in Singapore.

Me opongo a medidas que darian a un solo ente el poder y la autoridad de decidir a qué contenido puede o no acceder la población. Es mi opinión que esa censura —aplicada, por ejmplo, con órdenes ejecutivas de retiro que obligarían a una red social a retirar contenido— frenaría la libertad de expresión y tendría un efecto adverso en el discurso público en Singapur.

El Parlamento retomará sus deliberaciones sobre este asunto en mayo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.