¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Gobierno ruso titubea en su intento de bloquear Telegram, mientras activistas digitales se burlan de la censura

El 1 de mayo, el sitio web de la agencia de control ambiental de Rusia fue atacado por activistas anónimos, que reemplazaron la página principal por una imagen que se burla de los esfuerzos de otra agencia gubernamental rusa por prohibir Telegram.

La llamada “Resistencia Digital” de Rusia ha atacado la lista negra de internet del país, una lista cada vez mayor de sitios web censurados por el Gobierno ruso.

Desde el 16 de abril, Roskomnadzor, la agencia de regulación de medios de Rusia, está intentando, aunque sin demasiado éxito, bloquear Telegram, popular servicio de mensajería. Desde entonces, la lista negra, es decir el registro de sitios bloqueados, aumentó y se redujo varias veces.

Los daños colaterales de este accionar han sido enormes. Cuando la agencia decidió apuntar a los servicios de nube usados por Telegram y varios productos más, bloqueó millones de direcciones IP y servicios de internet no relacionados. Algunos afirman que esto podría costarle hasta mil millones de dólares a empresas rusas. Roskomnadzor comenzó a eliminar direcciones de la lista negra el 8 de mayo, lo que parece ser una admisión tácita de derrota.

Desde finales de abril, programadores independientes crearon un programa de seguimiento en vivo que muestra cuántas direcciones están bloqueadas en este momento en Rusia.

Durante la mañana del 5 de mayo, el programa registró un extraño fenómeno: la cantidad total de direcciones IP bloqueadas fluctuó continuamente entre exactamente 47 000 y 55 000. Algunos valientes observadores notaron que la repetición del patrón en realidad era código Morse, que deletreaba “Digital Resistance” [Resistencia Digital].

DIGITAL RESISTANCE en código Morse // Captura de pantalla por roem.ru.

Cuando Roskomnadzor empezó a bloquear Telegram en abril, Pavel Durov, el fundador de Telegram, llamó “Resistencia Digital” a la respuesta: varios activistas que rápidamente encontraron formas de evadir la censura .

La resistencia también se popularizó rápidamente fuera de internet, con protestas callejeras de miles de personas ante este burdo intento de censura.

Esta última manifestación no es un ataque informático ni un cambio radical del registro de la Roskomnadzor, sino una sencilla manipulación. Los expertos en tecnología afirman que alguien tomó los dominios que ya estaban en el registro y simplemente les agregó o sacó direcciones IP. Si bien esto no bloquea ni desbloquea más direcciones, sí altera la lectura del seguimiento en tiempo real. El resultado es el mensaje “Resistencia Digital” en código Morse, cuando se observa el programa de seguimiento en tiempo real.

Si bien al principio se sospechó que podría tratarse de un sabotaje interno por parte de miembros de Roskomnadzor, el bromista apareció el 6 de mayo y se identificó como Leonid Evdokimov. Dijo a wikinews.ru que no pretendía incitar a la rebelión, sino que fue solo una broma inocente.

El mensaje completo en el programa del seguimiento es “DIGITALRESISTANCE543210VOISTINUPOPOV”. POPOV es Alexander Popov, ingeniero considerado el inventor de la radio en Rusia, en la ex Unión Soviética y en algunos países de Europa Oriental. El mensaje completo debía aparecer el 7 de mayo, cuando se celebra el “Día de la Radio” en Rusia.

Esta no es la primera vez que se usan trucos similares para perjudicar a las agencias del Gobierno ruso. Como informó Roem.ru, en 2012, cuando un proveedor de servicio móvil bloqueó un sitio web, el propietario del sitio web cambió las configuraciones de DNS para incluir el sitio web del Ministerio de Justicia ruso, y así lo bloqueó a su vez.

Más recientemente, los sitios web del Rosprirodnadzor, el Servicio Federal de Supervisión del Uso de Recursos Naturales de Rusia, fueron atacados para que mostraran mensajes a favor de Telegram. Otros sitios web gubernamentales tienen vulnerabilidades que podrían explotarse para repetir estas bromas.

Al parecer, Roskomnadzor está improvisando sus protocolos de bloqueo, y sus oponentes explotan con habilidad las debilidades que esto causa. Está claro que la “Resistencia Digital” seguirá siendo una molestia para el Gobierno ruso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.