¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Macedonios bromean sobre seria disputa por el nombre con Grecia

“Golpe, golpe…” – caricatura de Darko Markovikj que ilustra su postura sobre los golpes de pecho de los nacionalistas macedonios, publicada por Ciudadanos para una Macedonia Europea en 2011. Usada con autorización.

Aunque la mayoría de ciudadanos de la República de Macedonia considera la disputa del nombre con Grecia como un asunto serio, algunos lo enfrentan con humor y sátira.

Desde hace tiempo, los griegos han acusado a la República de Macedonia de confundir la nomenclatura con la vecina región griega de Macedonia y el antiguo reino griego de Macedonia.

La disputa por el nombre se complica más por el bloqueo griego a la entrada de la República de Macedonia a la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a menos que cambie su nombre para diferenciarse de sus regiones administrativas del norte. Esto ha llevado a un grado de xenofobia en ambos países. La mayoría de ciudadanos de la República de Macedonia considera el bloqueo como un chantaje humillante, mientras muchos ciudadanos griegos creen que sus vecinos del norte tienen deseos de conquista.

Nacionalistas de ambos países han avivado los sentimientos de humillación y frustración, lo que exacerba el problema mientras gana puntos políticos para el ‘patriotismo’ en el proceso. En efecto, la continuación de la disputa por el nombre solamente ha beneficiado a la estrategia de Rusia para impedir la consolidación de la Unión Europea y la OTAN en los Balcanes.

El único punto de consenso sobre la disputa del nombre entre Macedonia y Grecia es que no es cosa de risa. En los últimos 25 años, la presencia de contenido satírico o humorístico al respecto ha sido insignificante en comparación con comentarios desalentadores y discurso de odio. Adrede o no, la sátira ha sido malinterpretada como discurso de odio.

Destacados humoristas macedonios hablan de nombres a través de la sátira

El caricaturista Darko Markovikj (también se escribe Marković, 1940-2016), trabajó con importantes medios independientes macedonios hasta que apropiados o clausurados por el gobierno nacionalista de VMRO-DPMNE (entre 2006 y 2017), encabezado por el líder, Nikola Gruevski.

Con el apodo DarMar (‘desorden’ o ‘caos’ en jerga), Markovikj usó caricaturas, historietas y animaciones para comentar los acontecimientos diarios y novedades políticas. Durante su larga carrera, apoyó posiciones liberales y a favor de la democracia, que a menudo se enfrentaban con el socialismo predominante (antes de la independencia) y el nacionalismo (después de la independencia).

En 2009, cuando Gruevski incluyó asuntos de identidad étnica y lenguaje macedonios en las negociaciones por la disputa del nombre, DarMar fue profético al vincularlo con deseos de poder:

“Estoy a favor de la OTAN… Yo estoy a favor de la Unión Europea…¡pero me niego a renunciar a mi identidad!”. Caricatura de Darko Markovikj, publicada por Ciudadanos por una Macedonia Europea. Usada con autorización.

Prolongar la disputa por el nombre ha tenido grandes consecuencias negativas en la estabilidad internacional y ha afectado directamente el sustento de los ciudadanos macedonios. El embargo económico griego (1994-95) y la exclusión del país de la Unión Europea han limitado severamente las oportunidades para el desarrollo económico.

DarMar contrastó esto con la retórica nacionalista que pone en duda si las personas contemporáneas de etnia nacedonia tienen el deercho a reclamar descender de los macedonios antiguos, o ‘solamente’ de eslavos del sur, que llegaron a la región hace 1,600 años, pero aún son considerados nacionalistas griegos “reclén llegados”:

“Ya no soy antiguo macedonio. Tampoco soy eslavos macedonio“. “¿Qué eres ahora?” – “Ahora soy un trabjador macedonio despedido“. Caricatura de Darko Markovikj, publicada por Ciudadanos por Macedonia Europea. Usada con autorización.

Recientemente, el destacado programa de televisión satírico “Noticia de ayer” (“Fcerasni novosti” en macedonio) trató con humor la disputa del nombre con secuencias al estilo de Monty Python.

Una secuencia se refiere al río Vardar, que recorre Skopie, la capital de la República de Macedonia, y luego se desvía al sur hacia Grecia, donde se le conoce como Axios, y desemboca en el mar Egeo. Los dos comediantes bromean que las botellas de plástico que flotan en el río no son basura sino ‘mensajes en la botella’ como ‘parte de la presión eco geopolítica impuesta al vecino del sur’.  Y siguen:

Seeing that Facebook statuses won’t help us protect our name, citizens decided to put a different type of pressure on Greece. They started sending messages in bottles down the Vardar, which flows down to the abovementioned southern neighbor.

Viendo que los estados de Facebook no nos ayudan a proteger nuestro nombre, los ciudadanos decidieron usar una presión diferente a Grecia. Empezaron a enviar mensajes en botellas por el Vardar, que fluye hacia el mencionado vecino del sur.

Aco: A flock of plastic bottles…. Jetza, what’s shall I say, a flock or a herd?
Jelena: I don’t have a clue. Just read what’s written. … and don’t call me Jetza.
Aco: Thousands of bottles have been seen floating down the Vardar River, drawn there by the not-so-heavy rain. Malicious environmentalists may call this genocide to Vardar’s flora and fauna and a reflection of our own barbarism. But it is not what it seems.
Although these bottles look like trash thrown out by many uncaring litterers, or by a single uncaring litterer, they are part of the eco-geo-political pressure put on our southern neighbor. Seeing that Facebook statuses won’t help us protect our name, citizens decided to put a different type of pressure on Greece. They started sending messages in bottles down the Vardar, which flows down to the abovementioned southern neighbor.
You can remain calm. Our name, identity and language are secure as long as there are enough concerned citizens like this one.

Aco: Una bandada de botellas de plástico… Jetza, ¿qué debo decir: bandada o ganado?
Jelena: No tengo idea. Solamente lee lo que dice… y no me llames Jetza.
Aco: Se ham visto miles de botellas flotando por el río Vardar, atraídas por una lluvia no tan fuerte. Ambientalistas maliciosos pueden calificarlo de genocidio a la flora y fauna del Vardar y un reflejo de nuestro barbarismo. Pero no es lo que parece.
Aunque estas botellas parecen basura arrojada por muchos descuidados, o por una sola persona descuidada, son parte de la presión ecogeopolítica impuesta a nuestro vecino del sur. Viendo que los estados de Facebook no nos ayudan a proteger nuestro nombre, los ciudadanos decidieron usar una presión diferente a Grecia. Empezaron a enviar mensajes en botellas por el Vardar, que fluye hacia el mencionado vecino del sur.
Pueden estar tranquilos. Nuestro nombre, identidad e idioma están seguros en tanto haya suficientes ciudadanos preocupados como este.

Los políticos discuten por nombres, los ciudadanos toman vacaciones griegas

Mientras la disputa por el nombre sigue, muchos ciudadanos comunes y corrientes de la República de Macedonia disfrutan de dirigirse a Grecia como primer destino de viaje cerca del mar con muchas opciones de presupuesto y de lujo.

Se considera una señal de condición social hacer un viaje de compras de un día, lo que da a los ciudadanos la oportunidad dde comprar marcas que no están disponibles en su país mientras disfrutan de un ‘café al lado del mar’ en Tesalónica, a pocas horas en auto de Skopie.

Hacia fines de mayo, mientras los macedonios esperaban un fin de semana de cuatro días desde el jueves 24 de mayo por dos importantes festivos nacionales, los partidos de oposición se negaron a aceptar la más reciente propuesta para resolver la disputa por parte de los primeros ministros macedonio y griego. Un usuario de Twitter bromeó sobre las ‘consecuencias’ para los viajeros de los festivos:

En señal de protesta, los macedonios ocuparán Grecia.
El ataque empieza el jueves, y tendrá como resultado el bloqueo a todos los cruces de frontera. La operación durará hasta el lunes. El costo de la acción será de varios millones de euros.
La asociación de comerciantes griegos y propietarios de hoteles afirmaron que no tienen miedo. “¡Vengan!”, gritaron.

El primer día del fin de semana largo llevó a más de 10,000 ciudadanos macedonios que hicieron filas en autos hacia Grecia, ki que causó importantes demoras en los cruces de frontera.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.