¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Soldado no olvidado: Soldado afgano se vuelve viral después de ejecución del Talibán

Imagen del oficial Mohammad Musa, ampliamente difundida en medios sociales.

De las decenas de soldados afganos que han muerto a lo largo de una de las insurgencias más mortales del mundo moderno, muy pocos se han vuelto leyenda en medios sociales.

Sin embargo, Mohammad Musa, oficial de policía afgano de 47 años que fue capturado por el Talibán mientras defendía Farah, su ciudad natal al oeste de Afganistán, es una excepción a la regla.

Musa estuvo en la primera línea de las Fuerzas Afganas de Seguridad Nacional (ANSF) cuando su ciudad natal fue sitiada por el Talibán a inicios de mayo.

La deserción es común en los servicios de seguridad, donde los oficiales ganan sueldos miserables a pesar de los riesgos increíblemente altos del trabajo. Musa no cedió su terreno y se negó a dejar su ciudad a merced de los insurgentes.

El Talibán publicó filmación de su captura, y su familia supo luego que había sido ejecutado.

Pero si el grupo pensaba que el video tendría un efecto desmoralizador, se equivocó. El final de Musa, con una mirada desafiante a la cámara mientras lo empujan a un vehículo del Talibán fue un éxito instantáneo entre los usuarios del Facebook del país, que lo han comparado con el Che Guevara.

Un usuario de Facebook escribió:

آخرین نگاه آزاد مردان گمنام!
محمد موسی فرزند تاج محمد ساکن ولسوالي اناردره ولایت فراه که بعد از اسارت به مدت ۵ ساعت، شکنجه طالبان را به خاطر مردم خود برجان می خرد و سرانجام هم جان خود را فدای سرزمین و مردم ستمدیده اش می نماید.

به راستی، نگاه او تاریخ را می شکافد و بعد از سال ها از قلب آسیا کسی، “چه گوارا” را به چلنج می کشد: “آخرین نگاه آزادمردان گمنام این گونه باید باشد”. یادت زنده و نگاهت فراموش نشدنی است: “موسی دیار ما”!

مردم ات اشتباه نگیرد که “موسی” آن ها به خاطر فرعونیان زمانه، “نام و نگاه” خود را جاودانه نکرده است، بل او برای وطن و مردم خود تاریخ آفریده است.

¡La última mirada del hombre libre! Mohammad Musa, hijo de Taj Mohammad, que era del distrito de Anar Darra, en la provincia de Farah, sufrió torturas por cinco horas en cautiverio antes de sacrificar su vida por su oprimido pueblo y su tierra… Un hombre como el Che Guevara, pero desde el corazón de Asia. Tu memoria vive.

Cuando Global Voices contactó por teléfono con el hijo de Mohammad Musa, Dawood, de 22 años, dijo que Musa había sido agente de policía por nueve años.

Tras la muerte de Musa, la familia se mudó de Farah a la provincia de Herat, donde hay más trabajo. Dawood es ahora quien sustenta a la familia, se encarga de otras nueve personas y paga la renta de la nueva casa.

“Acá no tenemos nada”, dijo durante la breve conversación .

Grafitis y una campaña de financiación colectiva

La imagen de Mohammed Musa ya está por todos lados en Facebook, y muchos usuarios afganos la han adoptado como foto de su perfil. Pero hacia finales de mayo, obtuvo un nuevo tributo.

Su imagen fue pintada en un muro en Kabul, la capital afgana. La cadena privada TOLO TV dedicó un informe (desde 11.00 en este video) al nuevo mural en su resumen noticioso vespertino el 24 de mayo.

Captura de pantalla de la transmisión de la edición nocturna de TOLO News el 24 de mayo de 2018.

Dawood también dijo a Global Voices que la familia había recibido cerca de US$3,000 después de que los usuarios de medios sociales afganos iniciaron una campaña de colaboración colectiva. La mayoría de soldados y oficiales de policía de Afganistán no ganan más de US$140 al mes.

En Facebook, la usuaria Aziza Karimi explicó la importancia de su donación a la campaña en un país donde el Gobierno casi no tiene dinero para compensar a las familias de los soldados muertos.

بهترین و موثرترین نوعِ قدردانی از سربازان و هم‌دردی با بازماندگان آنان، حمایت‌های مالی از خانواده‌های آنان است.
ابراز احساسات چند روزه‌ی مجازی ما هیچ دردی از آنها را درمان نمی‌تواند. خانواده سربازان را تنها نگذاریم.

La mejor y más efectiva manera de mostrar apreciación por los sacrificios de los soldados es el apoyo financiero. Las expresiones de emoción en medios sociales no pueden curar el dolor por sí solas. No se debe olvidar a las familias que quedan atrás.

El Talibán se niega a las conversaciones

El señor Musa era uno de los 25 miembros del personal de seguridad que perdieron la vida en el reciente ataque a la provincia de Farah, realizado por el Talibán. El grupo invadió brevemente la capital provincial el 15 de mayo, pero la defensa de ANSF y la fuerza aérea estadounidense hizo retroceder a los militantes de vuelta al campo circundante.

Insurgentes talibanes se entregan a las autoridades afganas en 2010. Foto de ISAF, CC 2.0.

Cientos de soldados y oficiales de policía han muerto en todo el país en mayo. A fines de abril, el Talibán anunció que no tenía interes en las ofertas de conversaciones con el Gobierno. Desde entonces, ha intensificado su tradicional “ofensiva de primavera”.

En el ataque más cruento en mayo murieron 70 soldados afganos en una batalla con fuerzas del Talibán, en la provincia de Zabul, al norte del país. En el noreste, en la provincia de Baghlan, 44 soldados murieron cuando el grupo capturó una instalación gubernamental.

La insurgencia genera más violencia cada vez, los soldados caídos son reducidos a números, sus historias individuales se pierden en un público que vive en constante condición de dolor. Aunque es poco consuelo para su familia, Mohammed Musa de Farah ha evitado ese destino.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.