¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Uganda, el secuestro y asesinato provocan miedo

Captura de pantalla de una historia de YouTube de la NTV Uganda sobre el secuestro y asesinato de Susan Magara.

En febrero de 2018, se encontró el cuerpo de Susan Magara en un camino de tierra, 21 días después de que fuera secuestrada por pandillas criminales camino a su casa en Kampala, informó la prensa de Uganda.

El secuestro de Susan, de 28 años, y su posterior muerte llamaron la atención de la prensa de Uganda y consiguieron promesas de funcionarios del Gobierno de que se investigaría su caso, se llevaría a los criminales ante la justicia y se protegería a los ugandeses de secuestradores en el futuro

Sin embargo, casi tres meses después, Brinah Nalule, de 22 años, otra joven y estudiante universitaria en Kampala fue secuestrada, asesinada. Los delincuentes, que presuntamente fingieron ser taxistas, arrojaron su cuerpo en el bosque.

Las dos trágicas historias de secuestro han ocurrido en Kampala, en un periodo de tres meses, pero tienen detalles preocupantes similares que han espantado a la nación durante los últimos tres meses.

No es raro que los secuestradores pidan dinero de rescate. Pero en ambos casos, se les pidió a las familias de las víctimas una cantidad de dinero de rescate enorme que lamentablemente no podían pagar para rescatar a sus seres queridos.

A la familia de Susan se le pidió un rescate de un millónde dólares. La familia solamente pudo juntar cerca de $189.000 y entregarlo a los secuestradores después de que estos cortaran dos dedos de Susan y se los enviaran a su familia.

A los padres de Brinah se les pidió $3.000 por el rescate, que sus padres no pudieron pagar. Incluso después de que los secuestradores mataron a Brinah, continuaron pidiéndole a la familia que los reembolaran por los costos que tuvieron durante el secuestro y asesinato de su hija.

Los secuestros comenzaron a dispararse en Uganda, país con una alarmante brecha entre ricos y pobres.

Al menos 25 personas han sido secuestradas desde febrero de 2018, en comparación con casi 48 secuestros denunciados entre 2015 y enero de 2018, de acuerdo a los informes policiales.

¡La tasa en la que están aumentando los casos de secuestro en Uganda es muy preocupante!

La respuesta del Gobierno asusta a los ciudadanos

El aumento brusco en secuestros y muertes ha dado pie a que el Gobierno de Uganda ordene a todas las compañías de telecomunicaciones registrar todas las tarjetas SIM nuevas y vincular los datos al Centro Nacional de Datos Biométricos operado por NIRA Uganda, con el argumento de que muchos delincuentes cuentan con tarjetas SIM no registradas para comunicarse.

Cartel en medios sociales de MTN Uganda con la prohibición de vender tarjetas SIM. Foto en la página de Facebook de MTN Uganda.

El Gobierno además pidió a las compañías de telecomunicaciones que dejaran de vender tarjetas de recarga raspables para permitir investigaciones sin problemas para tales casos.

La Asociación de Protección del Consumidor de Uganda, mientras hablaba con la prensa, manifestó que dejar de vender tarjetas SIM y tarjetas raspables no reducirá la tasa de crimen.

This is far beyond airtime vending because accessing airtime is currently very easy in Uganda, therefore UCC needs to use other measures to solves its failures

Esto va más allá de las máquinas de recarga porque ahora es muy fácil obtener una recarga en Uganda, por lo tanto la Asociación de Protección del Consumidor de Uganda necesita tomar otras medidas para resolver sus fallas

Con la prohibición de las tarjetas raspables ahora los consumidores deben usar recargas digitales de Mobile Money donde los consumidores pueden comprar recargar de su cuenta móvil, y de Easy Load, donde pueden ir a un quiosco de venta de recarga y el encargado recarga su teléfono de manera digital.

Muchas veces la polícia ha revelado grabaciones de llamadas telefónicas al público para identificar las voces, pero esto no ha tenido resultados positivos.

Sin embargo, todos estos esfuerzos no han detenido a los secuestradores que ahora cuentan con los teléfonos de las víctimas, lo que hace su rastreo aun más difícil para la policía.

La difunta Brinah Nalule que fue secuestrada en un parque de taxis. Social Media Photo.

Bernard Tabaire, experimentado periodista e instructor, piensa que se requerirá mucho esfuerzo para que los sistemas entren en vigencia.

The incoherence, made worse by corruption and greed, will get more Ugandans (and non-Ugandans as is turning out with the recent deaths of Finnish and Swedish nationals in their hotel rooms in top Kampala hotels) paying the highest price.The kavuyo in security circles (where even the President says criminals have infiltrated the police force) is providing fertile ground for kidnaps, contract killings and high-end robberies. And what appear isolated incidents may over time morph into a national nightmare, back to the future style.

La incoherencia, que empeora por la corrupción y codicia, hará que más ugandenses (y no ugandenses, como se ve con las muertes recientes de ciudadanos finlandeses y suecos en sus habitaciones de hoteles de Kampala) paguen el precio mayor. El “kavuyo” en los círculos de seguridad (donde incluso el presidente dice que criminales se han infiltrado en las fuerzas policiales) está dando tierra fértil para los secuestros, asesinatos por encargo y grandes robos. Y lo que parecen incidentes aislados pueden convertirse con el tiempo en una pesadilla nacional, estilo regreso al futuro.

Algunos piensan que el hecho de que los funcionarios de seguridad usen autos normales y que los oficiales de policía usen ropa de civil para atrapar a una persona que comete un crimen podría exacerbar la situación. En Twitter, la usuaria Amanya Timothy, dijo:

El uso continuo del “secuestro” como modo de arresto en Uganda es parcialmente culpable del aumento de secuestros y asesinatos en la perla de África

El ex candidato presidencial y líder de la oposición, doctor Kizza Besigye, dijo que los secuestros no pararán en tanto no se cambie a la dirigeencia del país. Tuiteó una historia de The Nile Post acerca de oficiales de policía que secuestraron a un hombre y pidieron un rescate a la esposa.

La delincuencia violenta y desenfrenada, secuestros y la inseguridad general en Uganda está relacionada íntimamente con las instituciones de seguridad. Por esto es que las cosas solo pueden empeorar hasta que cambie todo el sistema.

NTV Uganda publicó una historia en la que habló con expertos en seguridad y la policía para entender qué es lo que inspira los secuestros y asesinatos en Uganda.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.