¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Argentina cuenta las horas para la media sanción al proyecto de legalización del aborto

“Pañuelazo verde” en el Congreso. Imagen pública de Facebook de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Este miércoles (13 de junio), la Cámara de Diputados del Congreso argentino resolverá si da o no la media sanción al proyecto de ley de despenalización del aborto, cuyo debate se habilitó en marzo de este año, en un hecho que marcaría un hito en el largo camino recorrido por los defensores de este derecho en la Argentina.

Durante dos meses, la Cámara de Diputados escuchó los distintos argumentos a favor y en contra de la despenalización del aborto. El periodo de debates incluyó algunas modificaciones al proyecto de ley con el fin de lograr el voto de varios diputados indecisos. Las modificaciones más relevantes son la posibilidad de objeción de conciencia por parte del profesional (aunque la institución esté obligada a contar con médicos que sí acepten hacer este tipo de prácticas) y el consentimiento de los padres o representantes legales en el caso de menores de 16 años.

Mientras tanto, otro debate tiene lugar en las redes sociales y en las calles: Todos los martes desde abril, varias organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil convocados por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se concentraron frente al Congreso, con un pañuelo verde como símbolo de la lucha y el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Por otra parte, también se realizaron marchas en contra de la despenalización lideradas por distintas organizaciones religiosas y grupos antiabortistas bajo el lema “Salvemos las dos vidas”.

El miércoles 13 se convoca a una vigilia frente al Congreso de la Nación en espera del resultado del debate y la votación de la media sanción de la Cámara de Diputados. Varias encuestas confirman la tendencia general de la sociedad en favor de la despenalización del aborto. Incluso el conocido periodista Eduardo Feinmann, ferviente opositor del aborto legal, hizo una encuesta rápida entre sus seguidores de Twitter y no quedó muy contento con el resultado:

Por el momento, y a 48 horas de la definición de Diputados, el conteo de intención de voto muestra una leve inclinación en contra de la despenalización. Todavía hay muchos votos sin definir, ya sea por indecisión o para evitar presiones o amenazas al hacer públicas sus posturas.

La última jornada de debates contó con una contundente presentación del Ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, en apoyo a la despenalización del aborto:

Llevamos 35 años de democracia. El aborto es un tema que ha estado escondido bajo la alfombra. […] La evidencia es muy sólida respecto a que la despenalización reduce la mortalidad materna y el número de abortos totales. De alguna manera tenemos que actuar.

De obtener la media sanción de la Cámara de Diputados este miércoles, el proyecto pasaría a debatirse en la Cámara de Senadores de la Nación, donde la cantidad de votos en contra, por ahora, es bastante mayor. No obstante, esta tendencia podría variar en concordancia con el resultado de Diputados, donde los indecisos tienen un rol clave.

“Soy un pañuelo verde más mirando al Congreso”

Tampoco se puede ignorar la fuerza de la opinión pública, que no solo refleja su tendencia en las encuestas sino también en diversos testimonios y en las redes sociales, donde los mensajes se vuelven más intensos a medida que se acerca la fecha de la votación.

En uno de los tantos testimonios que se han compartido, una mujer explica en detalle los obstáculos legales y burocráticos que enfrentó ante la necesidad de un aborto terapéutico. Sin hacer públicos los nombres de los practicantes, describe la negativa de algunos a ayudarla y la intención de otro de cobrar una suma exhorbitante por realizar la práctica. Sobre el debate en el Congreso y lo vivido, reflexiona:

Mi cabeza y mi cuerpo no habían logrado resetearse y seguían aún con la angustia grabada de aquél momento en el que en vez de recibir la ayuda y contención médica e institucional que necesitaba, me encontré saltando al vacío sin red. Cuando dormía tenía pesadillas con el Dr. N y el Dr. B. […] No puedo dejar de pensar en el médico B. Sobre todo después de verlo en el Congreso argumentando a favor de la vida.

Y concluye:

Siento que nos estamos jugando mucho en estos días. Algunas amigas me dan valor, como si me dieran la mano, como aquélla vez […] Soy sólo un pañuelo verde más mirando al Congreso y pidiéndole que vote la legalización del aborto.

En Twitter, los ciudadanos también expresan con fuerza sus opiniones y distintas miradas a favor de la despenalización:

 

De sancionarse finalmente la ley, Argentina sería el segundo país de América Latina en seguir esta tendencia mundial hacia el aborto legal, seguro y gratuito. El primero fue Uruguay, que lo despenalizó en 2012 y cuya mortalidad materna pasó a ser la segunda más baja de Latinoamérica.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.