¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Precio del combustible alcanza un máximo en cuatro años en India, y público indignado pide reducción fiscal

Imagen de paulbr75 a través de Pixabay. Creative Commons. Utilizada con autorización.

Los ciudadanos indios quedaron nuevamante sorpendidos el 4 de junio de 2018 al llegar a la gasolinera y ver que el precio del combustible había subido. En algunos estados, el precio de la gasolina alcanzó las 85 rupias indias por litro (1,27 USD), y el precio del diesel llegó a 74 rupias por litro (1,10 USD), esto es 10 rupias más que de costumbre. Desde febrero de 2018, los precios del combustible han aumentado constantemente. Los ciudadanos han tenido que esforzarse para cubrir sus gastos diarios y la situación ha provocado olas de indignación en las redes sociales.

De los 10 países que consumen más petróleo, India es el cuarto país con el precio del petróleo más alto. India importa el 80% del petróleo que necesita para abastecer sus necesidades y ocupa el tercer lugar entre los países importadores de crudo. Por eso, el mercado petrolero nacional se encuentra a merced de los fuertes precios mundiales del petróleo crudo. En las zonas metropolitanas,  el precio de la gasolina se situaba en promedio en unas 75 ruipias por litro (1,12 USD) y el precio del diesel en 65 rupias por litro (0,97 USD). Sin embargo, los precios han aumentado día tras día durante los últimos meses.

Durante la segunda mitad del mes de mayo de 2018, los ciudadanos fueron testigos de un repunte no solo en el precio de los combustibles, sino también en el precio del gas de petróleo licuado (GPL) que se suele distribuir en cilindros. El precio del cilindro no subvencionado de GPL ascendió a 48 rupias (0,72 USD) mientras que el precio del cilindro subvencionado se sitúa en 2,34 rupias (0,035 USD).

En abril de 2018, autoridades del Ministerio del Petróleo se reunieron con el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para tratar el aumento de los precios del petróleo:

El ministro Dharmendra Pradhan se reunió con el secretario general de la OPEP, señor Mohammad Sanusi Barkindo. Abordaron el problema de los recortes en la producción por parte de la OPEP que han generado una volatilidad muy alta y un aumento en los precios. También discutieron sobre los efectos que esto provoca en un país sensible a los precios como India.

Los ministros del petróleo consideran que la OPEP ha impuesto a los compradores asiáticos una prima a la exportación, hecho que la OPEP niega. India depende de los países miembros de la OPEP para poder importar el 86% del crudo que necesita, el 75% del gas natural y el 95% de GPL. India asegura que, además de provocar un aumento en los precios, esta prima genera un aumento en el precio del transporte público, las frutas y verduras, las tasas escolares y los gastos de mensajería entre otros.

Aumento del precio del petróleo: ¿culpa de la prima de la OPEP o de los elevados impuestos?

No se puede culpar únicamente a la OPEP del aumento de los precios del petróleo. Los productos derivados del petróleo son una fuente principal de ingresos fiscales para el Gobierno central y los gobiernos estatales. Los impuestos sobre los productos derivados del petróleo se cobran en dos niveles. Por un lado, el Gobierno recauda un impuesto especial y, por otro lado, todos los estados aplican el IVA (Impuesto sobre Valor Añadido) al petróleo que se vende. El impuesto especial es un impuesto indirecto, mientras que el IVA depende del valor del bien o servicio en cada fase de la producción o distribución.

El precio del combustible incluye el IVA estatal, el impuesto especial del Gobierno, más el precio y la comisión del distribuidor. Según Firstpost, el gobierno central en India cobra 19,5 rupias (0,30 USD) con el impuesto especial sobre la gasolina y 15,3 rupias (0,23 USD) sobre el diesel. Si el Gobierno central decidiese deducir solamente una rupia del impuesto especial, las ganancias se reducirían unas 10.725 millones de rupias (159 mil millones USD). Actualmente, los impuestos que gravan el precio del distribudor suelen equivaler al propio precio, por lo tanto es imposible sacar beneficios.

En julio de 2017, cuando se introdujo el Impuesto sobre Bienes y Servicios (GST), el IVA se quedó casi obsoleto y los ciudadanos sugirieron que el GST incluyera los productos derivados del petróleo. Sin embargo, el petróleo genera muchos ingresos. Así como el Gobierno central obtiene gran cantidad de dinero gracias al impuesto especial sobre el petróleo, los gobiernos estatales lo obtienen gracias al IVA. Esto hace que sea muy difícil que los gobiernos estatales acepten integrar el IVA sobre el petróleo en el GST.

El estado de Kerala, por ejemplo, redujo una rupia el precio del combustible. Según el ministro de Finanzas del estado, Thomas Isaac, se espera que las pérdidas asciendan a 500,000 millones de rupias (más de 2 millones USD). El ministro de Finanzas del Gobierno central, Arun Jaitley, aceptó incluir el IVA en el GST si consigue el consenso de todos los estados.

De la indignación a la acción.

Además de la indignación pública presente en las redes sociales desde febrero de 2018, los partidos de la oposición han lanzado la campaña “morchas en Twitter” (del hindi “manifestación” o “protesta”). También denuncian la situación en varios canales de noticias y organizan manifestaciones en varias ciudades. Según la página web de la Corporación India del Petróleo, el Gobierno central anunció una reducción de 60 paisa (100 paisa = una rupia) del precio del petróleo en respuesta a las campañas de la oposición.

Sin embargo, debido a un fallo del sistema, la disminución real fue solamente de un paisa. Esto provocó una indignación aún mayor en las redes sociales y llevó al Gobierno a reducir el precio del petróleo otras 7 paisas. Tras cuatro jornadas consecutivas de disminución de los precios, el Gobierno finalmente decidió bajar los precios 9 paisas. Al 4 de junio de 2018, el precio de la gasolina bajó 15 paisas y el del diesel 14.

En Twitter, el usuario MumbaiCongress pidió una reducción fiscal para los combustibles:

La última manifestación en Twitter tuvo un éxito sin precedentes en lo que se refiere a las comisiones bancarias.
Hoy luchamos contra el aumento del precio del combustible. El gobierno actual y sus políticas impiden que la nación prospere y no vamos a permitirlo. Usa la etiqueta #CutFuelTaxes [recorten impuestos al combustible]. Etiqueta al primer ministro, Narendra Modi, y al jefe de ministros, Devendra Fadnavis.

Otro usuario de Twitter predijo:

“Lo siento, maestro, no puedo prometer que el huevo no le caiga en la cara en 2019.
Impuestos centrales y estatales
.
———
Aumento del precio del combustible.
¡El pájaro del petróleo está de vuelta dispuesto a quedarse!

La celebridad india Farhan Akhtar utilizó las redes sociales para burlarse y poner en evidencia los elevados impuestos sobre los combustibles:

Felices 84 rupias por litro para ti y los tuyos.
Creo que el costo real es 31 rupias, basándome en la información que he podido consultar en línea (corríjanme si me equivoco, siempre estoy dispuesto a aprender). El resto son los impuestos del Gobierno central y de los gobiernos estatales, tasas y comisiones. Sólo para que sepan que es posible bajar el precio.

Akash Banerjee también bromeó:

¡Últimas noticias!
A medida que aumenta la frustración por el aumento del precio del combustible, las peleas estallan en las gasolineras. 😱😱😱😱

Otros publicaron sátiras y caricaturas:

Beber y conducir ya no será un problema. Después de todo, ¿quién puede permitirse el consumo de alcohol y gasolina el mismo día?

The fuel burden! @mail_today cartoon #FuelPriceHike#Onepaisapic.twitter.com/R5HyvxbBO3

— Satish Acharya (@satishacharya) June 2, 2018

Por tu bien, estoy listo para llevar todas las cargas.
——–
¡La carga del petróleo! Caricatura de Mail Today.

No es la primera vez que India experimenta un aumentp en el precio de los combustibles. En 2013 y 2014, los precios aumentaron y en muchas ciudades el precio de la gasolina llegó a 80 rupias por litro (1,20 USD). El Gobierno, bajo la dirección del primer ministro, Narendra Modi, aprobó para ese año fiscal un aumento del impuesto especial para incrementar los ingresos y reforzar la rupia india. La decisión no fue apoyada por quienes culpaban a Modi y al gobierno central por la subida del precio de los combustibles.

Se acercan las elecciones de 2019, y los partidos políticos se han puesto en marcha para utilizar los asuntos de actualidad a su favor. Desde 2014, el partido político Cogreso Nacional Indio se ha opuesto al aumento de precios de los combustibles, y actualmente se encarga de organizar a los agricultores para llevar a cabo protestas antes de las elecciones.

Por su parte, el partido gobernante, Bharatiya Janata Party (BJP) sigue trabajando sobre el asunto. Según un informe, el BJP planea pedir a la empresa estatal Compañía del Petróleo y del Gas Natural (ONGC) que otorgue un subsidio para los combuistibles. Esta ayuda se traduciría en una reducción de los precios y al mismo tiempo ayudaría a reducir la posible brecha de ingresos que surgiría en el caso de reducir el impuesto especial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.