¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trotando por la plaza de Tiananmén: ¿Qué pasa cuando Facebook se encuentra con el régimen de censura de China?

Mark Zuckerberg trota por la plaza Tiananmén en marzo de 2016. Foto vía Facebook.

En marzo de 2016, el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, viajó a China.

Cuando estuvo en Pekín, Zuckerberg salió a trotar. Como si fuera un turista común y corriente, en actualizaciones a sus amigos en Silicon Valley, escribió en su página de Facebook:

It's great to be back in Beijing! I kicked off my visit with a run through Tiananmen Square, past the Forbidden City and over to the Temple of Heaven.

¡Qué bien estar de vuelta en Pekín! He iniciado mi visita con un recorrido por la plaza de Tiananmén, pasé por la Ciudad Prohibida y hasta el Templo del Cielo

Esto fue notable en varios niveles. Facebook ha estado casi continuamente inaccesible en China desde 2009, como algunos seguidores de Zuckerberg señalaron rápidamente –en la práctica, ¿cómo pudo publicar esa actualización? Otros destacaron la llamativa nube de niebla que se veía en el fondo.

Pero varios cibernautas aprovecharon los detalles de este aparentemente inofensivo acto de trotar por Pekín. Hicieron ver que la plaza Tiananmén no es cualquier plaza pública. En el campo de comentarios al lado de la publicación, hubo una discusión entre los usuarios –mayormente en chino– sobre lo que ocurrió exactamente hace 29 años en la plaza Tiananmén el 4 de juio de 1989.

Un usuario escribió que hace 29 años, 6,400 estudiantes que protestaban pacíficamente fueron abatidos a tiros por la policía. Otro replicó que solamente dispararon a los estudianets que atacaron a la policía. Los usuarios ofreceieron cálculos muy diferentes de cuántos estudiantes murieron ese día.

Muchos usuarios destacaron la contaminación y los derechos humanos después de que Mark Zuckerberg publicó su recorrido a triote por la plaza Tiananmén en marzo de 2016. Foto vía Facebook.

No soprende que los seguidores de Zuckerberg tengan ideas tan variadas sobre lo que realmente ocurrió. Después de todo, esta historia ha desaparecido sistemáticamente de los registros públicos en China, en línea y fuera de línea.

Las 1989 protestas y la posterior masacre en la plaza de Tiananmén representan el tema más delicado y fuertemente censurado en internet en China –conversaciones como esta casi no pueden darse en plataformas de medios chinos como WeChat y Weibo, si es que se dan.

El Gobierno chino prohíbe todas las formas de discusión en línea y fuera de línea sobre las protestas de Tiananmén. Exige que las empresas y plataformas de internet censuren sitios web, historias y textos académicos relacionados con las protestas, junto con todas las publicaciones en línea que mencionen “plaza de Tiananmén”, “4 de junio” y “Hu Yaobang” (político cuya muerte desencadenó las protestas). Ya antes se han prohibido imágenes de velas que simbolizan una vigilia.

Facebook no es desconcido para el régimen. A pesar de estar bloqueado en China continental desde 2009, la red social con 2,200 millones de usuarios de usuarios es accesible y popular en Taiwán y Hong Kong, región administrativa especial de China que tiene sistema de gobierno semiautónomo, pero que finalmente cae dentro del ámbito de Pekín.

En 2017, pocos antes de cumplirse 28 años de la masacre de la plaza Tiananmén, un usuario de Hong Kong creó un marco de foto del perfil en conmemoración a las víctimas. La función de marco de foto de Facebook permite a los usuarios cambiar la foto de su perfil para apoyar una causa. El marco en cuestión, que aparece debajo, lleva mensajes que piden justicia para los manifestantes de Tiananmén y el término al “gobierno dictatorial” en China.

Fung Ka Keung (derecha) y el marco de imagen del peril de 4 de junio. Foto: Fung Ka Keung/HK Alliance, vía Facebook.

Fung Ka-keung, jefe ejecutivo del sindicato de maestros profesionales de Hong Kong, fue el autor del marco y recibió una notificación en el término de 24 horas donde le comunicaban que rechazaban su diseño. Facebook dijo el marco “denigra, amenaza o ataca a una persona en particular, entidad legal, nacionalidad o grupo”.

Fue una respuesta sorprendente para una plataforma de medios sociales que alguna vez recibió elogios por su efecto catalizador en movimientos sociales contra Gobiernos autoritarios en países que van desde Egipoto a Ucrania y Venezuela.

Los usuarios de Facebook en Hong Kong protestaron contra el retiro del marco y expresaron su preocupación de que el sitio afectaba su libertad de expresión, en lo que sospechan es un intento de apaciguar al Gobierno central chino y tal vez aumentar las oportunidades de Facebook de reentrar al lucrativo mercado chino.

Después de que el incidente apareció en las noticias, el popular medio social pidió disculpas públicas y aprobó el marco, En una breve declaración, Facebook calificó el rechazo de “error”.

Pero ¿la empresa realmente retiró el marco por error? Es imposible saberlo. ¿Fue la decisión de una máquina? ¿De un moderador humano que pensó que la palabra “reivindicar” era razón suficiente para rechazar el marco?

¿O fue — como sospecharon los hongkoneses– una acción más calculada, con la intención de ser serviles a Pekín?

A comienzos de junio, otro mensaje que promovía solidaridad con los manifestantes de Tiananmén fue censurado en Facebook. El mensaje invitaba a los seguidores a unirse a una actividad en Hong Kong llamada “La voz de discrepancia”, en vísperas de cumplirse 29 años de la masacre. Mensajes automáticos de Facebook identificaron el mensaje como spam. Puede haber sido una designación técnica, por una dirección de correo electrónico que apareció en el mensaje, pero hubo sospechas entre los hongkoneses de que algo no estaba bien.

“Hemos retirado esta publicación porque parece spam y no sigue las reglas de la comunidad”. Captura de pantalla del mensaje de Voz de discrepancia. con respuesta de Facebook.

En su forma actual, Facebook no ofrece a los usuarios manera de preguntar sobre las acciones de la empresa ni da una respuesta concreta o específica. Cuando se retira contenido de la plataforma, no hay proceso de apelación donde los usuarios puedan esperar una explicación de por qué se retiró ese contenido.

Entonces, los usuarios quedan preguntándose si las razones son puramente técnicas o no. Para algunos, es muy fácil imaginar que, cuando se trata de China, hay una mayor agenda política en riesgo.

Entre las revelaciones de Cambridge Analytica, las audiencias del Congreso de Estados Unidos y la recién implementada Regulación General de Protección de Datos de la Unión Europea, hay una fuerte posibilidad de que la capacidad de Facebook de rentabilizar los datos de los usuarios pronto enfrentará nuevas limitaciones. Esto significa que Facebook deberá encontrar nuevas maneras de ganar dinero y aumentar su negocio. Entrar al mercado chino –si el Gobierno chino da su bendición– sería una manera infalible de asegurar el futuro de la empresa.

Y cuando pensamos en Mark Zuckerberg trotando alegremente en el mismo espacio público donde murieron miles de estudiantes a manos del mismo Gobierno que Zuckerberg busca apaciguar, es difícil imaginar que esto, como el rechazo del marco conmemorativo, sea solamente un error.

Desde hace algunos años, Zuckerberg ha sido demasiado poderoso y ha tenido demasiados recursos a su alcance como para no saber cómo el público global interpreta sus acciones. No puede alegar ignorancia en este punto del juego, ni puede darse ese lujo.

Estos y muchos otros gestos de buena voluntad hacia el Gobierno chino envían claras señales de deferencia al Estado y al Partido Comunista Chino y claras señales de indiferencia a defensores de derechos humanos, prisioneros políticos y víctimas de abusos de derechos humanos.

Como lo dijo Cao Yuzhou, activista de derechos humanos:

The floor you stepped on has been covered by blood from students who fought for democracy. But, enjoy your running in China, Mark.

El suelo que pisaste estuvo cubierto de sangre de estudiantes que lucharon por la democracia. Pero, corre y disfruta en China, Mark.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.