¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Principales sitios web independientes se extinguen mientras se acerca plazo para “impuesto a los blogueros” en Tanzania

Maxence Melo, fundador del Jamii Forum. Foto vía Facebook, utilizada con permiso.

Junto a muchos blogs independientes y redes sociales, Jamii Forum, el sitio de noticias y comentarios de usuario más popular de Tanzania, cerró ante el inminente “impuesto a los blogueros” en este país.

A partir del 15 de junio de 2018, los blogueros tanzanos deben registrarse y pagar más de 900 dólares estadounidenses al año para publicar en línea. Si los blogs u otro tipo de contenido en línea, como los canales de YouTube, operan a partir del 15 de junio sin licencia, pueden recibir una sanción “superior a cinco millones de chelines tanzanos1 (unos 2.500 dólares) o ser condenados a “más de un año de prisión (o ambos)”.

Pese a que las tasas de registro y las multas posteriores son excesivas, muchos blogueros dicen que no les preocupa solo el dinero, sino también la complejidad y ambigüedad de las nuevas regulaciones.

Desde que la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones en Tanzana emitió la orden el 16 de marzo de 2018, blogueros y organizaciones tanzanas de la sociedad civil han respondido activamente a la nueva normativa de diversas maneras.

Una coalición del Centro Legal y de Derechos Humanos y otras organizaciones de la sociedad civil, como Defensores de Derechos Humanos de Tanzania, el Consejo de Medios de Tanzania, Jamii Media, Asociación De Mujeres de Medios de Tanzania y el Foro de Editores de Tanzania, presentaron una solicitud el 4 de mayo en el Tribunal Superior de Mtwara. El magistrado pidió a las partes que presentaran de nuevo la solicitud por razones técnicas, en un periodo en el que lograron medidas cautelares hasta el 28 de mayo. Sin embargo, se desestimó finalmente pues el juez sostuvo que “las organizaciones no lograron demostrar cómo se verían afectadas por la nueva normativa”.

Los blogueros tanzanos han protestado creativamente contra la nueva normativa, y comentado al respecto en línea. Aikande Kwayu, quien ha escrito especialmente sobre la política tanzana y las elecciones de 2015, y también reseñas de libros y microrrelatos, cerró su sitio web el 1 de mayo como acto de protesta.

Mtega, blog sobre tecnología y desarrollo de Ben Taylor, que vive en Reino Unido, invitó a los blogueros tanzanos a escribir como invitados en su blog. Chambi Chachagge entregó la propiedad de su blog Udadisi (“curiosidad” en suajili) el 27 de abril a Takura Zhangazha, que vive en Zimbabue. Y Elsie Eyakuze suspendió su blog The Mikocheni Report, y se tomó un descanso para convertirse en “refugiada digital”:

Blogueros tanzanos han protestado activamente contra las nuevas regulaciones para blogueros – pero de diferentes maneras, ¡¿verdad?! Aikande Kwayu, consultora política y exbloguera, ¿ahora blogues en el blog de Ben Taylor? Udadisi, ¿cambiaste de dueño? Elsie Eyakuze, ¿cerraste tu blog? ¿Es correcto? ¿Otros?
————–
Sí, me tomo un descanso, y como refugiada digital dependeré de la bondad de otros hasta que pueda contestar la pregunta de Qué Sigue.

El 11 de junio, el muy popular Jammi Forum (apodado “Reddit Tanzano” y “Wikileaks en suajili”) decidió dejar de funcionar, lo que provocó fuertes reacciones en el panorama de las redes sociales en Tanzania.

En diciembre de 2016, la policía tanzana arrestó a Maxence Melo, cofundador y director de Jamii Forum, por negarse a divulgar información sobre los miembros, petición realizada bajo el amparo de la Ley de Delitos Informáticos.

El 12 de junio, Elsie Eyakuze escribió un tuit en referencia a cómo las redes sociales han conectado al pueblo en Tanzania, y sobre el significativo papel de Jamii Forum como plataforma para que los denunciantes filtraran documentos relacionados con la corrupción:

Por supuesto, lo seguí a él y a su blo. Un buen argumento es algo hermoso. Y hubo algún coqueteo con el blog Makamba de Taifa Letu que nunca se concretó. Pero lo logré. tuvo una cuenta en Jamii Forums. ¿Saben? La época está que arde.
————-
Quiero decir. La gente filtraba documentos por todos lados en el foro. Como antes de Mange Kimambi. Nunca imaginé que acabaría conociendo a Mike y a Max. Sonreían más entonces. ¡Éramos mucho más jóvenes! Después los conocí a todos. Elsie Eyakuze y Pernille Baerendtsen.

En una entrevista, Maxence Melo, fundador de Jammi Forum, contó a The Citizen: “Es obvio que nuestra plataforma era un objetivo cuando elaboraron esta norma”.

El pago anual de 900 dólares por la licencia es una cantidad considerable en un país donde casi un tercio de la población aún vive en extrema pobreza. Tal vez el requisito de registrar plataformas y obtener un certificado de liquidación de impuestos sea una barrera burocrática, pues la mayoría de blogueros son personas sin empresas registradas. A los propietarios de blog y de medios sociales se les pide primero tener una licencia y después, para complicar las cosas, deben adherirse a un conjunto bastante complejo de normas.

El 12 de junio, Aikande Kwayu dijo en un tuit:

Muy de acuerdo. El riesgo no está claro. Y obviamente las personas hacen evaluaciones riesgosas basándose en casos similares y situación individual. Nunca es mala idea tener cuidado en este contexto.
—————
También creo que el problema no es el pago, sino la posterior responsabilidad de la licencia (si se concede). No solo es una licencia de autocensura, sino el modo de convertirse en una herramienta del Estado para censurar a otros (contribuyentes) su derecho cívico a expresarse.

El 12 de abril, Ben Taylor explicó algunas de estas complejidades, y destacó que la normativa requiere que el propietario de un blog “pueda identificar a todo aquel que publica contenidos”, y que “coopere con las autoridades” en relación con estas disposiciones.

Captura de pantalla de las regulaciones del TCRA que detalla preguntas y definiciones relacionadas con la nueva ley publicada en Twitter.

Taylor sugiere que esto podría suponer “peticiones para revelar la identidad de quien publique en un sitio, que haría vulnerable a todo anónimo que publique comentarios en blogs, periódicos o foros pues su identidad estaría expuesta”.

En Tanzania, la tensión política se ha intensificado en los últimos años. Desde las elecciones presidenciales de 2015, la oposición en Tanzania se ha visto limitada por la prohibición de realizar mítines y la opresión a los medios independientes, sanciones, intimidaciones y castigo a ciudadanos por criticar al presidente John P. Magufuli, del partido Chama cha Mapinduzi (CCM, “Partido Revolucionario” en suajili).

La Ley de Delitos Informáticos del país, aprobada en 2015, ha ejercido un papel importante en oprimir a los disidentes. Solo en 2015 y 2016, arrestaron y juzgaron a 14 tanzanos al amparo de esta ley, por insultar al presidente en las redes sociales.

Tanzania no es el único país que controla el uso de ciudadanos de los medios en línea en los últimos meses. Uganda y Kenia han aprobado nuevas restricciones para la producción y regulación de contenidos en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.