¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Q'eswachaka, el último puente inca, sigue uniendo comunidades

Foto cortesía de Rutahsa Adventures www.rutahsa.com – publicada con autorización de Leonard G. en Wikipedia (CC BY-SA 1.0).

Durante el Imperio de los incas, conocido también como Tahuantinsuyo, los antiguos peruanos desarrollaron una amplia red de caminos y puentes que unían el vasto territorio del Imperio. De todos los puentes colgantes existentes en esa época, el único que subsiste hasta hoy es el Q’eswachaka o Queshuachaca (literalmente, “puente de cuerda” en quechua), suspendido sobre un paso estrecho del río Apurímac, en la provincia de Canas, región Cusco, al sur del país.

El Q'eswachaka está hecho de ichu, fibra vegetal que abunda en el altiplano andino. La tradición ha mantenido hasta el presente esta antigua tecnología junto con sus rituales y el sistema de trabajo comunitario por más de 500 años.

Todos los años, durante el mes de junio, el puente se reconstruye con materias primas y técnicas tradicionales que datan de la época incaica, en un trabajo conjunto de las comunidades campesinas de Huinchiri, Chaupibanda, Choccayhua y Ccollana Quehue en una celebración de ceremonias rituales:

[que] consideran que este trabajo en común no es solamente un medio para mantener en buen estado una vía de comunicación, sino que es también una forma de estrechar los lazos sociales que existen entre ellas. El puente se considera un símbolo sagrado del vínculo que une a las comunidades con la naturaleza y con su historia y tradiciones […].

La renovación de un puente y la revitalización de una tradición

El rito de la renovación dura dura tres días, cada uno con actividades bien definidas.

El primer día empieza con una ofrenda a favor del apu tutelar. El material principal se recolecta con anticipación. En la tarde de ese día, los hombres de las comunidades se dividen en dos grupos y se reúnen por encima de ambos lados del puente. Desde ahí, extienden las sogas de extremo a extremo, que el chakaruhac (ingeniero inca) trenza para armar la trenza mayor.

Al segundo día, se desamarran las sogas viejas de clavos de piedra, que volverán a amarrar las trenzas nuevas y una vez terminadas. Una vez trenzadas las sogas y amarrados los cables, se colocan las cuatro sogas gruesas que sirven de base y las dos barandas o pasamanos.

El último día se arman los pasamanos y la superficie del puente, que servirán para cruzar. El puente se inaugura al son de música y danzas típicas de la zona.

Un usuario publicó en Twitter un video que muestra cómo se teje el puente cada año:

En 2013, los conocimientos, técnicas y rituales vinculados a la renovación anual del puente Q’eswachaka fueron inscritos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

También en Instagram hay fotos de personas que cruzaron el puente:

#cuzco #Q’eswachaka en construcción.

Una publicación compartida de Kenneth Figuerola Duthurburu (@kenneth_figuerola) el

#cuzco #Q’eswachaka… ahora toca cruzar.

Una publicación compartida de Kenneth Figuerola Duthurburu (@kenneth_figuerola) el

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.