¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estrella de fútbol emergente es uno de millones de uigures enviados a campos de “reeducación” chinos

El jugador de fúbol Erfan Hezim se tomó un selfie con Lionel Messi semanas antes de que lo detuvieran en un centro de reeducación. Imagen a través de FifPro.

La Copa del Mundo Rusia 2018 está en pleno desarrollo, y todos los ojos están puestos en la competencia. Sin embargo, muchos desconocen qué —o quién— falta en el campo de juego.

La Federación Internacional de Asociaciones de Futbolistas Profesionales (FIFPro), organización internacional que representa a los jugadores de fútbol profesional, emitió un comunicado el 13 de junio de 2018 para solicitar la liberación de Erfan Hezim, jugador de 19 años de origen uigur que, supuestamente, está detenido en un “campo de reeducación política” en la provincia china de Sinkiang desde febrero de 2018.

Hezim fue detenido apenas regresó a su hogar de una gira futbolística por España y Dubái.

A pesar de su posición como estrella emergente del fútbol, la fama de Hezim no lo salvó de ser enviado a un campo de reeducación. De acuerdo a fuentes locales para radio Free Asia (Asia Libre), lo detuvieron por “visitar países extranjeros”, a pesar de que el motivo principal de su viaje tenía que ver con el fútbol, para entrenar y disputar encuentros.

Hezim se encuentra entre el millón de uigures que viven en Sinkiang y que fueron enviados a campos de reeducación para olvidar y corregir sus posturas religiosas y políticas.

No se conoce bien qué ocurre en los campos de Sinkiang, pero existen testimonios de exdetenidos que revelaron que en estos lugares (que operan a nivel de condado, pueblo y región) cuentan con alambres de púas, sistemas de seguridad y policía armada. Además, contaron que fueron enviados sin proceso judicial previo y, una vez allí, se los obligó a desechar sus creencias así como también a jurar lealtad al Partido Comunista de China (PCC).

Shawn Zhang, estudiante de derecho, utilizó imágenes satelitales para visualizar la magnitud de los campos, lo que arrojó algo de luces al problema.

Campo de reeducación en el condado de Shufu (Kashgar Konasheher), Sinkiang. Imagen de Shawn Zhang a través de Medium.

Existen también denuncias de que se forzó a los detenidos musulmanes a comer cerdo y beber alcohol para dar pruebas de que ya no eran “extremistas”.

Los uigures con conexiones en el exterior parecen encontrarse entre los blancos principales de estas detenciones políticas. En marzo de 2018, apenas un mes después de la detención de Hezim, Ablajan Awut Ayup, importante músico uigur que une a las audiencias uigur y chinas con sus canciones en ambos idiomas, también desapareció. Su fama, en este caso como icono cultural, tampoco sirvió de mucho.

Guligeina Tashimaimaiti, estudiante de doctorado uigur china de la Universidad Tecnológica de Malasia, está desaparecida desde enero de 2018. De acuerdo a la red Scholars at Risk (Académicos en Riesgo), Tashimaimaiti volvió a su ciudad natal de Gulja en diciembre de 2017 para buscar a sus padres desaparecidos. Su hermana, quien también estudia en Malasia, confirmó que Tashimaimaiti fue enviada a un campo de reeducación.

Los uigures que viven en el exterior solicitan la liberación de sus parientes a través de Twitter.

Halmurat Harri, un médico uigur finlandés que nació en la ciudad de Turfán, Sinkiang, pidió por la liberación de sus padres:

Mis padres siempre me enseñaron a amar. Se encuentran en los campos de reeducación de China. Espero que el bien le gane al mal, que todo este sufrimiento se termine. No busco venganza, sino justicia. El amor es lo que está bien, el odio es el mal. ¡Por favor, recen por nosotros!

@Uyghurspeaker, que sigue de cerca la detención de los uigures en Sinkiang, tradujo hace poco una publicación de un uigur-canadiense en la que cuenta la muerte de su madre en uno de estos campos:

El uigur canadiense Abdulaziz se enteró hoy que su madre Adalet (de Pichan) murió en un campo de concentración/prisión chino en marzo. No le entregaron el cuerpo a la familia (se cree que lo cremaron). Fue detenida en agosto de 2016 luego de un viaje a Turquía.

Algunos uigures en países de occidente han tomado cartas en el asunto, e instado a la comunidad internacional a dirigir su atención a estos campos de concentración chinos:

Unos 100 uigures se manifestaron frente al embajador de Estados Unidos 🇺🇸 en los Países Bajos para reclamar qie Estados Unidos 🇺🇸 obligue a China a cerrar los campos de concentración en los que se encuentran detenidos un millón de uigures.

Pekín ha evitado hacer declaraciones sobre los campos de reeducación al mundo exterior. Sin embargo, en el país, los medios de comunicación estatales y del partido informan que los campos forman parte de una batalla en contra del extremismo musulmán.

Durante el año nuevo lunar en febrero de 2018, Zhang Chunlin, subsecretario del partido de la región autónoma uigur de Sinkiang, tuvo un intercambio con un universitario del distrito de Yarkand. Cuando Zhang le preguntó al universitario sobre la detención de sus familiares en un campo de reeducación, el estudiante respondió:

这是党和政府治病救人的举措,是为了挽救我的家人免于处罚法律,我完全理解,也希望他们早日改正,做一个有益于社会的人

Se trata de una política de Gobierno y del partido para curar a los enfermos y salvar a mis familiares de ser castigados por la ley. Comprendo por completo la medida y espero que sean convertidos en personas que buenas para la sociedad.

Fuera del discurso oficial, casi no se encuentran comentarios o debates sobre este problema en las redes sociales chinas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.