¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Encarcelan a abogada iraní Nasrin Sotoudeh por delitos contra la seguridad nacional por representar a manifestantes contra el hijab

Nasrin Sotoudeh, conocida abogada de derechos humanos, está en prisión por defender a las manifestantes contra el hijab en Irán.

Esta es una versión editada de un artículo publicado en el sitio web del Centro para Derechos Humanos en Irán.

Las autoridades han acusado a Nasrin Sotoudeh, abogada de derechos humanos iraní, por dos delitos contra la seguridad nacional por su trabajo en representación de mujeres que enfrentan condenas de prisión en Irán por protestar pacíficamente contra la ley del hiyab obligatorio de la República Islámica.

Sotoudeh fue arrestada el 13 de junio en su casa sin más explicación que el anuncio de que la llevaban a la prisión de Evin en Teherán a cumplir una sentencia de cinco años que ella desconocía que le habían impuesto. Fue condenada sin que estuviera presente.

“Durante el interrogatorio, le comunicaron que las acusaciones en su contra eran ‘propaganda conta el Estado’ y ‘asamblea y colusión’ porque se coludió con la señora Shaparak [Shajarizadeh] en el tribunal en Kashan”, dijo Reza Khandan, esposo de Sotoudeh, al Centro para Derechos Humanos en Irán (CHRI).

“Lo más risible es decirle a un abogado que se reunió y coludió con su cliente”, agregó. “Reunirse con un cliente es una parte básica del trabajo de un abogado. Pero lo más interesante es que Shaparak fue arrestada en Kashan (unos 250 kilómetros al sur de Teherán) y Nasrin no pudo ir hasta allá, y por lo tanto, no hubo reunión en el tribunal de Kashan”.

Desde diciembre de 2017, han arrestado a varias mujeres iraníes, como Shajarizadeh, por protestar pacíficamente contra la ley de hiyab obligatorio de la Republica Islámica, para lo cual se sacan y ondean sus pañuelos en calles concurridas. Se les conoce en medios sociales como “Chicas de la calle Revolución”, y al menos tres mujeres han sido acusadas oficialmente por sus actos de desobediencia civil.

Según el artículo 638 del Código Penal de Irán, las “mujeres que aparezcan en lugares y vías públicas sin usar un hiyab islámico, serán sentenciadas a entre diez días y dos meses de prisión o a una multa”.

Agrega: “Quien cometa abierta un acto harām [inmoral] en lugares y vías públicas, además de la pena establecida por ese acto será sentenciados a dos meses de prisión o hasta 74 latigazos; y si cometiera un acto que no sea punible pero que infrinja la prudencia pública, solamente será sentenciado a prisión de diez días a dos meses o hasta 74 latigazos”.

El esposo de Sotoudeh continuó: “Si me preguntan qué piensan las autoridades, diré que quieren que Nasrin solamente se quede sentada en su casa, que evite casos como los de las Chicas de la calle Revolución, que deje de defender a activistas civiles y políticos y que no brinde entrevistas a los medios”.

“De verdad creo que están confundidos”, añadió. “La han detenido y ahora están inventado una acusación en su contra”.

Khandan dijo que Sotoudeh está evaluando unirse a las manifestantes contra el hiyab en Irán para protestar contra su propio arresto.

“Nasrin me dijo el día de visita hoy [17 de junio] que ha trabajado mucho en casos contra sus tres clientas —las Chicas de la calle Revolución— y cree que el hiyab obligatorio es inhumano y contra los derechos humanos, y si su detención continúa, ella también se sacará su pañuelo en prisión”, dijo.

Khandan también dijo a CHRI que Sotoudeh se ha negado a contratar un abogado defensor en protesta contra la reciente lista del Poder Judicial de 20 abogados investigados por el Estado autorizados exclusivamente a defender a detenidos por delitos con motivaciones políticas en Irán.

El 17 de junio, Khandan, los abogados defensores Arash Keykhosravi y Payam Derafshan, y también varios activistas de derechos civiles se reunieron en el exterior de la prisión Evin para protestar contra su arresto.

Keykhosravi y Derafshan representan a la familia de Kavous Seyed-Emami, académico y ambientalista iraní-canadiense que murió en circunstancias sospechosas en la prisión Evin en febrero de 2018.

Los agentes de seguridad golpearon a los manifestantes y detuvieron a nueve durante varias horas, dijo Khandan. Keykhosravi y Derafshan y otros dos manifestantes “recibieron muchas heridas”, agregó.

“Nos reunimos frente a Evin cerca de las 10 de la mañana de hoy [17 de junio], pero los agentes nos sacaron a empujones y la reunión se llevó a cabo bajo el puente cerca de Evin”, dijo Khandan. “En cuanto nuestros amigos empezaron a corear lemas y a alzar sus carteles. los agentes nos atacaron con puñetes y patadas y se llevaron arrestadas a nueve personas”.

“Estuvimos dentro de un vehículo una hora y luego nos trasladaron al tribunal, y al final nos dejar ir después de un par horas”, agregó. “Luego, fue inmediatamente a la prisión Evin a ver a Nasrin porque el horario de visita a los prisioneros era hoy”.

Tras su liberación, Derafshan dijo al sitio web de noticias reformistas Etemad Online que un funcionario judicial en Evin se disculpó por el maltrato.

“Luego del enfrentamiento inapropiado de las fuerzas de seguridad, el representante judicial en el tribunal de Evin se disculpó por sus errores y dijo que investigaría meticulosamente el incidente por el bien de la seguridad y un adecuado manejo de crisis”, dijo Derafshan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.