¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Simone Veil, la Inmortal: Conversación con Pascal Bresson sobre el legado de Veil en derechos humanos

Simone Veil en el Parlamento Europeo. 23 de junio de 1984 – CC BY-SA 3.0.

El 1 de julio de 2018, la leyenda de derechos humanos Simone Veil será llevada al mausoleo del prestigioso Panteón junto a su marido, Antoine Veil. Es una figura importantísima en la historia moderna de Francia que representa a la sociedad civil, superviviente del campo de concentración de Auschwitz y posteriormente fue líder de los derechos de la mujer y primera presidenta del Parlamento Europeo.

Poco antes de la ceremonia nacional de homenaje en el Panteón, Global Voices entrevistó a Pascal Bresson, novelista gráfico con más de 40 títulos a su nombre y que acaba de finalizar una novela gráfica basada en la vida de Simone Veil. A continuación, el texto de la conversación donde se explora la importancia del legado de Veil en el actual contexto político, y el último trabajo de Bresson.

Diseño de portada de la nueva novela gráfica Simone Veil, la Inmortal, de Pascal Bresson.

Global Voices (GV): Su trabajo, Simone Veil, L'immortelle [Simone Veil, la Inmortal en español. Nota del editor: Inmortal hace referencia al miembro de la Academia Francesa] lo publicará el 27 de junio de 2018 Editions Marabulles. ¿Puedes contarnos acerca del contexto de esta obra y de su inspiración para la novela?

Pascal Bresson (PB): With great pleasure. This is the very first graphic novel authorized by the Veil family. I have been working on this project for more than three years. After visiting the Panthéon in 2014, and I have to say that, since I was a child, I have always had an admiration for these great people who have done something good for our country, upon seeing all those tombs: Zola, Jean Jaurès, Victor Hugo, Marie Curie, Jean Moulin, Aimé Césaire, etcetera, I wondered who could be the next person inducted there!

Immediately, Simone Veil seemed obvious to me. A woman who was humanist, independent, and uncompromising in her convictions, with fighting spirit and moral conscience. A strong person, whose destiny was both tragic and exceptional. Beyond her image of rectitude and honesty, Simone Veil was, first and foremost, a woman who embodied her era and her struggle. Her personal story was intimately entwined with collective history: the war, the hell of the extermination camps, abortion law, the fight for women's rights, and commitment to the reunification of Europe. It has to be said that it's fascinating and intriguing.

Through these 176 pages, I unveil the mystery surrounding the exemplary journey by which she became an icon, a symbol for generations of women. Drawing upon her own testimonies, I retrace the itinerary of a smart and rebellious little girl, born in Nice on July 13, 1927, as Simone Jacob. I bring to light a behind-the-scenes view of her political battles, her wounds, and the suffering which tinged her life. Neither a hagiography nor a pamphlet, this book, intended for readers seven to 77 years old (and up) is by a passionate author who depicts, for the first time ever in a graphic novel, an essential figure of our times.

Pascal Bresson (PB): Será un placer. Esta es la primera novela gráfica autorizada por la familia Veil. He trabajado en esta obra durante más de tres años. Tras visitar el Panteón y sus tumbas en 2014 y, tengo que decirlo, desde que era niño, siempre he sentido admiración hacia estas magníficas personas que han hecho algo bueno por nuestro país: Zola, Jean Jaurès, Victor Hugo, Marie Curie, Jean Moulin, Aimé Césaire, etc. ¡Me pregunté quién sería el siguiente en estar llevada allí!

En seguida, Simone Veil fue la respuesta obvia. Una mujer humanista, independiente e inflexible en sus convicciones, con una consciencia de lucha espiritual y moral. Una persona fuerte, cuyo destino era tanto trágico como excepcional. Más allá de su imagen de rectitud y honradez, Simone Veil fue, ante todo, una mujer que representó su época y su lucha. Su historia personal se entrelazó íntimamente con la colectiva: la guerra, el infierno de los campos de exterminio, la ley del aborto, la lucha por los derechos de la mujer y el compromiso con la reunificación de Europa. Cabe decir también que resulta fascinante e intrigante.

A través de estas 176 páginas, descubro el misterio que rodea este viaje ejemplar con el que se convirtió en icono y símbolo de generaciones de mujeres. Inspirándome en sus propios testimonios, trazo el itinerario de una niña inteligente y rebelde, nacida en Niza el 13 de julio de 1927 como Simone Jacob. Saco al trasluz una visión entre bastidores de sus batallas políticas, sus heridas y el sufrimiento que marcó su vida. Ni la vida de una santa ni panfleto, este libro, destinado a lectores de entre 7 y 77 años (o más) es obra de un autor que describe, por primera vez en una novela gráfica, a un personaje fundamental de nuestra época.

GV: Simone Veil es en verdad un emblema de la historia francesa. No obstante, la mayor parte de tu trabajo sigue sin ser conocido entre el público general. Si tuvieras que resumirlo en unas pocas oraciones, ¿por qué Simone Veil está ahora en el Panteón? ¿Qué es lo que más te gustaría presentar de su historia?

PB: Her best-known book is definitely “A Life”. The general public is well-aware of her fight in 1974 for a woman's right to choose abortion, but on the other hand, throughout her life, she also was ceaselessly waging other battles. Like her success in having Algerian prisoners who had been subjected to abuse transferred to France, she obtained political asylum for thousands of members of the FLN [National Liberation Front of Algeria] who were interned in France. But the biggest fight that she led was against the National Front to end the battle for Europe, which is inseparable from our memory of the Second World War.

And now, Simone Veil will enter the Panthéon on Sunday, July 1, 2018. There she will rest in the company of her husband Antoine Veil, who died in 2013. This is the first time that any man will make entry to the Panthéon in the role of spouse. In that regard, I have a small anecdote on the subject! The first time that I met Simone Veil and her son Jean, I remember telling him that it's important for his mother to go to the Panthéon. And he burst out laughing, saying: ‘Oh, if someday mom goes to the Panthéon, my dad will have to follow her there’.

Simone Veil will be the fifth woman to be laid to rest in this symbolic location. This will be a beautiful way to show the immense gratitude of the French people. She deserves to enter this temple of the Republic. While remembering that, in 1974, her husband Antoine stepped aside, to let his wife become Minister of Health. It was he who had been destined to become a politician, not her. He sacrificed himself through his love for her. He didn't want to overshadow her. They were a symbiotic couple. And, at the least, they will rest together eternally and never be separated again.

PB: Su libro más conocido es sin duda Una vida. El público genera es consciente de su lucha en 1974 por el derecho de la mujer a optar por el aborto, aunque por otra parte, a lo largo de su vida, también libró sin cesar otras batallas. Al igual que su éxito en hacer que transfirieran a Francia a prisioneros argelinos víctimas de abusos, logró el asilo político para miles de miembros del FLN (Frente de Liberación Nacional de Argelia) recluidos en Francia. Pero la mayor lucha que libró fue contra el Frente Nacional para finalizar la batalla por Europa, inherente a nuestra memoria sobre la Segunda Guerra Mundial.

Y ahora, Simone Veil estará en el Panteón desde el domingo 1 de julio de 2018. Allí descansará junto a su marido, Antoine Veil, fallecido en 2013. Es la primera vez que llevan a alguien al Panteón en calidad de cónyuge. ¡A este respecto tengo una pequeña anécdota que contar! Cuando conocí a Simone Veil y a su hijo Jean, recuerdo haberle dicho que es importante que su madre fuera al Panteón. Y él estalló en risas: “Vaya, si algún día mi madre va al Panteón, mi padre tendrá que seguirla”.

Simone Veil será la quinta mujer cuyos restos descansan en este simbólico emplazamiento. Esta será una bonita manera de mostrar la inmensa gratitud del pueblo francés. Se merece entrar en este templo de la República. Mientras tanto, recordamos que en 1974 su marido Antonio se echó a un lado para dejar que su mujer se convirtiera en ministra de Salud. Fue él el que estaba destinado a la política, no ella. Se sacrificó por su amor hacia ella. No quiso eclipsarla. Fueron una pareja simbólica. Y al menos descansarán junto para siempre y nunca los volverán a separar.

El autor Pascal Bresson, utilizada con su autorización.

GV: Has escrito novelas gráficas durante 25 años, donde has abordado temas como el humanismo, la tolerancia, la segregación, el racismo, la injusticia o el deber de recordar la historia. Hoy en día el mundo sigue marcado por situaciones que parecen injustas o incluso crueles. ¿Cómo ves tu papel como autor en el mundo actual y qué situaciones injustas en particular te gustaría que se resolviesen en un futuro?

PB: In life, there are two feelings which I dislike most of all: injustice and mediocrity. Sometimes the two go together. The injustice is really repugnant to me. In recent years, I have specialized in areas such as humanism, justice, society, racism, or ecology. I became an author engaged with our times. And it's not coincidental that my favorite author is Victor Hugo.

The question of the role of a writer in society today is more pertinent now than ever. I'd like to be a mediator in society, not just a spectator, but in an active role to describe, critique, analyze everything good or bad which is happening in our society.

An author has the role of guardian and conveyor of memory. Some observations on life are recorded on paper, so that they will endure time. Writing has always had some therapeutic value for me. By writing, you can help yourself and help others. But writing is also a way of expressing states of mind, and the funny, aggravating, or frivolous aspects of life. Writing can also be an essential educational tool. I want to be the one who collects facts, shapes them, and puts them on paper, it's a kind of transmission. I'm an emissary.

We have to keep faith in humanity. When I see human cruelty, it's heart-wrenching but I have to keep going. I'm still convinced that the future for humanity will be women. ‘The future of man, is woman’, as Louis Aragon said. And like the famous poet, there are numerous other great men who have affirmed that without the support of the women in their lives, their professional rise would have been different. Our epoch is still struggling to think of the ideas of equality and difference conjointly. It's very important to reconnect with a unique French tradition of relations between men and women as peaceful and complementary.

PB: En la vida hay dos sentimientos que no me gustan: la injusticia y la mediocridad. En ocasiones van de la mano. Creo que la injustica es realmente repugnante. En los últimos años me he especializado en rubros como el humanismo, la justicia, la sociedad, el racismo o la ecología. Me he convertido en un autor comprometido con nuestra época. Y no es coincidencia de que mi autor favorito sea Victor Hugo.

La cuestión sobre el papel de un escritor en la sociedad actual es más adecuada que nunca. Me gustaría ser mediador en la sociedad, no solo espectador, aun con un rol activo para describir, criticar, analizar todo lo bueno y lo malo que sucede en nuestra sociedad.

Un autor tiene el papel de guardián y protector de la memoria. Algunos recuerdos de la vida se graban en papel para que así perduren en el tiempo. Escribir siempre ha tenido un valor terapéutico para mí. Al escribir puedes ayudarte y a los demás. Pero también es una forma de expresar estados de la mente y los aspectos divertidos, molestos o frívolos de la vida. Escribir también puede ser una herramienta educativa esencial. Quiero ser el que recopile hechos, les dé forma y los plasme en papel; es un tipo de transmisión. Soy un emisario.

Tenemos que mantener la fe en la humanidad. Cuando veo la crueldad humana, resulta doloroso, pero tengo que seguir hacia adelante. Sigo convencido de que el futuro de la humanidad serán las mujeres. “El futuro de un hombre es la mujer”, tal como dijo Louis Aragon. Y al igual que el famoso poeta, hay otros grandes hombres que han afirmado que sin el apoyo de las mujeres en sus vidas su ascenso profesional habría sido diferente. Nuestra época sigue luchando por pensar en ideas de igualdad y diferencia conjuntamente. Es muy importante volver a la tradición francesa de las relaciones pacíficas y complementarias entre hombres y mujeres.

Fragmento de la novela ilustrada Simone Veil, la Inmortal.

GV: Una de tus novelas gráficas, Más fuerte que el odio, publicada por Editions Glénat, recibió el Premio de los lectores por la mejor obra de 2015, en la categoría de tebeo europeo. Cuenta la historia de Doug Wiston, un joven trabajador negro en Nueva Orleans en 1933, en un Estados Unidos azotado por el racismo y la segregación. La agenda presidencial de [Donald] Trump en Estados Unidos parece ser un recordatorio de aquellos días oscuros de segregación. ¿Cómo explicarías esta reaparición del racismo en Estados Unidos y en otros lugares del mundo en general?

PB: Racism and segregation are two subjects I have often covered.  In a general way, it seems that racism today arises from fear and worry when faced with someone different than oneself, and who one can't understand.  Returning to the subject of my book ‘Plus Fort que la Haine’, one might say that the blows just keep falling upon the head of young Doug, the hero of the story, who will have to learn to control his revolt, to tame and to channel it. Meanwhile, the injustices keep accumulating for him, for his family, and for others like him. His salvation will come in the form of intervention by two wise men, one black, who stops him from making an irreparable mistake, and the other white, his neighbor who gives him his first pair of boxing gloves, and a ticket to go to the city. A humanist tale in an America scourged by racism and segregration, which proves that no matter what happens, hatred is never the answer…

PB: El racismo y la segregación son dos asuntos que he tratado con frecuencia. De forma general, parece que hoy en día el racismo surge del miedo y la preocupación cuando nos encontramos con alguien diferente a nosotros y a quien no podemos entender. Volviendo al tema de mi libro Más fuerte que el odio, se diría que los golpes siguen cayendo sobre el joven Doug, el héroe de la historia, quien tendrá que aprender a controlar su rebeldía, a dominarla y a canalizarla. Mientras tanto, las injusticias siguen acumulándose para él, para su familia y para otros como él. Su salvación llegará en forma de intervención de dos hombres sabios, uno negro, quien impide que cometa un error irreparable; y otro blanco, su vecino, quien le da su primer par de guantes de boxeo y un billete para ir al centro de la ciudad. Un cuento humanista en un Estados Unidos azotado por el racismo y la segregación, un cuento que demuestra que pase lo que pase el odio nunca es la respuesta…

Fragmento de la novela ilustrada Simone Veil, la Inmortal.

GV: Volvamos a su próximo trabajo. Obtuviste permiso de la familia de Simone Veil para realizar esta novela. La señora Veil, en su tiempo, tuvo que enfrentar mucha antipatía por su trabajo de defender los derechos de la mujere, sobre todo los relacionados con la opción a abortar. ¿Resulta más difícil hoy en día defender causas progresistas que en 1974? ¿Y sería posible que retrocediéramos en los avances realizados en relación con los derechos de la mujere?

PB: In 40 years, French citizens have clearly changed their opinion about the legal status of abortion. Seventy-five percent of them say they approve of having no restriction on abortion, versus only 48 percent in 1974, the year of the ‘Veil law‘ [legalizing abortion in France]. And one could add Chile to the list of nations which are finally easing their laws about abortion. In Latin America or in Africa, certain countries prohibit abortion, and some permit it only under very restrictive conditions. It's women in Europe and North America who benefit from the most lenient laws. In practice, abortion is still strictly limited in some countries. In fact, doctors can cite ‘conscientious objection’, which allows them not to do any act contrary to their ethical, moral, or religious convictions.

This is not a sudden return of reactionary waves, it is more a state of mind, an opening of the mind. A significant number of countries continue to allow it only under restrictive conditions. Especially in the case of danger to the life of the mother. On the other hand, for many of those who oppose it, the problem that arises is this: who will decide, and on the basis of which criteria? Who will decide when there is human life, or when there is nothing, or almost nothing?

Women have the right to the disposition of their own bodies as they wish. ‘I did not imagine the hatred that I was going to incite,’ said Simone Veil, on November 26, 1974. Since then, the opinion of the French people on the conditions of abortion has changed in a very significant way. It can be seen that in today's France, there is no real gender or age breakdown in opinion on the conditions of voluntary termination of pregnancy. In fact, men and women are both equally in favor of extensive authorization of abortion.

PB: En 40 años, los ciudadanos franceses han cambiado claramente su opinión sobre la condición legal del aborto. Un 75 % aprueba no tener restricciones sobre el aborto, en 1974 era un 48%, año de la “ley Veil”” (legalización del aborto en Francia). Se podría añadir a Chile a la lista de países que están facilitando leyes sobre el aborto. En Latinoamérica o en África, varios países lo prohíben, y algunos lo permiten solo bajo condiciones muy restrictivas. Las mujeres de Europa y Norteamérica son las que se benefician de las leyes más permisivas. En la práctica, el aborto sigue estando estrictamente limitado en algunos países. Es más, los médicos pueden ampararse bajo la objeción de conciencia, que les permite no realizar ningún acto contrario a su ética moral o creencias religiosas.

Esta no es una vuelta repentina de olas reaccionarias, es más bien un estado mental, una apertura de la mente. Un número significativo de países siguen permitiéndolo bajo condiciones restrictivas. Especialmente en el caso de peligro de muerte de la madre. Por otra parte, para muchos de los que se oponen, el problema que surge es el siguiente: ¿quién decidirá y en base a qué criterio? ¿Quién decidirá cuándo hay vida humana o cuándo hay nada o casi nada?

Las mujeres tienen el derecho a disponer su propio cuerpo como deseen. “No imaginé el odio que iba a incitar”, dijo Simone Veil el 26 de noviembre de 1974. Desde entonces, la opinión de la sociedad francesa sobre las condiciones del aborto ha cambiado significativamente. Se puede ver en la Francia actual, no hay desglose por género o por edad en la opinión sobre las condiciones de interrupción voluntaria del embarazo. Es más, hombres y mujeres por igual están a favor de la autorización extensiva del aborto.

GV: Eres un apasionado de la justicia y del océano. No podías olvidar mencionar el trágico episodio del Aquarius (el hundimiento del barco) y los refugiados en el mar Mediterráneo. ¿Cuál es tu opinión sobre la situación actual de los refugiados que cruzan el Mediterráneo y cómo se podría mejorar?

PB: If Simone Veil were still alive and well, I can promise you that she would be pounding a fist on the table! It's a shame. This great lady, a true European, would never have allowed the sad situation we are living in to have happened. Since it's fair to say it's a shame to Europe as a whole.

Obviously, I'm just reacting as a human, as a citizen, and it is perhaps too easy to write these lines from where I am. But one still has to recognize that there is total disorder — visible incoherence — in the absence of common rules, it's a terrible everyday fact. Each country does as it likes, accepts or rejects whom they wish, even if that means sending some toward certain death. That already began with the arrival of the Syrians. While each European country had committed to a minimum reception quota for those who fled Daesh (also known as ISIS), most countries did not respect it, and especially not France. The number of people who are dying in the Mediterranean is a considerable humanitarian disaster, and yet Europe has still not been able to stop it.

All of that is scary for the future, especially for the future of our children. How can we show them a good example of cooperation? It shows the extent to which Europe has lost its moral compassion in the Mediterranean situation. These men, women, and children have fled poverty and war. I have to admit that I'm overwhelmed by this behavior. How will this situation evolve? I dare to hope that mentalities will evolve, but I also have a tendency to think humanity may be regressing.

Because, to be human is to be dignified and respectful, to think with intelligence, to share with others. To be human means to be free in the midst of a civilized society […] But all of these ways in which I have tried to characterize humanity are in regression in everyday life. For the future, I have a lot of hope.

PB: Si Simone Veil viviera aún, ¡puedo prometerte que daría un golpe en la mesa! Es una vergüenza. Esta gran dama, una verdadera europea, nunca habría permitido la triste situación en la que nos hallamos. Es justo decir que es una vergüenza para toda Europa.

Obviamente, estoy reaccionando como ser humano, como ciudadano, y quizás es demasiado fácil escribir esto desde donde estoy. Pero uno tiene que reconocer aun así que hay un desorden total (incoherencia visible) en la ausencia de leyes comunes, es un hecho diario terrible. Cada país hace lo que quiere, acepta o rechaza a quien quiere, aunque implique enviar a alguien a una muerte segura. Ya empezó con la llegada de los sirios. Si bien cada país europeo se comprometió a una cuota mínima de recepción de quienes huían del Dáesh (conocido también como ISIS), la mayoría no la respetó, especialmente Francia. El número de personas que muere en el Mediterráneo es un desastre humanitario considerable, y Europa sigue sin poder detenerlo.

Todo ello es estremecedor para el futuro, sobre todo para el de nuestros hijos. ¿Cómo vamos a mostrarles un buen ejemplo de cooperación? La situación en el Mediterráneo demuestra hasta qué punto Europa ha perdido su compasión. Estos hombres, mujeres y niños han huido de la pobreza y de la guerra. Tengo que admitir que esta actitud me abruma. ¿Cómo evolucionará la situación? Me atrevo a pensar que las mentalidades evolucionarán, pero también tiendo a pensar que la humanidad esté quizás en regresión.

Porque ser humano es tener dignidad y ser respetuoso, pensar con inteligencia, compartir con otros. Ser humano significa ser libre en una sociedad civilizada […]. Pero todas estas formas en las que he intentado caracterizar a la humanidad están en retroceso en la vida diaria. Tengo muchas esperanzas puestas en el futuro.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.