¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué hay tras el samurái que pasea a un gato?

‘Warrior takes armoured cat for a walk’

“Guerrero lleva de paseo a un gato con coraz”», (着甲武人猫散歩逍遥図) de Noguchi Tetsuya, 2014. Imagen muy difundida en redes sociales.

Existe una imagen que ha sido difundida muchas veces en redes sociales durante los últimos años, normalmente sin ninguna atribución. Esta imagen muestra a un samurái descalzo que lleva a un gato con coraza. El samurái lleva un casco con orejas de gato, y la imagen aparenta estar desgastada, por lo quizás data del Japón medieval.

Hay varias explicaciones de lo que se representa:

Mi cuadro favorito del conquistador mongol Genghis Khan

En realidad, se trata de una creación del artista japonés Tetsuya Noguchi, especialista en representar a samuráis en situaciones extrañas o incluso cómicas.

Parece que se ha basado en técnicas tradicionales para crear réplicas de corazas con gran detalle que no estarían fuera de lugar en un museo.

En un escrito para la revista en línea artscape Japan, que trata sobre el arte escénico japonés, Alan Gleason denominó a esta estilo “surrealismo samurái”. Explica:

Every few years an artist gains cachet with pictures of hamburger-munching geishas and the like, painted in the fashion of ukiyoe or Nihonga. Though the gimmick is fun the first time, after a while it gets pretty predictable — good for a laugh or two, but hardly the trenchant commentary on “traditional vs. modern” that the artist usually proclaims it to be.

The best practitioners of this genre (Masami Teraoka comes to mind) make it work not because of the obvious satire, but because of their mastery of the classical art form used to set up the spoof. And once in a while the artist's technique is so exquisite that it elevates the work entirely out of the realm of parody, however droll the subject matter.

Tetsuya Noguchi's work is just such an example.

Cada cierto tiempo, un artista gana distinción con imágenes de geishas que comen hamburguesas y similares, pintadas a la moda de ukiyoe o Nihonga. Pese a que el truco es divertido al principio, después se vuelve bastante predecible –bueno para una o dos risas, pero no es el incisivo comentario de “tradicional vs. moderno»” que el artista proclama-.

Los mejores profesionales de este género (me viene a la mente Masami Teraoka) hacen que funcione, no solo por la evidente sátira, sino por su dominio de la forma clásica del arte para parodiar. De vez en cuando. la técnica del artista es tan exquisita que eleva la obra completamente fuera de la esfera de la parodia, pese a lo gracioso del tema.

El trabajo de Tetsuya Noguchi es solo un ejemplo.

Otras obras de este artista de Tokio incluyen una escultura realista de un samurái que lleva una coraza con forma de mariquita:

[ESTÁ PASANDO] HOMBRE ANTIGUO de Tetsuya Noguchi, donde están los samuráis. Un mundo antiguo pero nuevo.

Aparte de ener éxito con frecuencia en Twitter, la obra de Noguchi se suele mostrar en Japón. Su exposición “Desde la Edad Media con amor” se halla actualmente en el Pola Museum Annex en Ginza, Tokio.

Estatuas cómicas de guerreros: Tetsuya Noguchi presenta mañana en Ginza sus estatuas a gran escala (el 13 de julio de 2013).

Este breve documental de 2017 subraya su proceso creativo (en japonés, con subtítulos de YouTube en inglés):

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.