¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jordanos tienden la mano a desplazados sirios pese a insistencia del Gobierno de cerrar fronteras

Marwan, de 4 años y separado temporalmente de su familia en Siria, recibe asistencia de personal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para cruzar a Jordania. Publicado en los medios vía Twitter.

A partir de julio de 2018, el Gobierno sirio continúa una ofensiva contra los “bolsones rebeldes restantes en el sur de Siria”, según Arab Weekly. Se han lanzado intensos ataques aéreos sobre la ciudad de Daraa en un intento de eliminar a las fuerzas restanes. Al menos 270 000 sirios han huido de ataques aéreos y terrestres desde los primeros días de julio, según Naciones Unidas.

La guerra en Siria ha desplazado a más de la mitad de la población siria desde sus inicios, y los últimos acontecimientos en Daraa han desplazado a más de 300 000 sirios en apenas dos semanas. La vecina Jordania ha aceptado más de 1.3 millones de refugiados en los últimos siete años, pero recientes protestas en el país que llevaron a la renuncia del gobierno anterior tuvieron como resultado la negativa de mantener las fronteras abiertas.

Sin embargo, el cierre de fronteras no ha impedido que los jordanos tiendan la mano a los sirios.

ONG locales en la capital, Amán, están pidiendo ayuda para aliviar las duras condiciones que deben pasar los sirios desplazados cerca de la ciudad fronteriza de Al-Ramtha en Jordania. Algunas ONG existían antes de que empezara la crisis en Siria, pero otras se crearon hace poco para enfrentar el flujo de los desplazados sirios, que se calcula en 40 000, en la frontera.

Por ejemplo, la ONG Eghathet Al-Malhoof (que significa “Ayudar a quienes lo necesitan” en árabe) se asoció con el Comité Ambiental Jordano para recaudar y distribuir donaciones en la frontera. De manera similar, la Iniciativa Masar unió esfuerzos con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y otras ONG internacionales, que recibieron permiso para realizar actividades de ayuda con el mismo propósito.

Las ONG han distribuido volantes, contactado a funcionarios gubernamentales y hecho publicaciones en medios sociales para pedir ayuda de todo tipo, como reclutamiento de voluntarios y recaudación de donaciones. Los volantes incluyen recomendaciones para donaciones de comida, pedidos de donaciones de comida enlatada, pan, agua y otras bebidas en botella. Los grupos también han pedido medicinas, suministros de salud, carpas y artículos esenciales para bebés. Se aceptan donaciones de efectivo, pero las ONG prefieren donaciones físicas para evitar las complicaciones de manejar dinero.

Osama Hajjaj, integrante de la Iniciativa Masar, contó a Global Voices que se necesitan voluntarios, y que quenes no puedan dedicar el día entero, pueden ayudar después del horario de trabajo. Por su parte, Mohammed Al Garalleh, director de Masar, explicó a Global Voices que están complacidos con la cantidad de ayuda que han recibido hasta ahora, y agrega que las reacciones en medios sociales fueron inmediatas y receptivas. Garalleh también afirma que el Ejército jordano está manejando la distribución de donaciones y que su organización no rechazará a nadie que se ofrezca a ayudar.

Según Eyad Al Jazzazeh, jefe de Eghathet Al Malhoof, han recibido muchas donaciones de personas, organizaciones, empresas y negocios privados.

Más de 250 médicos, enfermeras y unidades médicas se han ofrecido como voluntarios y han acampado en Al-Ramtha para ayudar a todo aquel que necesita atención médica, además de asegurarse de que no se difundan enfermedades contagiosas ni virus entre los sirios desplazados en la frontera. Algunos pacientes han sido admitidos en hospitales públicos jordanos.

Además del desborde de ayuda tangible, las etiquetas de Twitter #open_the_borders [abran las fronteras] y #we’ll_share_our_bread_in_half [compartiremos el pan en mitades] se han vuelto tendencia, y se han sumado a la ayuda. Aunque Jordania lucha con sus propias dificultades, muchos jordanos creen que se debe permitir el ingreso de los desplazados sirios al país, según recientes respuestas de los ciudadanos en Twitter:

Instan a Jordania a abrir sus fronteras.
——–
Este es el mayor desplazamiento de la guerra en Siria. Las personas carecen de las necesidades más básicas para sobrevivir.

No abandonen a Syria.

Escriban sobre Daraa.
Hablen de Daraa.

Insten a Jordania a abrir las fronteras a las personas y a la ayuda humanitaria. 👇🏼

“Miles de vidas inocentes se van a perder, otra vez, si no se toman acciones urgentes”.

Declaración de Filippo Grandi, al comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, en Siria, donde:
– hay 750,000 vidas en peligro.
– hay 320,000 desplazados en condiciones muy duras.
– hay 60,000 acampados en la frontera con Jordania.

Jordania: Corazones abiertos, fronteras cerradas

Naciones Unidas ha instado a Jordania a abrir sus fronteras, y ha advertido que los sirios desplazados cerca de la frontera no tienen más opción y que sus vidas están en peligro. Sin embargo, Jordania insiste en su decisión de mantener sus fronteras cerradas, señala que Naciones Unidas debe brindar seguridad dentro de Siria.

Un mes antes de los ataques, Jordania anunció que ya no podía aceptar más refugiados.

En mayo de 2018, protestas pacíficas organizadas por sindicatos por una nueve ley de impuesto a los ingresos, provocó que los jordanos se expresaran sobre otros reclamos, incluida la carga de los refugiados. El resultado fue la renuncia de todo el gobierno, y el nuevo gobierno tiene cada vez más cuidado en asuntos referidos a los refugiados, pues algunos trataron de culparlos por las dificultades del país.

El gobierno actual “no siente obligación” de abrir las fronteras, pues el apoyo al plan de respuesta a los refugiados (asociación estratégica entre Jordania y la comunidad internacional) está en un decepcionante 7 por ciento este año, en contraste con el 65 por ciento de 2017.

El gobierno sirio tiene el apoyo de Rusia e Irán, mentras Estados Unidos, Turquía y Arabia Saudita respaldan a los rebeldes. Sin embargo, se informa que Estados Unidos y otros aliados de los rebeles allies los han abandonado y ya no les envían ayuda.

Por medio de su embajada en Amán, Jordania, Estados Unidos envió un mensaje a los rebeldes del sur de no contar con la artillería estadounidense.

Ahora los rebeles se encuentran solos y sin ayuda, y los civiles están se debaten entre regresar a las ciudades bajo ataque donde la muerte está garantizada o esperar en las fronteras de Israel y Jordania.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.