¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Juliana Mbengono Elá Avomo: La reivindicación de derechos desde la literatura

Juliana Mbengono: “Si no hubiera diferencias entre nosotras y los hombres, nadie pensaría que soy feminista, pero debido a las desigualdades que vivimos, me siento obligada a reivindicar mis derechos y lo hago a través de mi literatura.”

Juliana Mbengono Elá Avomo es estudiante de periodismo, directora adjunta en una guardería y una Capulla Literaria. Lo dice ella, no yo. Fundó un colectivo de poetas en Guinea Ecuatorial junto a dos compañeros de clase en 2015, y escogieron ese nombre porque son novatos y “todavía no han sido reconocidos como escritores. Siguen en la sombra, pero aman la escritura, se entregan a ella y la utilizan todos los días”.

Los capullos son tímidos por naturaleza, de modo que les cuesta reconocer que ya han florecido. Por eso, actualmente, Juliana mantiene su modestia, pese a haber ganado varios certámenes literarios, logrado que dos de las obras de teatro que ha escrito hayan sido representadas y haberse convertido en coordinadora, en Malabo, del LPC (Locos Por Cultura), una organización en la que confluyen artistas de diferentes modalidades de todo el país. De acuerdo con Juliana, el objetivo del LPC es “fomentar la creación de espacios de interacción entre jóvenes, a fin de mejorar sus habilidades artísticas y fomentar el liderazgo social.”

Participantes de Locos Por Cultura (LPC), un colectivo hecho para “fomentar la creación de espacios de interacción entre jóvenes, a fin de mejorar sus habilidades artísticas y fomentar el liderazgo social.” Fotografía cortesía del colectivo, usada con permiso.

La organización no tiene un número fijo de miembros ni comunidades artísticas. De momento la forman los “Capullos Literarios”, “Hablar y Biyemyema”, un agrupación de teatro; EG-Pencil y Hangart, compuesto por dibujantes, ilustradores, diseñadores gráficos y otros artistas visuales; “Fotos con letras”, centrados en la fotografía y muchísimos artistas independientes como Eusebio, que hace retratos, o Mariano Ebana Edu (llamado también Negro Bey), Benjamín Ndong (Jamin Dogg) y Lil Jojo, que son cantautores y raperos.

Con Juliana conversamos sobre las actividades del colectivo, las luchas por la igualdad entre hombres y mujeres y el valor de la cultura como pieza clave para el desarrollo y el crecimiento de los jóvenes y de la sociedad que los rodea.

GV: Una de las actividades que más me ha llamado la atención de toda vuestra labor son las lecturas callejeras, ¿cómo reacciona la gente al veros?

JMEA: El proyecto “Tardes de Lectura” es una iniciativa de Capullos Literarios para fomentar la lectura y la escritura entre los ciudadanos. Muchas personas creen que leer es una actividad reservada para la gente culta, a otras les avergüenza; y hay quienes simplemente lo consideran una pérdida de tiempo. De hecho, se dice que “si quieres esconderle algo a un guineano ponlo en un libro”. Nosotros creemos que la lectura puede producir cambios en la sociedad, pues no solo alimenta el vocabulario de quienes la practican, sino que también les hace mejores en muchos ámbitos y por lo tanto, aumenta la calidad de vida en la sociedad.

Este proyecto es uno de nuestros grandes logros porque, con el tiempo, junto al LPC, hemos logrado crear una tradición en Malabo y Bata (las ciudades más importantes de Guinea Ecuatorial). Ya hay mucha gente que conoce la existencia de estas veladas, que muestra interés y que se anima a leer. Asimismo, buena parte de los jóvenes que participan de manera habitual han logrado dominar el miedo y los nervios que les provocaba leer en público.

El colectivo “Locos por Cultura” (LPC), liderado por Juliana, organiza numerosos eventos culturales en espacios públicos. Fotografía cortesía del colectivo, usada con permiso.

GV: De tres portavoces de LPC dos sois mujeres, ¿a qué se debe?

JMEA: En el LPC las responsabilidades se asignan por el grado de interés y compromiso que cada uno tiene con el colectivo. Los roles no se deben a razones de género ni a coincidencia.

GV: Pero… tú eres alguien que, pese a tratar varios temas en tus textos, escribes mucho sobre la situación de las mujeres. ¿Te consideras feminista? ¿Cómo sienta eso en Guinea?

JMEA: No me definiría como feminista. Creo que todos merecemos que nos respeten y deseamos que se nos dé el mismo trato que a los demás. Si no hubiera diferencias entre nosotras y los hombres nadie pensaría que soy feminista, pero debido a las desigualdades que vivimos me siento obligada a reivindicar mis derechos y lo hago a través de mi literatura.

Preguntarme si soy feminista o no no es un problema para mí, pero identificarme como tal en Guinea es otra cosa. A veces le molesta a la gente que piensa que el feminismo es el equivalente femenino del machismo. Y yo últimamente siento que darse a conocer como feminista se ha vuelto una moda, en particular para muchas personas a las que le parece que serlo implica ser inteligente, moderna y valiente.

Mujeres que fortalecen mujeres

GV: ¿Qué referentes femeninos tienes tú en el país?

JMEATengo tres o cuatro referentes femeninos: La primera es Teodosia Mónica Angue Bivini; una desconocida que se convirtió en mi mentora, jefa, amiga y consejera. En Mónica encuentro el ejemplo de mujer trabajadora que creía utópico, es tan emprendedora que ve oportunidades de empleo y negocio donde nadie se lo imagina. Es fundadora y presidenta de la ONG IMGE (Iniciativa de Mujeres por la Educación en Guinea Ecuatorial), también es presidenta de la asociación de los guineanos miembros del YALY; es Licenciada en Administración Empresarial con especialidad en Recursos Humanos, y trabaja como Directora de Recursos Humanos en la Oficina del Defensor del Pueblo entre muchas otras cosas.

También está Trifonia Melibea Obono Ntutumu, escritora, periodista, investigadora en género y fundadora de la organización “Somos Parte del Mundo”, dedicada a la defensa de los derechos de las personas no heterosexuales:

JMEA: Meli [Trifonia Melibea] está tan convencida de sus principios que la marea de insultos, opiniones negativas, desprecio y amenazas que recaen sobre ella constantemente no logran que desista. Escribe tanto que ha habido ocasiones en las que ha publicado dos novelas en menos de cinco meses y siempre se centra en la situación de las mujeres y los no-heterosexuales en Guinea Ecuatorial. Mi nueva novela favorita es su libro “La albina del dinero”, nuestras vidas se reflejan en sus páginas.

Y las mujeres fuertes de la familia:

JMEA: La tercera es mi tía Melania, un ejemplo de paciencia y solidaridad, se encargó de mí y de mis hermanitos cuando no tenía lo suficiente para cuidar de sí misma. Aún hoy sigue siendo el paraguas que cubre nuestra enorme familia cuando diluvia. 

La última es mi madre. Su vida y manera de entender las cosas han influido mucho en mí. Su tolerancia me ha ayudado a aceptar que nadie se merece ser juzgado si no le hace daño a otro y que nunca debo criticar a otros por lo que dicen o hacen.

GV: ¿Cómo de cerca estás de tus sueños y cuánto te falta para alcanzarlos?

JMEAEn el futuro querría ser periodista, crear una revista y poder poner en marcha una escuela de escritura literaria.

Por ahora estoy elaborando algunos proyectos en colaboración con IMEGE (Iniciativa de Mujeres por la Educación en Guinea Ecuatorial), algunos son: “Una noche entre escritores” que consistirá en talleres de intercambio de ideas y técnicas de escritura entre escritores. También incluiremos sesiones para enseñar a hablar en público y cómo emprender. El otro es “Cita Juvenil”, un programa de radio dedicado a los jóvenes ecuatoguineanos y a los emprendedores.

Confío en que podré alcanzar muchos de mis sueños, son una de las razones que hacen que la vida me parezca algo maravilloso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.