¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Están los medios occidentales predispuestos contra China? (segunda parte)

¿El volumen de noticias sobre contaminación y recursos humanos en China corresponde con los intereses de los lectores? FOTO: Marybeth_Whitehouse a través de Wikimedia Common. CC: AT.

Por Pong Lai

(Esta es la segunda entrega de una publicación de dos artículo. Lee aquí la primera parte).

Una de las mayores evidencias que según los medios estatales chinos son prueba del prejuicio contra China por parte de los medios occidentales es el enorme volumen de noticias negativas sobre la contaminación del aire en China. Según el China Daily:

China is […] castigated in the Western media for its terrible air pollution. Westerners have the impression that Chinese cities are the worst in the world in terms of air quality, when the most polluted cities are in India, the Middle East and Africa. Beijing is far down the list at number 57 or 153 in the latest rankings.

China […] se ve castigada en los medios occidentales por su horrible contaminación del aire. Los occidentales tienen la impresión de que las ciudades chinas son las peores del mundo en términos de calidad del aire, cuando las ciudades más contaminadas están en India, Oriente Próximo y África. Pekín se sitúa en el sitio 57 de 153 en las últimas clasificaciones.

Según el este índice de contaminación, pese que a la calidad del aire en Pekín es mejor que la de Delhi en 2018 (nivel muy alto frente a nivel extremadamente alto), a mediados de 2018, el índice de población total muestra que China e India se hallaban en las posiciones 12 y 23, respectivamente (cuanto más alta, peor). Por tanto, es justo decir que estos dos países son comparables. Además, debemos saber que Estados Unidos y otros países europeos no consideran a India como enemigo, por lo que no hay motivos para que los medios occidentales ataquen a India.

En la primera parte de esta historia, realizamos las búsquedas “China Y econom*” y “China Y contaminación” con Media Cloud. Para investigar las afirmaciones de que los medios occidentales están en contra de China cuando informan sobre contaminación del aire, realizamos las búsquedas “India Y econom*” e “India Y contaminación” con las mismas condiciones de búsqueda que para la de China, con el objetivo de comparar los resultados.

La figura número 4 muestra que la cobertura de China e India por parte de los medios occidentales sobre estas dos cuestiones sigue un patrón similar. La proporción de noticias sobre contaminación y de economía es del 6 % en China y del 7 % en India. Por consiguiente, los datos no apoyan la afirmación de que los medios occidentales se centran necesariamente más en la contaminación de China que en la de otros países.

Figura 4: Comparación del número de historias relacionadas con la economía y la contaminación China y en India, según Media Cloud.

También podríamos preguntarbis si el volumen de noticias sobre contaminación y derechos humanos en China se corresponde con los intereses de los lectores.

Para responder a esta pregunta, utilizamos Google Trends, que ofrece muestras imparciales de búsquedas reales en Google para conocer los hábitos de búsqueda de los lectores (el índice normalizado de Google Trends para términos de búsqueda seleccionados es la proporción de todas las búsquedas sobre todos los asuntos de Google en este momento y lugar).

Realizamos tres búsquedas: “China economía”, “China contaminación” y “China derechos humanos”. Para poder compararlas con nuestras búsquedas en Media Cloud, determinamos el mismo periodo: del 1 de enero de 2013 al 1 de enero de 2017, y como región optamos por “nivel global”.

El índice normalizado de Google Trends para las tres búsquedas es de 29, 13 y 3, respectivamente. Al dividir los índices normalizados de “China contaminación” y el de “China economía”, la proporción de China contaminación» con respecto a “China economía” fue del 45 %, y la de “China derechos humanos” con respecto a “China economía” del 10 %. Dicho con otras palabras, la gente en China está más interesada proporcionalmente en los problemas de contaminación de su país y en asuntos de derechos humanos que gente de otros países.

En la primera parte de esta historia, realizamos las búsquedas “China Y econom*” y “China Y contaminación” utilizando Media Cloud. Para el mismo periodo en fuentes en inglés de todo el mundo, la proporción de los artículos relacionados con la contaminación en China con los relacionados con la economía de China era del 6 %. La proporción de los artículos relacionados con los derechos humanos en China (cuando la búsqueda era de “China Y protestas”) con los relacionados con economía de China era del 27 %.

Figura 5: Números y proporciones de historias publicados en fuentes en inglés a nivel mundial (en Media Cloud) y los índices normalizados de Google Trends para las diferentes búsquedas.

Si comparamos los número que hallamos con Media Cloud y Google Trends (ver Figura 5), comparados con los artículos sobre la economía de China, el número de artículos publicados en inglés sobre la contaminación en China es del 6 %, y la búsqueda de interés en Google sobre contaminación y China es de un 45 % a nivel global. En otra comparación similar con artículos sobre la economía de China, el número de artículos publicados en inglés sobre derechos humanos en China es de un 27 %, y la búsqueda de interés en Google sobre derechos humanos en China es de un 10 %.

En otras palabras, la prensa anglófona publicó más historias sobre los derechos humanos en China que las búsquedas por interés de los usuarios de Google, aunque también publicó menos historias sobre contaminación y derechos humanos en China que las búsquedas por interés de los usuarios de Google. En resumen, la prensa anglófona publicó menos historias sobre contaminación y derechos humanos en China que las búsquedas de los usuarios de Google por interés en estos dos temas “negativos”, en comparación con historias sobre la economía de China (considerado tema “positivo”).

Pese a que los resultados apoyan la idea de que tal vez los medios occidentales tengan preferencia o limitaciones con respecto a informar sobre ciertos asuntos relacionados con China, nuestros hallazgos no apoyan la información, por parte de algunos comentaristas chinos, de que los medios occidentales desacreditan, avergüenzan o menosprecian a China deliberadamente.

El último paso era el de comprobar cómo el volumen de noticias se relacionaba con el interés de los lectores. Si estos muestran interés en un tema, los medios, al cubrirlo, no avivan este interés con intención que digamos (tal y como expresa el gobierno chino) ni interfieren con los asuntos internos de China.

Figura 6: Número de historias publicadas vs. interés de los lectores en el tiempo para la palabra clave “xiaobo” en julio de 2017, según Media Cloud y Google Trends.

La figura 6 muestra la relación entre noticias en las mismas fuentes de mencionadas anteriormente (Media Cloud) y el interés de los lectores (de Google Trends) en el término “xiaobo”, sobre el periodo en el que el premio Nobel Liu Xiaobo falleció durante un arresto domiciliario en julio de 2017. Hay una estrecha relación entre las noticias y el interés de los lectores, por lo que resulta complicado determinar cuál ocurrió primero.

Figura 7: El número de historias publicadas vs. el interés de los lectores para el término clave “tiananmen” en junio de 2017, según Media Cloud y Google Trends.

La figura 7 muestra la relación entre el volumen de noticias y el interés de los lectores para el término “tiananmen” el 4 de junio de 2017. Este gráfico muestra claramente que el interés de los lectores aumentó antes de que los medios empezaran a informar sobre este hecho. Cada año, en el aniversario del golpe a la democracia por parte de los militares chinos el 4 de junio de 1989, el Gobierno chino censura muchas de las palabras clave de búsqueda relacionadas con este acontecimiento. Sin embargo, nuestros hallazgos demuestran que la gente sigue buscando información sobre estos hechos durante la fecha de aniversario antes de los medios se lo recuerden.

Se debería destacar que Google abandonó China en 2010 debido a la censura, y que su cuota de mercado en China descendió a un 1.7 % en 2013. En consecuencia, puede que Google Trends subestime seriamente el grado de interés de los usuarios chinos, ya que refleja un grupo especial de ciudadanos chinos que utilizan VPN para superar el “Gran Cortafuegos” chino.

Se ha informado de que Google se está planteando volver a China con una versión “censurada” de su motor de búsqueda.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.