¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Autoridades culpan a WhatsApp de aumento de linchamientos, pero los indios dicen que los culpables son los partidos políticos violentos

Tienda de móviles en Bangalore, India. Foto de Victor Grigas, retocada por Wikimedia Foundation. CC BY-SA 3.0.

Tras una oleada de más de 20 linchamientos de turbas motivados por rumores difundidos en redes sociales, el 20 de julio el Gobierno indio amenazó con sancionar a WhatsApp por no lograr controlar las noticias falsas.

El Ministerio de Información y Tecnología de India emitió un comunicado oficial en el que indicaba que WhatsApp, propiedad de Facebook, era “cómplice” de estos delitos.

Ravi Shankar Prasad, ministro de Información y Tecnología, reprendió a WhatsApp y declaró a un diario: “No pueden eludir la responsabilidad de los mensajes, especialmente de los que llevan a cometer asesinatos”.

Este puede ser un primer paso del Gobierno indio por emprender acciones legales contra la empresa de Silicon Valley. Sin embargo, ¿una acción legal contra Facebook realmente ayudaría a acabar con las muertes?

Muchos indios dicen que los partidos y la manipulación política, cuando se combinan con tecnología como WhatsApp, son la fuente real del problema. Sufyan Sadiq resumió la dinámica en Facebook:

WhatsApp is a big black hole of fake news in India that's used by the mischief mongering right-wing groups more often associated with BJP that ends up in someone's killing carried out by a lynch mob. This app is still evolving as a principal KillerApp in India…

WhatsApp es un enorme agujero negro de noticias falsas en India utilizado por los grupos maliciosos de derecha asociados comúnmente al partido Bharatiya Janata y que acaba con la muerte de alguien a manos de una turba. Esta aplicación evoluciona como una importante aplicación asesina en India…

Hasta ahora, WhatsApp ha respondido a las críticas con anuncios a toda página en periódicos que ofrecen a los lectores modos de detectar noticias falsas. La plataforma también ha limitado el envío de mensajes e introducido una etiqueta para mensajes enviados, en un aparente esfuerzo por ofrecer a los usuarios una señal de que el mensaje quizás no ha sido escrito por el remitente.

Algunos indios apreciaron la medida de los envíos, mientras que otros piensan que Whatsapp podría hacer mucho más. Aún así, muchos se preguntan por qué el Gobierno no ha asumido mayor responsabilidad por los linchamientos, que representan una amenaza seria para la seguridad de la población.

Crisis de Whatsapp en india por los linchamientos

Los linchamientos de turbas formadas en redes sociales han cobrado la vida de al menos 34 personas en India desde 2014. Aquí algunos casos documentados hasta julio de 2018:

1 de julio: un repunte de videos adulterados en WhatsApp llevó al linchamiento de cinco hombres en el estado de Maharastra, perseguidos erróneamente como secuestradores. La banda amenazó después con quemar a policías en un esfuerzo por confirmar las muertes de las víctimas.

2 de julio: cuatro hombres fueron atacados en el distrito de Maleaon, en Maharastra, después de la difusión del rumor de una intento de secuestro de un niño. Una intervención a tiempo de los agentes salvó sus vidas.

8 de julio: una banda linchó a Nilotpal Das y Abhijeet Nath Assam, al noreste de India, el 8 de junio de 2018, por rumores difundidos en Facebook Whatsapp y finalmente de boca en boca.

13 de julio: una multitud de 200 personas atacó a cinco amigos porque creyeron que eran secuestradores de niños, en Karnataka, al sur del país. La turba mató a Mohammad Azam, profesional informático formado en Reino Unido, e hirieron gravemente a dos personas más. También atacaron a los agentes de policía que llegaron para intervenir.

21 de julio: Rakbar Khan, de quien se sospechó equivocadamente que transportaba vacas de manera ilegal, murió a golpes de una multitud en Rajastán.

25 de julio: cuatro hombres resultaron agredidos por una banda en el estado más poblado de India, Uttar Pradesh, por transportar el cadáver de una vaca. La intervención de la policía les salvó la vida.

Resulta difícil determinar de manera precisa cuántas personas han sido víctimas de la violencia en masa. Una crónica de Wikipedia sobre la violencia callejera relacionada con WhatsApp genera 56 resultados en esta página. El sitio independiente de periodismo IndiaSpend asegura que ha habido 89 incidentes de linchamiento desde 2014, con 290 víctimas y 34 fallecidos. La minoría musulmana, el 14 % de la población del país, ha sido el objetivo de un 56 % de estos delitos.

¿Qué ha llevado a esta crisis de la seguridad? Es algo más que WhatsApp.

El ascenso del Partido Popular Indio (BJP) al gobierno de India en 2014, con un discurso que defiende una única rama del nacionalismo hindú más duro, ha coincidido con el aumento de la islamofobia y una serie de leyes propuestas (algunas aprobadas) para prohibir o limitar el consumo de carne de vacuno, ya que la vaca es un animal sagrado en la tradición hinduista.

Rajastán y Nueva Delhi han sido testigos de los asesinatos de Mohammad Akhlaq, 50 años, por comprar carne de vacuno; de Umar Mohammad, Rakbar Khan y el lechero Pehlu Khan, todos documentados por Global Voices. Algunos incidentes han tenido lugar pese a las licencias que poseían las víctimas.

Como los anteriormente mencionados, estas muertes parecen ser fruto de campañas de desinformación en línea que en ocasiones van cargadas de fuertes tintes de islamofobia. Parece que estos provienen de diversas fuentes, hasta grupos de tecnologías de la información autorizadas por el Estado.

Dhruv Rathee, videobloguero indio, entrevistó a un exmiembro de un grupo de tecnologías de la información para el BJP sobre cómo muchas páginas de Facebook y numerosos grupos de WhatsApp han difundido noticias falsas y campañas de desinformación para lograr fuerza electoral:

En un artículo para The Tribune en India, Aditi Tandon calificó a las turbas de “arma política” y dijo que las fuerzas policiales se han convertido en “una parte integrante” de los ataques

The violence we have seen over the past four years follows a trend. Mob lynching is a political tool being used to polarise society. Law enforcement has also become part and parcel of the attacks. Police officers who act fairly are transferred. The idea is to create a fear psychosis by unleashing the mobs on a certain community.

La violencia que hemos visto en los últimos cuatro años sigue una tendencia. Las turbas son un arma política utilizada para polarizar a la sociedad. Las fuerzas policiales también se han convertido en parte integrante de los ataques. Están trasladando a los agentes de policía que actúan correctamente. La idea es crear una psicosis de miedo al provocar los linchamientos en alguna comunidades.

Cada vez hay más esfuerzos por desmentir estas campañas de videos que han sido etiquetados o adulterados de manera falsa. Durante años, los sitios web de comprobación de hechos, como AltNews, SMHoaxSlayer y BOOM, han verificado noticias falsas para crear conciencia. BOOM descubrió que uno de los videos que desencadenaroni el linchamiento de cinco hombres de la región de Dhule, Maharastra, provenía de Siria –un video de niños que murieron por un ataque con gas nervioso hace cinco años se estaba utilizando para difundir la paranoia entre las masas. Si bien los esfuerzos son críticos, la escala del problema supera su capacidad.

Muchos indios dicen que el Gobierno y las fuerzas policiales deben responsabilizarse en mayor medida por la crisis, pero puede ser complicado con el BJP en el poder.

En un artículo de opinión para Bloomberg, Mihir Sharma, escritor de temas económicos, destaca que las turbas en India no son nuevas. Aunque WhatsApp ha contribuido al problema, dice, no es la fuente. Señala más bien la falta de políticas y de voluntad política:

It’s particularly odd that the government is demanding “accountability and responsibility” from a phone app when some ruling party politicians are busy spreading divisive fake news. How can the government ask WhatsApp to control mobs when those convicted of lynching Muslims have been greeted, garlanded and fed sweets by some of the most progressive and cosmopolitan members of Modi’s council of ministers?

Es especialmente extraño que el gobierno exija “responsabilidades” a una aplicación de telefonía cuando algunos políticos del partido gobernante se ocupan en difundir noticias falsas para dividir. ¿Cómo puede el Gobierno pedir a WhatsApp que controle las turbas cuando los acusados de linchar a musulmanes han recibido felicitaciones, homenajes y dulces por parte de algunos miembros del consejo de ministros de Modi más progresistas y cosmopolitas?

El Tribunal Supremo opina

Una rama del Gobierno que se ha pronunciado al respecto es el Tribunal Supremo de India, que recomendó recientemente al Gobierno promulgar nuevas leyes para evitar ataques y violencia de turbas. El Tribunal Supremo, liderado por el magistrado Dipak Mishra, pidió al Parlamento indio que tratara el linchamiento como delito especial y como “patrón recurrente de violencia que no debería convertirse en algo normal”. Dijo:

A special law in this field would instill a sense of fear of law amongst the people who involve themselves in such kinds of activities. There can be no trace of doubt that fear of law and veneration for the command of law constitute the foundation of a civilized society.

Una ley especial en este ámbito infundiría un sentido de miedo a ley entre quienes participan en estos actos. No puede haber duda de que el miedo a la ley y la veneración por su cumplimiento constituyen el fundamento de una sociedad civilizada.

El 23 de julio de 2018, el Gobierno indio creó dos comités de expertos para entender la necesidad de una ley que evite los linchamientos.

El informe será presentado al primer ministro Narendra Modi, líder de un gobierno que ha fomentado esta cultura de intolerancia.

Aunque Mark Zuckerberg y otros fundadores de plataformas tecnológicas deberían hallar nuevos modos de contener las noticias falsas y los rumores alarmistas en sus plataformas, el Gobierno indio necesita hacer mucho más para proteger la seguridad pública de la población. Asegurar que se castigan estos actos y que se cumple la ley salvará las vidas de muchas comunidades minoritarias, incluidos musulmanes, intocables y grupos tribales minoritarios.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.