¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Montenegro discrepa con Trump de que representa una amenaza para la paz mundial

Típica calle de Podgorica, capital de Montenegro, donde los ciudadanos prefieren pasar el rato socializando en cafés bajo el clima del Mediterráneo que planeando guerras. Foto de Anton Nosik, vía Wikipedia, CC-BY.

Una broma del presidente estadounidense, Donald Trump, causó controversia sobre el estado balcánico de Montenegro, cuando dijo que la ‘agresividad’ montenegrina podría desatar la Tercera Guerra Mundial.

En Fox News, el comentarista conservador Tucker Carlson le preguntó a Trump sobre el artículo 5 del tratado de la OTAN, que obliga a sus miembros a acudir en ayuda de otros estados miembros cuando están bajo ataque. Preguntó por qué los hijos de los estadounidenses deberían ir a defender a Montenegro, el miembro más reciente de la OTAN. A eso, Trump dijo que “Montenegro es un país diminuto con gente muy fuerte” que “puede ponerse agresiva y, felicitaciones, estás en la Tercera Guerra Mundial”.

Trump dice que le molestan las disposiciones de la OTAN que requieren que Estados Unidos acudan en defensa de otros países miembros.

La broma generó críticas de importantes diplomáticos y legisladores estadounidenses como un “regalo para Putin”.

Además, según un artículo de Business Insider, el intercambio de Fox News malinterpretó cómo funciona el artículo 5. Un miembro de la OTAN que inicie una guerra “no puede invocar el artículo 5 y pide la intervención estadounidense porque no sería un ataque contra un miembro de la OTAN sino un ataque de un miembro de la OTAN”.

Historia reciente de Montenegro: manzana de la discordia entre Rusia y la OTAN

Con poco más de 642 000 habitantes, Montenegro es el país balcánico de menor población. Se volvió independiente en 2006. Su escena políitica, dominada por la misma élite desde hace 28 años, ha estado muy polarizada entre un gobierno a favor de la Unión Europea y de la OTAN, y una oposición que incluye partidos acusados de vínculos con radicales de los vecinos Serbia y el Kremlin.

En 2016, las autoridades montenegrinas anunciaron que impidieron un intento de golpe de estado apoyado por Rusia, que supuestamente estaba dirigido a evitar que el país se volviera miembro de la OTAN.

Finalmente, Montenegro se unió a la OTAN en junio de 2017 a pesar de la desaprobación del Ministerio del Exterior ruso, que emitió una amenaza oficial de medidas de represalias.

Anteriormente, Montenegro tuvo su primer escándalo relacionado con Trump cuando el presidente estadounidense pareció empujar al primer ministro de Montenegro, Duško Mirković, en una reunión con líderes de la OTAN. Aunque el primer ministro comentó que la acción fue “inofensiva”, la oposición nacional lo usó como razón para protestas contra la OTAN.

Este video da una explicación concisa de 8:30 minutos de los recientes hechos históricos.

¿Lo recuerdan? Se volvió viral, y esta hombre al que Trump empuja es el primer ministro de Montenegro, país balcánico que casi no sale en las noticias hasta esto. [….] “Es bueno ver cómo respetan, o no respetan, a nuestro líder de Montenegro”. Se suponía que sería el gram momento de Montenegro, a días de unirse a la OTAN […] pero Montenegro está atrapado en un punto de conflicto entre Rusia y Occidente. […]

De nuevo, el Gobierno de Montenegro reaccionó de manera conciliatoria con Trump, apoyó la dedicación de amistad y alianza con Estados Unidos. Dejaron constancia de que “en el mundo de hoy, no importa que seas grande o pequeño, sino hasta qué punto aprecias los valores de libertad, solidaridad y democracia”.

Gobierno de Montenegro: estamos orgullosos de nuestra historia, nuestra amistad y alianza con Estados Unidos es fuerte y permanente.

De otro lado, el político opositor montenegrino Marko Milačić expresó su ‘apoyo a Trump’ por entrar a la zona de quienes piensan igual que los opositores sobre la pertenencia a la OTAN que durante años han hecho una pregunta similar: ¿por qué los soldados montenegrinos debería pelear en guerras por el mundo, y defender pueblos que no podían encontrar en un mapa el día anterior?”. También desestimó la afimación de la Tercera Guerra Mundial como “una broma”.

Milačić es un conservador contrario a integrar OTAN y la Unión Europea, y en el video de líneas arriba se le puede ver quemando una bandera la OTAN. Sus otras prioridades incluyen valores familiares y evitar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La última vez que se invocó el artículo 5 de la OTAN lo hizo Estados Unidos después del 11 de septiembre de 2011, lo que llevó a la operación de la OTAN en Afganistán. Esto incluyó participación directa de Montenegro desde 2010, antes de siquiera ser miembro.

Algunas posibles motivaciones detrás del estereotipo del “montenegrino fuerte” de Trump

La afirmación de que Montenegro empezaría una guerra con un país enemigo mucho más grande parece repetir bromas que eran populares en la ex Yugoslavia.

En los balcanes, los montenegrinos tienen la reputación de resistir caballerosamente las invasiones extranjeras, desde el Imperio Otomano a la lucha antifascista durante la Segunda Guerra Mundial. También tienen la reputación de ser leales aliados cuando toman una decisión por libre elección.

Por ejemplo, el antiguo Reino de Montenegro le declaró formalmente la guerra a Japón en 1904 como muestra de apoyo a su entonces aliado Imperio Ruso durante la guerra ruso-japonesa. Hasta existe la leyenda de que un oficial montenegrino solitario viajó al Lejano Oriente para unirse a las tropas rusas como voluntario y le ganó un duelo con espadas a un samurái.

A medida que la cultura montenegrina se volvió menos militarista en las décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, el contraste entre su tamaño y el estereotipo de orgullosos y explosivos montañeses fue aprovechado en muchas bromas, como el popular ejemplo de una guerra hipotética con el país más poblado del mundo:

Pričaju dva Crnogorca:
– Znaš li mrčo da smo zaratili sa Kinezima?
– Znam. A koliko ih ima?
– Milijardu i dvjesta miliona.
– Kuku nama! Đe ćemo sahranit’ tolike ljude?

Después de que Montenegro y China se declararon la guerra, dos montenegrinos discuten la situación:
– Oye, hermano, ¿sabes que estamos en guerra con los chinos?
– Eso supe. ¿Cuántos son?
– Mil doscientos millones.
– ¡Oh, vaya! ¿Cómo vamos a encontrar un cementerio suficientemente grande para enterrar a tanta gente?

No hay información de cómo Trump conoció el estereotipo del “montenegrino fuerte”. Una hipótesis es que su esposa Melania, que creció en Yugoslavia, pudo haber conocido este detalle de cultura popular, pero no hay evidencia pública de qie Trump haya adquirido ese conocimiento de ella.

La reciente resistencia al intento de golpe también ha demostrado que la resolución montenegrina de enfrentar influencias hostiles (esta vez, Rusia) no es broma, y puede haber impresionado a los asesores estadounidenses de Trump, o al presidente ruso Vladimir Putin, con quien recientemente conversó en privado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.