¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Por qué una animación brasileña sobre drag queens causa polémica?

Super Drags cuenta la historia de tres jóvenes que de noche se transforman en superheroínas transformistas. | Imagen: Netflix/Divulgación.

Cuando Netflix anunció que estrenaría el primer dibujo animado producido en Brasil, el público en las redes sociales se mostró ansioso. El anuncio llegó a finales de mayo con el estreno de un avance de 38 segundos. Super Drags cuenta la historia de tres jóvenes –Patrick, Donny y Ramón– que trabajan en una tienda por departamentos durante el día y que se noche se transforman en superheroínas drag queens.

Luego del anuncio, la serie se volvió blanco de notícias falsas en las redes sociales, en páginas de grupos conservadores. Según un reportaje del diario O Estado de São Paulo, un texto acusa al dibujo de “explorar la homosexualidad en los niños” y de “hacer apología del lesbianismo y otras prácticas sexuales”, aun sin conocer el contenido de los episodios. A pesar de que Netflix tiene otras series animadas para el público adulto –como BoJack Horseman y Rick y MortySuper Drags fue la primera que despertó polêmica.

La polêmica aumetó después de que la Sociedad Brasileña de Pediatría (SBP) publicara una nota oficial de condena al dibujo animado. Tras afirmar que habla por 40 000 médicos brasileños, la entidad señala que “ve con preocupación” el anuncio del estreno de Super Drags. La nota sigue:

A SBP respeita a diversidade e defende a liberdade de expressão e artística no País, no entanto, alerta para os riscos de se utilizar uma linguagem iminentemente infantil para discutir tópicos próprios do mundo adulto, o que exige maior capacidade cognitiva e de elaboração por parte dos espectadores.

La Sociedad Brasileña de Pediatría respeta la diversidad y defiende la libertad de expresión y artística del país, pero alerta sobre los para riesgos de utilizar un lenguage inminentemente infantil para discutir temas propios de los adultos, que exigen mayor capacidad cognitiva y de elaboración por parte de los espectadores.

El Ministerio Público Federal también se manifestó, y pidió que la serie no fuera incluída en el catálogo infantil, con el argumento de que es su deber para la “protección de los intereses individuales inalienables, difusos y colectivos” de niños y adolescentes.

Sin embargo, Netflix nunca dijo que la animación estaría disponible en la plataforma para niño. Luego de la consulta del diario O Estado do São Paulo –uno de los primeros en divulgar la nueve serie, se publicó un nuevo reportaje para esclarecer los rumores– Netflix declaró:

Super Drags é uma série de animação para uma audiência adulta e não estará disponível na plataforma infantil. A seção dedicada às crianças combinada com o recurso de controlar o acesso aos nossos títulos faz com que pais confiem em nosso serviço como um espaço seguro e apropriado para os seus filhos. As crianças podem acessar apenas o nosso catálogo infantil e colocamos o controle nas mãos dos pais sobre quando e a que tipo de conteúdo seus filhos podem assistir.

Super Drags es una serie de animación para una audiencia adulta y no estará disponible en la plataforma infantil. La sección dedicada a los niños, junto con un recurso de control del acceso a nuestros títulos hace que el país confíe en nuestro servicio como un espacio seguro y apropiado para sus hijos. Los niños casi no pueden acceder a nuestro catálogo infantil y colocamos el control en manos de los padres sobre cuándo y qué contenido pueden ver sus hijos.

Si Super Drags es un dibujo para adultos, ¿por qué se incomoda la Sociedad Brasileña de Pediatría?

Reacción en redes sociales

En las redes sociales, los usuarios destacaron el hecho de que solamente una serie con transformistas como personajes principales ha “preocupado” a la Sociedad Brasileña de Pediatría. En Twitter, @gabiol pregunta:

Qué gracioso, la Sociedad Brasileña de Pediatría debería intentar impedir todos los dibujos para adultos que existen en Netflix, ¿no? Pero solamente escogieron Super Drags. ¿Por qué será? 🤔🤔🤔

El perfil Não Me Kahlo, que difunde publicaciones feministas, recordó dibujos antigos que nunca fueron blanco de pedidos de censura ni de discusión:

La Sociedad Brasileña de Pediatría (SBP) “ve con preocupación el anuncio del estreno de una dibujo animado cuya trama gira alrededor de jóvenes que se transforman en drag queens superheroínas”. El dibujo es Super Drags, de Netflix Brasil, una animación para ADULTOS.

Otro usuario mencionó una polémica reciente en Brasil, de un movimiento contrario a la vacunación, que no generó pronunciamento de la entidad de pediatría. Con la tendencia en la cobertura de vacunas, enfermedades como el sarampión, la rubeola y la difteria volvieron a brotar en el país.

Creo que la Sociedad Brasileña de Pediatría se debería preocupar por la histeria colectiva de no vacunar a los niños en vez de preocuparse por Super Drags, dibujo para ADULTOS, ¡CARAjO!

En respuesta al diario Estado de São Paulo, Netflix destacó que las “cuestiones de inclusión y diversidad son extremadamente importantes” para la empresa, y mantuvo el estreno de la serie para el segundo semestre de 2018.

Más allá de la polémica

Sin embargo, la cuestión parece tratarse de un asunto más delicado. Aunque drag queen no sea más que una expresión de identidad de genero, como es temporal y no está necesariamente ligada a la persona que identifica, el prejuicio con la serie puede estar vinculado a un rasgo más profundo de la sociedad brasileña.

Brasil figura como un país que lidera las estadísticas de violencia contra personas LGBTI. Según la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil – Antra, entre enero y diciembre de 2017, 179 transexuales y travestis fueron asesinados en el país.

En una entrevista con el sitio Nexo, la psicóloga Desirèe Monteiro Cordeiro, del Ambulatorio Transdiciplinario de Identidad de Gênero y Orientación Sexual (Amtigos), que atiende a adolescentes en el Hospital de las Clínicas de São Paulo, afirma estar de acuerdo con la necesidad de controlar el contenido referido a violencia y sexo explícito para los niños, pero que las críticas en torno a la serie están más ligadas a un tabú.

Os rapazes se transformam em drags e ganham superpoderes. O Super-Homem também põe uma fantasia para combater o crime e isso não é uma questão (…) Se ainda não se sabe nada sobre a série, por que essa retaliação? Isso é censura. Se a criança não dormir às 20h e assistir à novela, ela também vai estar exposta a sexo e violência. É um conteúdo que não é pensado para a criança.

Los muchachos se transforman en drag queens y tienen superpoderes. Supermán también supone una fantasía para combatir el crimen, y eso no es un problema (…). Si todavía no se sabe nada de la serie, ¿por qué estas represalias? Eso es censura. Si el niño no se acuesta a las 8 de la noche y ve una novela, también va a estar expuesto a sexo y violencia. Es un contenido que no está pensado para niños.

La profesional también llama la atención a la importancia de conversar sobre género y sexualidad con los niños, con naturalidad:

Falar de identidade de gênero e sexualidade, homossexuais, travestis, transexuais, nas escolas ou onde quer que seja, não significa que tem alguém ali tentando incutir na cabeça das crianças que a diversidade sexual é linda e todo mundo tem que ser também.

(…)

Não é comum, mas existem crianças transexuais. Nesse caso, os outros pais devem conversar porque, no caso de uma escola, as crianças vão questionar. E geralmente elas lidam de um modo muito mais simples. Elas olham e perguntam se é menino ou menina. Dada a resposta, a vida segue e elas vão brincar.

Hablar de identidad de género y sexualidad, homosexuales, travestis, transexuales, en las escuelas o donde fuera, no significa que se está intentando inculcar en la cabeza de los niños que la diversidad sexual es linda y que todos tienen que serlo también.

(…)

No es común, pero existen niños transexuales. En ese caso, los otros padres deben conversar porque, en el caso de una escuela, los niños van a preguntar. Y generalmente lo enfrentan de modo mucho más simple. Escuchan y preguntan si es niño o niña. Con la respuesta, la vida sigue y se van a jugar.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.