¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué pasa cuando las mujeres denuncian agresión sexual en Japón?

chikan is a crime

“El chikan (manoseo/agresión sexual) es un delito. No hay tolerancia con el chikan”. Afiche en estación de tren de Tokio, Japón. Fuente de la imagen: cuenta de Flickr de Tokyo Times. Licencia CC BY-NC-ND 2.0.

La reciente agresión sexual a una canadiense en un tren de Tokio, y la forma como la policía respondió, ha generado rápidamente discusiones en Twitter sobre lo que pasa en Japón con el problema de ‘chikan‘ (痴漢 o manos largas en trenes, en japonés). La experiencia de agresión sexual denunciada es similar a conocidos casos en Japón que involucran a la periodista Shiori Ito, la bloguera conocida como Hachu y la actriz de teatro Shimizu Meili.

En julio de 2018, una mujer que usa el nombre de ‘Jenna‘ en Twitter comenzó a publicar una serie de tuits con relatos de cómo un hombre la acosó y manoseó en un tren de Tokio, y lo que pasó después cuando el acosador fue arrestado y ella denunció ante la policía.

En una serie de tuits, Jenna escribió:

About 20-15 or so minutes from Omotesandō a large man approached me from my left side. He was staring at me in a very lecherous way. He came right up against me and whispered “kirei” which means “beautiful” in Japanese. I ignored him and looked around at the people in the seats, some noticed his strange behaviour…

A unos 15 o 20 minutos de Omotesandō, un hombre se acercó a mi lado izquierdo. Me miraba de una forma muy lasciva, vino directamente hacia mí y susurró “kirei”, que significa “hermosa” en japonés. Lo ignoré y miré a las personas en los asientos, algunos notaron su comportamiento extraño…

Usualmente los incidentes de manoseo por ‘chikan’ se procesan en la policía bajo la sección 176 del Código Penal como “indecencia forzada” (強制わいせつ). Según el Departamento de la Policía Metropolitana de Tokio, 1 750 casos de manoseo y agresión sexual fueron resportados en 2017. Más del 50 % de los casos de manoseo ocurrieron en trenes, y más del 20 % se dieron en las estaciones. Sin embargo, las víctimas de agresión sexual en Japón suelen lamentar que estos casos sean difíciles de procesar.

Jenna continúa describiendo su experiencia personal con el manoseo en el tren en su hilo de Twiter:

…The Japanese man sat down when a seat opened up, and continued staring at me, mainly my face and my thighs (I was wearing a skirt). I felt quite uncomfortable, but honestly I've experienced similar things before, and was okay…

…He stood up again after a couple of minutes and came up to me again and asked me where I was going (in Japanese.) I said “huh?? What??” And he just stared at me…

…El japonés se sentó cuando quedó libre un asiento y continuó mirándome, principalmente mi rostro y mis muslos (estaba usando una falda) Me sentí bastante incómoda pero honestamente, ya he experimentado algo similar, así que estaba bien…

…Después de algunos minutos, se levantó nuevamente, vino hacia mí y me preguntó adónde iba (en japonés) yo respondí “¿ah? ¿qué?”. Él solo me miró…

En el mismo hilo de Twitter, Jenna dijo que consideró bajarse del tren antes y esperar al siguiente, pero sintió miedo de que el hombre la siguiera. “Realmente no vi ninguna opción y me sentí incómoda”, explicó en un tuit.

Cuando se acercaban a su parada, Jenna se levantó y fue hacia las puertas de salida:

…I noticed the Japanese man looking up and noticing me at the door, he suddenly shot upright and practically ran up behind me, standing behind me and slightly to my left. I was quite scared at this point, and panicking about what to do, he was clearly going to follow me off the train.

This all happened within a few seconds, and within 10 seconds of him placing himself behind me, I felt his right hand touch my left butt cheek and squeeze hard, twice.

…Me di cuenta de que el hombre me miraba en la puerta y de repente se levantó y casi corrió detrás de mí, se quedó ligeramente a mi izquierda. En este punto yo estaba muy asustada, llena de pánico sobre qué hacer. Era claro que iba a seguirme al bajar del tren.

Esto pasó en pocos segundos y durante los 10 segundos que estuvo detrás de mí, sentí su mano derecha tocar la parte izquierda de mi trasero y apretar fuerte dos veces.

Jenna cuenta que un desborde de adrenalida que la hizo voltear y golpear a su acosador, que intentó huir. Ella lo persiguió hasta la plataforma del tren, lo agrarró por la ropa mientras gritaba en japonés que la había agredido sexualmente. El personal de la estación intervino y la policía llegó poco después.

Denunciar una agresión sexual a la policía en Japón

Según su hilo en Twitter, a Jenna la llevaron a la estación de policía cercana para lo que se convirtió en casi siete horas de interrogatorio, pero su frustrante experiencia con la policía empezó en el auto:

The driver made some, in my opinion, condescending comments about how I couldn't possibly know he groped my butt because I don't have eyes in the back of my head.

El conductor hizo algunos comentarios, en mi opinión, condescendientes sobre cómo podría saber si él tocó mi trasero si ni siquiera tengo ojos detrás de mi cabeza.

En la estación de policía, después de que le quitaron su teléfono, pasaporte y otra identificación, Jenna dice que empezó a sentirse asustada:

I was scared being alone with a bunch of possibly power hungry men with no phone after what just happened to me.

Estaba asustada de estar sola, sin teléfono con un montón de hombres posiblemente hambrientos de poder después de lo que me acababa de pasar.

Después, la condujeron a otra división más privada, pero Jenna explicó:

…Almost 10 male staff members decided to go around it and hang out in the doorway to my room listening to my story anyway.

A male translator was put on speaker phone, and during the time I was explaining the story to him, those nosy men were talking and laughing so sometimes I couldn't even hear or explain properly to the translator.

Casi 10 policías decidieron quedarse en la entrada de la habitación escuchando mi historia. Un traductor estaba en el altavoz, y mientras explicaba mi historia, los ruidosos hombres hablaban y se reían, así que a veces ni pude escuchar o explicar apropiadamente al traductor.

Después de contar su historia, Jenna dijo que la policía le recomendó no presentar cargos porque su presunto agresor era aparentemente menor de edad. Decidida, Jenna dijo que aún quería presentar cargos.

La policía midió y fotografió el cuerpo de Jenna en un proceso que duró más de tres horas. Presentar cargos también significa tener que hacer una reconstrucción, un requisito común cuando se denuncia agresión sexual en Japón:

We go into the Hall and there's a mannequin with a brown wig, plaid skirt and white shirt. That's me. They have a staff member acting as the chikan. They have to set up/reenact and photograph every moment that happened on the train. And I have to be in the photos pointing at the situation to confirm I agree that's what happened I guess? Protocol they say.

Fuimos al salón y había un maniquí con una peluca café, una falda de cuadros y una blusa blanca. Soy yo. Un miembro de su equipo representaba al chikan. Tienen que recrear y fotografiar cada momento que pasó en el tren y yo tenía que estar en las fotografías señalando la situación para confirmar que eso fue lo que pasó, creo. Protocolo, dijeron.

Jenna notó que no contactaron a ningún testigo potencial, y que la policía tomaría la decisión de presentar o no cargos (en Japón, la policía remite los casos penales a un fiscal). La policía devolvió a Jenna su teléfono y demás pertenencias. Cerca de siete horas después de la agresión sexual agredida en el tren, podía irse a casa.

They ask if I want to get a drive to Omotesandō station or home. I pick home obviously, they groan, it's an hour drive. But damn if I don't at least get a drive home out of this, I don't want to pay $15 just to get groped and waste 6.5 hours in the police station.

Preguntaron si quería que me llevaran a la estación de Omotesandō o a casa. Obviamente dije que a casa, se quejaron, es un viaje de una hora. Maldita sea, ni siquiera consigo que me lleven a casa con esto. No quiero pagar 15 dólares sólo para que me manoseen y perder seis horas y media en la estación de policía.

Después de una experiencia agotadora en la estación de policía, Jenna concluyó:

If this happens again I will feel more powerless knowing there's probably nothing I can do, and nothing the police will do. #groping #chikan #japan #sexualharassment #police #痴漢

Si esto pasa nuevamente, me sentiré indefensa sabiendo que probablemente no haya nada que pueda hacer y nada que la policía hará.

Twitter japonés responde a la historia de Jenna

En los días siguientes, muchas personas en todo el mundo difundieron y comentaron los tuits de Jenna alrededor del mundo, y en su mayoría mostraron apoyo. En muestra de solidaridad, algunos usuarios japoneses de Twitter también contaron sus propias experiencias de acoso y agresión sexual:

Hola, he leído tus tuits. Siento mucho que hayas pasado por esto. ¡Desearía echarle una maldición! Absolutamente inaceptable. 😡😡 A mí me acosaban ‘chikan’ casi todos los días cuando era niña. ¡Me enoja que nunca se tome en serio el abuso contra las mujeres y niños en Japón!

Un usuario en Twitter creó un momento de Twitter con los tuits de Jenna:

Estamos contigo.

Otros tradujeron sus tuits al japonés:

Cuando tuiteé tus experiencias, algunos japoneses criticaron que la historia podía ser falsa, así que, traduje al japonés todos los tuits relacionados al manoseo. Aquí está el enlace de la traducción.

Policía pide a víctima borrar sus tuits

A finales de julio, se infromó que el agresor de Jenna confesó haberla manoseado, pero la policía no tomó ninguna medida. Jenna tuiteó que la policía finalmente tomó la decisión de registrar el caso y esperar que sea suficiente para impedirle agredir en el futuro.

Cuando Jenna anunció que la policía le sugirió que eliminara los tuits, su historia fue compartida 2 000 veces:

La policía japonesa sugirió eliminar la publicación que hice sobre mi agresión sexual. Muy bonito Japón, intenta esconder el trato de mierda que me diste.

Luego Jenna aclaró la solicitud:

Bien, ahora la policía está diciendo que querían que eliminara los tuits “por mi seguridad” no porque quisieran que escondiera algo. No sé si esto es verdad o sólo están tratando de cubrirse las espaldas, pero puedo protegerme sola, ya que, claramente ellos no lo harán.

3 Comentarios

  • Las agresiones sexuales a las mujeres en el transporte público son un problema mundial.

    Le tocaron la cola y la policía “no hizo nada”?

    Mis sentimientos están con la pobre chica. Lástima que traten de usarlo para atacar (como es costumbre) a Japón.

    Hay notas en todo el mundo de casos mucho peores. Varones masturbándose en un transporte público de New York por ejemplo.

    https://www.huffingtonpost.com/entry/this-is-commuting-while-female_us_576be74ee4b0c0252e787fa4

    Según un importante estudio a nivel mundial, Bogotá resultó la ciudad más peligrosa del mundo para las mujeres en el transporte público. Ciudad de Seguidas de Lima y Nueva Delhi.

    http://www.lanacion.com.ar/1886763-buenos-aires-es-la-sexta-ciudad-con-mas-acoso-a-mujeres-en-transporte-publico

    En Buenos Aires se reciben 5 denuncias por hora.

    https://www.minutouno.com/notas/3048302-se-registran-5-denuncias-acoso-trasporte-publico-hora

    En Perú, casi el 33% de las mujeres sufrió abuso en transporte público.

    https://diariocorreo.pe/edicion/lima/el-328-de-mujeres-fue-victima-de-acoso-en-transporte-publico-809870/

    Por qué esa fijación de los medios en contra de Japón? Tokio, en el estudio que vimos, quedó entre las ciudades más seguras del mundo.

  • OTRO PUNTO DESPRECIABLE PARA LA POLICA EN VARIAS PARTES DEL MUNDO, ES QUE UN TRAMITE QUE PERFECTAMENTE LLEVARIA MEDIA O UNA HORA, LO EXTIENDEN POR VARIAS HORAS!

    Ademas, en muchos casos se nota que la misma policia hace “tiempo”, genera todo tipo de excusas, contesta de muy mal modo a los civiles que intentan que se tome alguna medida contra el agresor y hasta lo/la tratan (por la manera en que llevan el caso o como reaccionan ante sus palabras), como “perturbado mental”, “poco creible”, que “exagera”, etc.

    Tambien, es increible que estando en pleno siglo 21, no se utilice a mujeres policias en estos casos para contrarrestar la reaccion machista de muchos policias varones y encima, torpes, hacia la salud fisica y psiquica de las mujeres!
    Por ultimo, si la misma policia es inutil e ineficiente, pone todo tipo de excusas para entorpecer la misma investigacion, se burla de los civiles, etc, si se registran varias quejas contra un mismo policia, la misma fuerza de seguridad deberia llamarle la atencion, escarmentarlo o incluso, ponerlo en suspension por ello (sin goce de sueldo los dias que dure la misma!).

    • Ahhhh, muy importante! ¿Donde un civil podria denunciar o quejarse ante la pesima atencion brindada por la misma policia?

      Evidentemente, no deberian ser hechas las quejas en la misma policia, porque, resulta obvio, que en muchos paises, la misma policia se protege a si misma, impidiendo que cualquier queja, prospere o no?

      Por lo tanto, lo logico y mas coherente seria que por ley, la misma policia le deberia entregar un papel o tarjeta con una web donde se recabe la info sobre el actuar de la misma policia y se anexen e investiguen en casos de inoperancia, negligencia, burlas, etc de gente que, se supone, deberia desempeñarse como profesionales del orden y dar el ejemplo con sus propias conductas!

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.