¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activistas y artistas denuncian la criminalización del arte en Cuba

Foto: Daniella Fernández. Tomada de Fotógrafas Cubanas y usada con permiso.

Nuevas inquietudes por la libertad de expresión en Cuba están teniendo lugar con la pronta entrada en vigor del Decreto 349. Dicha norma jurídica, aprobada en enero de este año, comenzará a aplicarse en diciembre de este año y buscará regular las actividades comerciales del sector de la cultura, incluyendo la venta de libros.

Las regulaciones en cuestión establecen reglas dentro del sector cultural y exigen, entre otras cosas, que quienes presten servicios artísticos tengan vinculación con las instituciones oficiales. Además se establecen las sanciones que se aplicarán al incumplimiento de las exigencias, así como las autoridades con derecho a hacerlas valer.

Del mismo modo, el Decreto 349 provee medidas como la aplicación de multas, el decomiso de instrumentos, equipos y otros bienes usados para la actividad en cuestión. Además, podrá suspenderse el espectáculo artístico de manera inmediata.

El carácter polémico de la norma también viene dado por la inclusión en uno de sus artículos de regulaciones contra acciones que hieran “la dignidad humana”. De esta manera, discriminaciones raciales o por orientación sexual, así como imágenes violentas, entre otras, se convierten en hechos punibles, algo que podría constituir un hecho excepcional dentro del ámbito de la cultura en Cuba.

Muchos de los contrarios al Decreto se sirven de expresiones artísticas como modos de denuncia y de agitación estética, y estiman que estos controles limitan el alcance del mensaje artístico.

Desde su publicación en julio del 2018, el Decreto 349 ha encontrado una fuerte oposición de varios artistas cubanos, en especial aquellos ligados a espacios independientes de creación, proyectos comunitarios y de oposición política al gobierno actual.

Uno de los argumentos más socorridos es que la aplicación de esta norma jurídica limitará la capacidad de creación de los artistas independientes y abrirá la puerta a directrices y censuras gubernamentales a contenidos que puedan serles contrarios.

Las campañas de denuncia del Decreto 349 han tenido lugar de manera paralela a las discusiones sobre la propuesta para una nueva constitución de la República de Cuba. Sin embargo, para muchos, las discusiones sobre la Constitución le han restado visibilidad a las protestas contra el Decreto.

En medio de las discusiones un grupo de intelectuales, artistas y activistas han liderado una campaña contra el Decreto que incluye la realización a actualización de la página de Facebook Artistas Cubanxs en Contra del Decreto 349. Entre los miembros del grupo a la cabeza de la campaña se encuentran la historiadora del arte Yanelys Nuñez, el artista de la plástica Luis Manuel Otero Alcántara, el poeta Amaury Pacheco y el rapero David, estos dos últimos integrantes del proyecto Omni Zona Franca.

La campaña se enfoca también en la recolección de 10 mil firmas, número estipulado por la Constitución de Cuba para la revaluación de una norma jurídica.

Mientras tanto, una petición y carta abierta compartida en Avaaz se ha unido a estas discusiones para cuestionar la legitimidad de la norma. En el texto, los firmantes expresan preocupación por los años venideros del arte y la cultura en Cuba si se determina que serán organizaciones del Estado las que decidan quiénes tendrán permiso de llevar a cabo actividades artísticas y quiénes podrán financiarlas:

Hoy día, el sistema de crowdfunding ofrece nuevas fuentes de apoyo a proyectos artísticos por parte de amigos. […] El hecho de que un artista cubano logre financiar sus creaciones por medios propios no lo convierte en un opositor — millones de individuos en el mundo se benefician de las nuevas tecnologías para difundir sus obras al margen de las instituciones culturales establecidas.

También se cuestionan los riesgos que vienen con criterios legales imprecisos dentro del Decreto, como los que buscan, por ejemplo, castigar “contenidos lesivos a los valores éticos y culturales”.

La carta abierta se dirige al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y al nuevo Ministro de Cultura Alpidio Alonso; y ha sido firmada artistas e intelectuales como Tania Bruguera, Laritza Diversent, Coco Fusco, Yanelys Nuñez y Enrique del Risco.

Las preocupaciones de los firmantes de la carta son compartidas a su vez por la organización de juristas Cubalex:

Los artistas independientes o que no tienen vinculación con las instituciones del estado o grupo de la sociedad civil, se verán doblemente discriminados debido a que sus formas y medios de expresión son percibidos por el Estado como contestatarios, por tanto una forma de expresión de la opinión política.

Han surgido además preguntas acerca de si se implementará dicha norma en espacios religiosos, en los cuales tienen lugar actividades artísticas. Tal es el caso de la Regla de Osha, religión de amplio práctica en Cuba, dentro de la cual tanto la danza como la música forman parte del rito en sí mismo.

Al mismo tiempo, un tema de hip hop hecho en colectivo por artistas como David D’Omni (Omni-Zona Franca), Raudel Collazo de “Escuadrón Patriota” y el roquero Gorki, de la banda Porno para Ricardo acompaña también las distintas protestas:

Tu censura está en clausura de conciertos que tumbaste.

Siempre estuvo ahí, solo la legalizaste.

Nos acusas entonces de politizar el arte, dime

¿Qué hiciste tú cuándo lo colocaste

En la Constitución con sanciones al artista?

Basta ya de represión sigue creciendo la lista.

Por su parte, y en posición contraria, Jorge Angel Hernández desde la revista oficialista La Jiribilla ha publicado el articulo “Del Decreto-Ley 349 y sus contra-invenciones“:

Las reacciones opuestas al Decreto 349 coinciden, casualmente, en centrarse en la presentación de un caos futuro de censura y represión; anuncian el Apocalipsis y protegen, sin mucha sutileza, las fuentes de financiamiento injerencista que les van permitiendo los diferentes niveles de protagonismo en el espectro público internacional.

La controversia ha tenido ya confrontaciones importantes entre los artistas y el Estado fuera de las redes. Como parte de la promoción de los esfuerzos contra el Decreto, Artistas Cubanxs en Contra del Decreto 349 programó dos conciertos para el 11 y 15 de agosto pasados, pero la respuesta gubernamental fue contundente: la Policía Nacional Revolucionaria puso fin al evento y arrestó a algunos de sus artistas. Diario de Cuba capturó imágenes de los arrestos y los compartió en su canal de YouTube:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.