¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los debates del proyecto para la nueva constitución cubana ocupan también los espacios digitales

Jóvenes usando el servicio público de wifi en una plaza de La Habana. Fotografía de Kaldari. Compartida bajo licencia Creative Commons CC0 1.0 Universal Public Domain Dedication.

Una nueva Constitución de la República de Cuba concentra la atención dentro y fuera de la isla en un proceso con numerosos hechos sin precedentes. Entre ellos, que los cubanos que viven fuera del país puedan participar en el debate, enviando comentarios y sugerencias a través de una sección en el portal Nación y Emigración, llevado por la Cancillería.

La plataforma estaría en pie y funcionamiento a principios de septiembre, pero la sociedad civil no esperó y se volcó a las redes para empezar el debate en páginas alojadas en Facebook o bajo artículos de medios en línea como Granma o Cubadebate, ambos llevados por el Estado,

Ahora, para que los intercambios tuvieran un espacio común, el profesor universitario y doctor en Ciencias, Yudivian Almeida, que otrora fuera bloguero y participante del proyecto Bloggers Cuba, desarrolló una herramienta en línea para comentar de manera organizada los artículos de la propuesta.

Dicha herramienta es parte del sitio web del proyecto Postdata Club que dirige Almeida, y que funciona a través de Disqus, una herramienta para alojar y administrar comentarios en blogs y comunidades en línea.

Entrevistado por la periodista Milena Recio para Oncuba Magazine, Almeida explica que el contenido principal, apoyado por tecnologías que no usan servicios de hosting, puede permanecer en los equipos aunque se desconecten de internet. Esto, sostiene, es de gran utilidad para los cubanos que se sirven del limitado acceso a internet dentro de Cuba y constituye también una particularidad del proyecto, pues permite acceder al texto de la nueva carta magna y compararla con la ley suprema vigente.

Además, la herramienta puede ser usada tanto desde dentro del territorio nacional como por internautas radicados fuera de la isla. Para muchos dentro de los intercambios que tienen ya lugar en las redes, la participación en el proceso de consulta de los cubanos que viven en el extranjero podría dar pie a que también se considerase que puedan votar por la nueva Constitución.

Almeida ha explicado también que se trata de una herramienta sencilla que no busca sustituir los intercambios impulsados por el gobierno, y que se irá desarrollando a medida que los participantes la utilicen:

En un espacio como este no hay que pedir la palabra, no existe un horario para debatir. Se puede ir argumentando en la medida en que se le ocurran respuestas, interrogantes, o planteamientos. Se sale de las condiciones físicas y temporales que tiene la consulta popular.

El proceso de debate del proyecto de ley suprema de la República de Cuba comenzó el 13 de agosto y se extenderá hasta el 15 de noviembre de este año, luego de lo cual se harán los cambios que se consideren pertinentes y se someterá a votación.

Este nueva carta magna se venía trabajando desde el 2013. Una comisión designada por la propia Asamblea, durante la presente legislatura, fue la que presentó la versión para que fuera discutido por los parlamentarios y parlamentarias en la sesión ordinaria de la ANPP, durante los días 21 y 22 de julio del año 2018.

De lo más traído y llevado de este proyecto están la eliminación del comunismo como base principal de la ideología del Estado y el artículo 68, que plantea que el matrimonio es la unión entre dos personas con capacidad legal para ello. Esto último, en particular, presume la unión legal entre personas del mismo género, lo que ha sido entendido como una luz verde al matrimonio igualitario.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.