¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Recordando los esfuerzos olvidados de Kofi Annan en Timor Oriental

Kofi Annan, retrato hecho por la Fundación Kofi Annan, 2015, usada con autorización. Vía Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Los habitantes de Timor Oriental se unieron al luto del mundo por la muerte del diplomático internacional Kofi Annan, quien falleció en Suiza a los 80 años el 18 de agosto de 2018.

Annan dejó un legado de instauración de paz global durante las crisis internacionales que definieron la era posterior a la Guerra Fría. Sus esfuerzos de mantener la paz en Timor Oriental suelen quedar en el olvido, pero en la pequeña capital costera de Dili encendieron velas por el ex secretario general de Naciones Unidas, quien negoció la paz en la nación tras dos décadas de violenta ocupación de Indonesia, que comenzó en 1975.

Timor Oriental forma parte de un archipiélago del sudeste asiático cercano a Australia, constituido aproximadamente por un millón de habitantes, que logró su independencia de Indonesia en 1999 y adhirió a Naciones Unidas en 2002.

En Facebook, el usuario João Martins publicó sobre el homenaje con velas:

Dozens of Timorese conducted candle light vigil in remembrance of former UN Secretary General Kofi Annan who passed away 2 days ago and his contribution to the Independence process of East Timor during his time at UN. Thank you Mr Kofi Annan and May his soul rest in peace in heavenly God’s Kingdom.

Docenas de timorenses realizaron una vigilia con velas en conmemoración al ex secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, que falleció hace dos días, y a su contribución en el proceso de independencia de Timor Oriental durante su periodo en la organización. Le agradecemos, señor Kofi Annan, y que su alma descanse en paz en el reino celestial de Dios.

Fuera del país, los homenajes para Annan acapararon los medios informativos y los medios sociales. Sin embargo, algunos señalaron sus equivocaciones en asuntos exteriores cuando ejerció como director de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas, como la guerra en Iraq y las atrocidades en Ruanda y Bosnia.

Annan como negociador de la paz en Timor Oriental

En 1975, el Ejército de Indonesia invadió Timor Oriental, ocupó la región e impuso su idioma y cultura. Silenciaron toda la resistencia, lo que provocó atrocidades como la masacre de Santa Cruz en 1991, cuando acribillaron a 250 manifestantes pacíficos a favor de la independencia timorense.

Durante la ocupación, el Ejército indonesio separó aproximadamente a 4 000 niños de sus familias, que estaban en la resistencia, como medida para “debilitar y humillar” a sus enemigos.

Quince años de conversaciones de paz que no llevaron a nada, hasta que Annan tomó las riendas de Naciones Unidos en 1997, y prometió resolver la crisis en Timor Oriental. Para agosto de 1999, Annan y el presidente indonesio B.J. Habibie hablaban a diario, según el libro del historiador Geoffrey Robinson, Si nos dejan aquí, moriremos: Cómo cesó el genocidio en Timor Oriental.

El 4 de septiembre de 1999, Annan habló hasta altas horas de la noche con Habibie, quien dio la pelea a Annan al otro lado del mundo.

La semana previa, Annan y Habibie habían negociado un referéndum de independencia que indignó y enfureció al Ejército indonesio. Después de 24 años de brutal ocupación, aproximadamente 80 % de los votantes timorenses votaron por independizarse totalmente de Indonesia.

Annan supo que no podía promover una misión de paz sin el consentimiento de Habibie y contactó a los líderes del mundo para ejercer presión sobre Indonesia. Annan se aseguró apoyo para una intervención, junto con Australia, el 12 de septiembre de 1999.

Con el tiempo, Habibie aceptó el resultado del referéndum y solicitó paz y seguridad, pero su régimen perdió el control sobre el Ejército, y hubo muchas denuncias de masacres en todo el territorio de Timor Oriental.

Se calcula que 300 000 personas huyeron hacia Timor Occidental, aunque miles murieron en ataques en todo el país, incluidas 200 personas que murieron en un solo día dentro de la iglesia Suai en la región sudoeste.

Annan aseguró una intervención de Naciones Unidas con el apoyo de las tropas australianas, que restauraron la calma en la isla. Incluso después de establecerse una estabilidad duradera, Annan insistió en mantener las fuerzas de paz en el país durante casi tres años, por lo que la independencia de Timor Oriental se aplazó hasta el 10 de mayo de 2002.

El historiador Robinson asevera que la intervención humanitaria de Annan en Timor Oriental fue crucial para lograr la seguridad y estabilidad de la isla.

Reflexiones sobre las políticas de intervención

Durante el periodo que Annan ejerció como director de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas, dijo que Timor Oriental y el conflicto en Kosovo, que se suscitó de manera simultánea (1998), requirieron de una reflexión seria acerca de las políticas de intervención. En sus memorias, Intenvenciones: Una vida en guerra y paz, escribió:

…the world had confronted two separate crises – Kosovo and East Timor – that had triggered a global debate on intervention and sovereignty, the rights of peoples and the responsibilities of states. I have combined my own intense diplomatic engagement on both crises – with the UN playing a central role in the case of East Timor – with a determination to reframe the question of intervention, and restore the United Nations to a central place in setting the boundaries of what states could do within their borders.

…el mundo enfrentó dos crisis diferentes –Kosovo y Timor Oriental– que provocaron un debate mundial sobre la intervención y soberanía, derechos de las personas y las responsabilidades de los Estados. Combiné mi propia participación diplomática intensa en ambas crisis –hice que Naciones Unidas interpretara un papel central en el caso de Timor Oriental– con la determinación de replantear el asunto de la intervención, y devolver a Naciones Unidas el lugar central para establecer los límites de lo que los Estados podrían realizar dentro de sus fronteras.

Marianne Jago, cooperante y experta académica en Timor Oriental, calificó el papel de Annan como crucial y sin precedentes:

Annan had determined to take an active role on the East Timor question. His predecessor Javier Pérez de Cuéllar had publicly indicated that he saw his role in the East Timor question as that of a ‘go-between’ rather than one of leadership and innovation.

By contrast, soon after he took office Annan contacted the governments of Portugal and Indonesia, and informed them of his desire to use his good offices to help find a solution to the question of East Timor.

Annan tuvo la determinación de asumir un papel activo en el asunto de Timor Oriental. Su predecesor, Javier Pérez de Cuéllar, indicó públicamente que consideró su papel en el problema de Timor Oriental como el de un “intermediario”, y no de liderazgo e innovación.

Por otro lado, poco tiempo después de asumir el cargo, Annan contactó a los Gobiernos de Portugal e Indonesia y les informó de su deseo de utilizar su participación para ayudar a encontrar una solución al asunto de Timor Oriental.

También enfatiza cómo el audaz liderazgo de Annan en Timor Oriental sobresale como el aspecto más exitoso de su carrera:

In contrast to Annan’s own much-regretted reticence during the Rwanda and Srebrenica massacres, when as Head of the UN Department of Peacekeeping Operations (DPKO), and then as secretary-general, he submitted to the ‘institutional tendency’ of the UN Secretariat to ‘follow rather than lead the Security Council’, the Secretary-General’s office was at the heart of intense international diplomatic efforts to coerce Habibie into accepting an international force in East Timor.

A diferencia de la reticencia de Annan, de la que se arrepintió mucho, durante las masacres de Ruanda y Srebrenica cuando fue director del Departamento de Operaciones de Paz (DPKO) de Naciones Unidas, y luego como secretario general, se sometió a la ‘tendencia institucional’ de la Secretaría de Naciones Unidas de ‘seguir en lugar de dirigir el Consejo de Seguridad’, la oficina del secretario general estaba en el centro de unos intensos esfuerzos diplomáticos internacionales para coaccionar a Habibie a aceptar una fuerza internacional en Timor Oriental.

José Ramos-Horta, expresidente de Timor Oriental y coganador del premio Nobel de la paz de 1996, elogió a Annan por su labor en el país.

La Red de Acción de Timor Oriental e Indonesia, organización que continúa abogando por la reconciliación por las décadas de violencia y ocupación, expresó su persistente descontento por los conflictos no resueltos:

El ex secretario general de la ONU Kofi Annan falleció hoy. El premio Nobel de la paz citó los esfuerzos que realizó por Timor en 1999. No obstante, la promesa que realizó a nombre de Naciones Unidas de obtener justicia y asignar responsabilidad por los crímenes contra la humanidad perpetrados por Indonesia y otros permanece sigue sin cumplirse.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.