¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Google cede a exigencias rusas y censura videos que promocionan una manifestación de protesta

Alexey Navalny, líder de la Fundación Anticorrupción cuyos videos Google retiró de YouTube a pedido del Gobierno ruso, cumple actualmente una sentencia de 30 días de prisión por organizar una manifestación de protesta // Mitya Aleshkovsky, CC3.0.

Un día antes de una gran manifestación contra una impopular reforma pensionaria planificada en Rusia, Google informó a la Fundación Anticorrupción, organizadora de la manifestación, que retiraba de YouTube los videos de promoción de la protesta. El argumento era que iban en contra de las leyes rusas.

El Código Administrativo de Rusia impone un “día de silencio” la víspera de elecciones, en que queda prohibida toda campaña política. La manifestación coincidía con las elecciones para alcaldes en Moscú y otras regiones el domingo 9 de septiembre. Se retiraron los anuncios de varios videos que promovían las manifestaciones en 80 ciudades rusas donde habría elecciones, y YouTube también retiró los propios videos.

A comienzos de septiembre, la Comisión Central Electoral de Rusia y la fiscalía enviaron una queja formal a Google en la que acusaban a la empresa de interferir en las elecciones. Según Alexander Klyukin, miembro de la comisión que declaró ante la comisión temporal para proteger la soberanía estatal y evitar la interferencia extranjera en asuntos internos de Rusia, las autoridades rusas no estuvieron de acuerdo con la promoción en Google de la agenda política del fundador de la Fundación Anticorrupción, Alexey Navalny. La comisión temporal se estableció en el Consejo de la Federación de Rusa, la cámara alta del Parlamento, en 2017. Navalny es un destacado activista de la oposición que actualmente cumple una sentencia de 30 días de prisión por intentar organizar una manifestación presuntamente sin autorización en enero de 2018.

Leonid Volkov, aliado de Navalny y director de su campaña cuando postuló a la alcaldía de Moscú en 2013, dijo en una publicación de Facebook que la Fundación Anticorrupción presentó una queja formal a Google y advirtió sobre la sumisa obediencia de la empresa a todo pedido de censura de Gobiernos represores:

Why is that so important.

This is not the first time when Russian authorities abuse their power to issue unlawful requests to the western IT-corporations. This is the first time, though, when Google decides to comply with such a request.
This sad precedent has to be given high priority and to be reverted. We realise how legal compliance works in large corporations: the lawyers would always advise just to follow local rules to avoid problems with the local authorities. This is a good practice in the countries where the rule of law is well established.
The corporations — including Google — should face the reality. In authoritarian regimes these are the governments who most frequently abuse the law. Not every request signed by a government authority should be automatically considered as a lawful one. Good portion of criticism is necessary to protect the users and their rights.

Por qué es esto tan importante.

No es la primera vez que las autoridades rusas abusan de su poder para emitir estas solicitudes ilegales a corporaciones occidentales de tecnologías de la información. Pero sí es la primera vez que Google decide cumplir con la solicitud.
Se debe dar la mayor prioridad a este triste precedente y se debe revertir. Nos damos cuenta de cómo funciona el cumplimiento legal en las grandes corporaciones: los abogados siempre recomiendan seguir las reglas locales para evitar problemas con las autoridades locales. Es una buena práctica en países donde el estado de derecho está bien establecido.
Las corporaciones como Google deberían enfrentar la realidad. Los regímenes autoritarios son los Gobiernos que abusan del derecho con mayor frecuencia. No se debería considerar que todas las solicitudes firmadas por una autoridad gubernamental son legítimas. Es necesaria una buena parte de críticas para proteger a los usuarios y sus derechos.

Este escándalo tiene lugar mientras Google se encuentra en medio de una crisis existencial, con trabajadores que se rebelan por lo que ven como una aceptación de censura de parte de su empresa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.