¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

A través del arte, estudiantes ilustran injusticias y abusos de derechos humanos en Filipinas

Este boceto muestra cómo una persona, representada por un cerdo, le dispara a un adolescente desarmado. La imagen refleja la matanza extrajudicial de miles de personas, incluidos adolescentes, ejecutada por personas enmascaradas presuntamente vinculadas a la policía y otras fuerzas estatales. Fuente: Colectivo de artistas UGATLahi, usada con autorización.

Un grupo de estudiantes filipinos de secundaria ha reaccionado a la situación del deterioro de los derechos humanos de los filipinos por medio de poderosas imágenes.

Son estudiantes de la Secundaria Nacional Batasan Hills (BHNHS, por su nombre en inglés) en la montaña Batazan, en Ciudad  de Quezón, comunidad urbana pobre considerada como uno de los rincones más sangrientos de la conocida campaña “Oplan Tokhang” del presidente Rodrigo Duterte (en tagalo significa “guerra contra las drogas”).

El número de víctimas de la guerra contra las drogas de Duterte llegó a 20 000 según un informe gubernamental de diciembre del 2017 sobre el aparente éxito de la campaña. Sin embargo, se retractaron después de la cantidad y la cambiaron por una cifra oficial conservadora de más de 4 251 muertos hasta abril de 2018.

Los críticos de Oplan Tokhang acusan al gobierno de Duterte de permitir a las fuerzas estatales arrestar y matar con impunidad a los sospechosos de delitos relacionados con drogas.

Batasan Hills ha llevado la peor parte de la sangrienta guerra contra las drogas de Duterte, donde oficiales de la estación de Batasan han matado a 108 personas en la lucha contra el tráfico de drogas entre julio de 2016 y junio de 2017, lo que representa el 39 % de todas las matanzas en la Ciudad de Quezón en ese período.

El 28 de agosto de 2018, los estudiantes asistieron a un taller de arte organizado por el grupo activista Sining Bugkos, con el objetivo de promover una cultura progresiva y a favor del pueblo que aumenta dando a conocer los derechos de los jóvenes a un futuro pacífico. El taller es parte de una caravana temática de arte Kultura Karapatan Kapayapaan (cultura, derechos, paz).

El taller incluye sesiones de arte visual, teatro, música, poesía, fotografía y baile a la que asistieron 190 estudiantes.

Max Santiago, uno de los organizadores del taller e integrante del colectivo artístico UGATLahi y que participó en el taller, dijo:

Aware ang kabataan sa mga nangyayari sa lipunan. Makikita sa mga larawan ang EJK, Charter change,digmaan at ang agwat sa pagitan ng mahirap at mayaman sa lipunan.

Los jóvenes están conscientes de lo que está ocurriendo en la sociedad. En las imágenes, se puede ver matanzas extrajudiciales, cambio constitucional, guerra y la brecha entre pobres y ricos en la sociedad.

Estas son algunas imágenes digitales hechas por los estudiantes y difundidas por el colectivo artístico UgatLahi:

Esta imagen digital exige poner fin a la matanza extrajudicial relacionada con las drogas. Reúne imágenes de operaciones del Oplan Tokhang en comunidades urbanas pobres. Fuente: colectivo artístico UGATLahi, usada con autorización.

Esta imagen digital representa la mataza de estudiantes y jóvenes en la llamada “guerra contra el tráfico de drogas”, y las protestas públicas que generan. Fuente: colectivo artístico UGATLahi, usada con autorización

Esta imagen, con el encabezado “karapatan” (derecho), ilustra el desalojo de familias pobres en comunidades que el Gobierno planea usar para proyectos comerciales. Fuente: colectivo artístico UGATLahi, usada con autorización.

Esta imagen digital refleja la lucha de muchos estudiantes que sueñan terminar un título, lo que se les hace difícil por la pobreza. Fuente: colectivo artístico UGATLahi, usada con autorización.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.