¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Autoridades de Pekín critican a policía sueca por humillar a turistas chinos, pero hay otro lado de la historia

Captura de pantalla del enfrentamiento entre turistas chinos y la policía sueca el 2 de septiembre de 2018. Publicado en el medio sueco Aftonbladet.

El 14 de septiembre de 2018, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China emitió una alerta de seguridad para los viajeros chinos que vayan a Suecia, tras sostener que la policía sueca habia maltratado a tres turistas chinos miembros de una familia que estaban de vacaciones en Estocolmo. El incidente ocurrió el 2 de septiembre.

Varios medios de comunicación chinos informaron del incidente como “brutal” con vívidos detalles y videos que mostraban a los turistas chinos gritando y pidiendo ayuda en el exterior del Hotel Generator en lo que se aprecia como un enfrentamiento con la policía china.

Los informes de los medios de comunicación chinos agitaron rápidamente sentimientos patrióticos en los medios sociales. Sin embargo, un video que el medio sueco Aftonbladet dio a conocer al día siguiente ofreció un lado diferente de la historia e hizo que los espectadores cuestionaran la veracidad de la debacle.

El lado chino de la historia

Según un informe de Global Times, medio afiliado con el Partido Comunita Chino, los tres miembros de la familia Zeng llegaron a Estocolmo pasada la medianoche del 2 de septiembre, horas antes de su registro oficial en su alojamiento, y pidieron descansar en la recepción del hotel. Se informó que el personal del lugar se sintió amenazado por el pedido de los Zeng y llamó a la policía, que los sacó a los tres a rastras del hotel.

El hijo de los Zeng sostuvo que el padre tuvo un ataque cardiaco y se desmayó mientras estaba fuera del hotel y la policía no hizo nada para ayudar. También dijo a Global Times que la policía los arrastró a vehículos policiales y que golpearon a sus padres. En lugar de llevarlos a la estación de policía, Zeng dice que la policía “los arrojó en un cementerio al menos a 30 kilómetros al sur del hotel”.

El lado sueco de la historia

En respuesta al anuncio de la alerta de seguridad del Gobierno chino, el fiscal en jefe sueco, Mats Ericsson, declaró que las autoridades investigaron las acusaciones del hijo de los Zeng del incidente, y el 7 de septiembre exoneraron a la policía de cualquier mala actuación.

Ericsson negó las acusaciones de que la policía sueca hubiera golpeado a los esposos Zeng. Sin embargo, admitió que la policía llevó a los Zeng a un vehículo policial y que los dejó en la estación del metro de Skogskyrkogården, cerca del famoso destino turístico del cementerio-jardín, ubicado apenas a ocho kilómetros al sur del hotel. La policía explicó que suele llevar ahí a quien cause disturbios públicos en Estocolmo a esa estación del metro y que se espera que se las arreglen.

Hu Shijin, editor en jefe del Global Times, estuvo de acuerdo con que el comportamiento de la familia Zeng fue ‘incivilizado’, pero insistió que la policía sueca no debió haberlos dejado varados en la estación de metro.

El medio sueco Aftonbladet publicó un video del altercado y entrevistó al administrador del hotel, que dijo que llamó a los guardias de seguridad recién cuando los pedidos de los Zeng se volvieron amenazadores:

We only know that we have done everything we could do for this guest, but at the same time we cannot accept that our staff are exposed to threats and that other guests will suffer from a threatening situation. [English translation of the interview via Guardian]

Solamente sabemos que hemos hecho todo lo posible por estos huéspedes, pero al mismo tiempo no podemos aceptar que nuestro personal y otros huéspedes estén expuestos a amenazas ni que otros huéspedes sufran una situación amenazante [la traducción al inglés en que se basa este artículo es de The Guardian].

Un transeúnte entrevistado por Aftonbladet dice que la familia Zeng estaba haciendo una escena y que hicieron como que se caían cuando se acercó la policía. Este testimonio está respaldado por el video que publicó Aftonbladet.

Cambio de opiniones lleva a críticas al Gobierno chino

Cuando el video del incidente de Aftonbaladet empezó a circular en medios sociales, la opinión pública china empezó a cambiar. En Twitter, un usuario volvió a publicar el video y usó el término “china” (que significa “cerámica” en inglés) para burlarse de lo que llama un “enfrentamiento fingido”:

¿No es un típico enfrentamiento fingido? La cerámica china sale del país, la cerámica china sale al mundo, la cerámica china asusta a la policía sueca, la cerámica china se muestra al mundo. Hace que el rostro de los chinos brille. Usemos este dicho chino – vuelve a publicar esto o no eres chino.

Estos son algunos comentarios de Weibo, la mayor plataforma de medios sociales de China, donde los cibernautas criticaron al Gobierno chino y a la familia:

外交部本来想借这事煽动民族情绪,给向来都不把大天朝放在眼里的瑞典政府压力,可这届网民的是非观太強,没被忽悠。煽自己脸了。

El Ministerio de Asuntos Exteriores quería hacer uso del incidente para agitar el sentir patriótico para ejercer presión en el Gobierno sueco. Pero los cibernautas saben demasiado bien qué es correcto y qué no es correcto.

深夜抵达斯德哥尔摩,却不预定酒店,妄图赖在酒店大堂里,横躺,睡觉,不被允许,就一哭二闹三上吊,碰瓷,这招很好用,但是,瑞典是法治社会,跑到瑞典去这么闹,瑞典警察才不惯着这些无赖呢。 外交部还为这种无赖站台,真是丢人现眼,那些对瑞典喊打喊杀,引导粉蛆,煽动民粹的官媒,要脸吗?

Llegaron a Estocolmo tarde en la noche sin reservar hotel y esperaban dormir en la recepción del hotel. Cuando los rechazaron, lloraron, gritaron, se colgaron y montaron un enfrentamiento. Esta es una estrategia efectiva [en China], pero no funciona en Suecia. A la policía sueca no les importa estos pobres diablos. El Ministerio de Asuntos Exteriores los respaldó, es muy vergonzoso. Portavoces del partido que siguen atacando a Suecia, canalizan sentir patriótico e incitan el populismo, ¿les importa su reputación?

En Twitter, aparecieron comentarios más críticos sobre los motivos de China para difundir esta historia:

Tres chinos montaron una escena en Suecia y fueron retirados a la fuerza. Demasiados medios y patriotas chinos protestaron y condenaron el acto. Sin embargo, cuando Pekín desalojó a trabajadores rurales en un día con -8 grados Celsius y adultos y niños quedaron sin techo en la calle, esta gente se quedó calladita y ni se atrevió a decir nada. Todo esto me hace entender algo: los que hablan sobre justicia cuando no se necesita coraje pero que se quedan callados cuando se necesita coraje no son cobardes sino hipócritas.

Conflicto cultural chino-sueco revela desavenencias políticas más profundas

El columnista político Joe Chung dio una lista de razones de por las que el Ministerio de Asuntos Exteriores de China se tomaría la molestia de comentar en un incidente tan menor:

一,是在瑞典公民桂民海被中國政府長期綁架一事上拒絕合作,到本年6月,更有37份包括瑞典大報的瑞典報章,發聲明敦促中國政府釋放桂民海,並指控中國政府嚴重違反人權。現在中國駐瑞典大使譴責瑞典當局違反該三名中國旅客的人權,就是想令外界,尤其是中國人相信,瑞典政府也違反人權,哪有資格向中國指手畫腳。
二,瑞典作為一蕞爾小國,竟敢於今年6月,將為中國政府蒐集瑞典流亡藏人信息的特務人員多傑嘉登(Dorjee Gyantsan),判監22個月。
三,容許達賴喇嘛於上週訪問瑞典。

1. Suecia se negó a pronuciarse por el secuestro de su ciudadano Gui Minhai. En junio de 2017, 37 periódicos suecos publicaron conjuntamente una declaración de exhortación al Gobierno chino a poner el libertad a Gui Minhai y de crítica al Gobierno chino por infringir los derechos humanos. Ahora la Embajada China en Suecia condena a las autoridades suecas por violar los derechos de tres turistas chinos para que los chinos creen que Suecia no tiene con qué criticar a China.
2. Suecia, un pequeño país [a los ojos de China] se atrevió a sentenciar a 22 meses a Dorjee Gyantsan, espía chino responsable por reunir información de comunidades tibetanas exiliadas en junio de 2018.
3. Suecia aceptó la visita del Dalai Lama [tibetano] al país la semana pasada [Tibet y China tienen antiguos problemas políticos].

Los medios chinos afiliados al partido no se han disculpado por difundir información equivocada sobre el incidente. En cambio, criticaron a los cibernautas chinos por actuar como ‘esclavos’ de la opinión occidental y por tomar la posición equivocada.

En una entrevista con el periódico sueco Expressen el 17 de septiembre, el embajador chino Gui Congyou defendió los derechos de la familia, e insistió en que la policía sueca amenazó y humilló a los Zeng.

La versión china de la entrevista ha sido ampliamente difundida en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.