¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Encuesta sobre salud en Jordania suscita debate en línea sobre planificación familiar

Madres jordanas de hijos sin ciudadanía. Amán, 9 de marzo de 2018. Foto de Amanda Bailly / Human Rights Watch (2018). Usada con autorización.

Los resultados de una reciente encuesta realizada por la Oficina de Estadística de Jordania han generado opiniones encontradas en las redes sociales. Las conclusiones del estudio iniciaron un debate en internet sobre planificación familiar y libertad de elección de la mujer, y generaron polémicas sobre las tradiciones y la cultura, el pensamiento feminista en Jordania y la situación económica del país.

El estudio se publicó en junio de 2018, aunque no se popularizó hasta que una ONG que apoya y promueve los derechos femeninos en Jordania lo difundió en su página de Facebook. A partir de ese momento, los medios informativos divulgaron el titular y muchas personas lo compartieron en sus redes sociales.

El sondeo, cuyo objetivo era “facilitar medidas y programas gubernamentales que promuevan la salud materno-infantil”, es la séptima encuesta de demografía y salud realizada en Jordania.

La encuesta consultó en más de 19 000 hogares, con el objetivo de obtener datos exhaustivos sobre fertilidad, mortandad, planificación familiar, salud materno-infantil y nutrición.

Por primera vez en un sondeo del Departamento de Demografía y Salud jordano se pidió a todos los encuestados que mencionaran su nacionalidad. El 87 % las mujeres se declararon jordanas, 9 % sirias y el 5 % restante de otras nueve nacionalidades, entre ellas egipcia e iraquí. Entre los hombres, el 89 % eran jordanos, 6 % sirios y 6 % de otras nacionalidades.

Opciones de las madres jordanas y de otras nacionalidades

En las opciones que escogen las mujeres jordanas y de otras nacionalidades que residen en Jordania entran en juego varios factores. Edad, nacionalidad, nivel educativo y económico son factores que influyen en las decisiones de limitar y espaciar los partos, recurrir a métodos de planificación familiar, embarazos adolescentes y cuidados posnatales.

En general, el estudio reveló que el 49 % de las mujeres casadas de Jordania no quiere tener más hijos en el futuro, y un 18 % adicional de mujeres casadas quieren esperar al menos dos años antes de tener otro hijo.

Cuando los medios informativos publicaron el estudio en Facebook, la mayor parte de las madres afirmó que estas conclusiones coincidían con sus intenciones relativas a la maternidad.

“Yo soy una de esas mujeres”, comentó Amal Ezzeh, madre de dos niños. “¡Me apunto!”, dijo otra madre que usó un pseudónimo.

El estudio establece que sumando estas dos cifras, resulta que el 67 % de mujeres casadas en Jordania podría tener necesidad de servicios de planificación familiar para limitar o espaciar los nacimientos.

Según las conclusiones del estudio, parece que las mujeres tienen “una necesidad no satisfecha de limitar los nacimientos” si corren el riesgo de quedar embarazadas por no utilizar métodos anticonceptivos y no quieren más hijos, o si ya experimentan un embarazo no deseado.

Entre las mujeres de Jordania, el 14 % tiene una necesidad no satisfecha de servicios de planificación familiar, mientras que el 52 % utiliza actualmente un método contraceptivo, es decir, tienen una necesidad satisfecha de planificación familiar.

Maysoon Alzoubi, portavoz del Alto Consejo de Población de Jordania, dijo a Global Voices:

We have noticed that the demand for family planning methods is in decrease compared to last year, although the birth rate has dropped. That is quite odd, but the only possible explanation is that women are seeking traditional methods rather than modern ones.

Hemos notado que la demanda de métodos de planificación familiar ha disminuido con respecto al año pasado, aunque el índice de nacimientos ha descendido. Es extraño, pero la única explicación posible es que las mujeres están recurriendo a métodos tradicionales y no a métodos modernos.

Cuando observamos las edades de las madres encuestadas, los resultados son acordes con los recientes cambios en la sociedad, que han llevado a que las mujeres de Jordania se casen y tengan hijos con más edad. En la actualidad, las mujeres se casan a edades cercanas a los 24 años, cuando en épocas anteriores, a esa edad eran consideradas “solteronas”.

Tradiciones y cultura

El estudio provocó una serie de debates en línea, muchos entre personas que apoyaban el derecho de una mujer sobre su propio cuerpo y otras que consideraban los resultados (sobre todo los que hablaban de limitar y espaciar los nacimientos) ofensivos y contrarios a los valores jordanos.

Awwad Abu Zied comentó así en una entrada de Facebook que publicó el estudio:

Real Jordanian women love giving birth and raising a family. Women nowadays want to work and stay outside the house. What a world!

A las verdaderas mujeres jordanas les encanta tener hijos y formar una familia. Hoy en día, las mujeres quieren trabajar y salir de casa. ¡Qué mundo!

Ayman Abbadi dio una opinión similar en la misma entrada:

Are you sure? The other half are spinsters and are dying for a any piece of man to give them some attention. Give my regard to your idiotic survey.

¿Estás seguro? La otra mitad son solteronas que se mueren porque cualquier hombre les preste la mínima atención. Mis saludos a tu estúpido sondeo.

No obstante, las personas que hicieron estos comentarios fueron pocas en comparación con las que apoyaban las conclusiones del estudio. Además, sufrieron ácidos ataques, en los que les tildaron de “sexistas” y de “vergüenza para la reputación de los hombres jordanos”.

En un artículo sobre el estudio publicado por una página de noticias, los comentarios de numerosos partidarios de los derechos de las mujeres decían cosas como “¡Jordanas, lo están haciendo muy bien, queridas!”, “¿De verdad? ¡Es asombroso!” y “Lo entiendo perfectamente”.

La espinosa situación económica

Aunque los debates actuales giran alrededor del cambiante pensamiento feminista de Jordania, otra cuestión parece dominar también las conversaciones: la situación económica.

La economía descendió a mínimos históricos en junio, lo que provocó protestas que acabaron por derribar al antiguo gobierno y que no se pueda seguir negando que la economía jordana tiene problemas.

En lo que respecta al propósito del estudio, los apasionados defensores de una parte decían que las conclusiones eran las que cabía esperar en esta situación.

El argelino Mohammad Alseifi, que vive en Jordania, comentó en un artículo sobre el estudio:

Because living in Jordan is horribly costly, who in their right mind would want another child when they can't even afford living for themselves? These numbers are saying something and the government should regard them!

Puesto que la vida en Jordania es espantosamente cara, ¿quién en su sano juicio querría otro hijo cuando no puede siquiera mantenerse? Estos números hablan claramente y el Gobierno debería escucharlos.

El ciudadano jordano Morale Tal dijo en otro comentario al mismo artículo: “¿Con los salarios tan bajos y el coste de la vida? Es comprensible”.

Pero es bien sabido que Jordania tiene muy pocos recursos, aparte de su gente. Por eso, los internautas expresaron su temor a que el índice de natalidad baje (como sucedió este año) y Jordania se encuentre sumergida en un problema aún mayor.

Además, existe una opinión que parece popular entre algunos jordanos: que los sirios están “intentando tomar el país”. Para algunos, el primer paso para conseguir esa meta es que los sirios tengan más hijos que los jordanos.

Pero Sarah Dandan comentó a Global Voices su intención de formar “una gran familia”.

Unlike my family, I want a huge family. I want my kids to grow up like old times, with lots of brothers and sisters to play with. I don't care how I'm going to support them, I'll figure that out later.

A diferencia de mis padres, yo quiero una familia enorme. Quiero que mis hijos crezcan como en los viejos tiempos, con montones de hermanos con quienes jugar. No me importa cómo voy a mantenerlos, ya lo pensaré más adelante.

Los debates se empezaron a extinguir después de días de la publicación del estudio, pero el tema fundamental sigue siendo que las mujeres de Jordania aún no pueden tomar decisiones sin que sean “sometidas a debate”. Por consiguiente, las jordanas siguen esperando que se les conceda plenos derechos sin las servidumbres que la sociedad les impone.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.