¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las historias del éxodo venezolano se están contando en línea

Captura de pantalla con numerosos testimonios en video de jóvenes que abandonan Venezuela y documentan su recorrido.

La precaria situación del país, así como los recorridos migratorios, son el tema central de un gran número de testimonios personales que los venezolanos en éxodo cuentan en línea. Las historias son variadas, pero el hilo conductor es claro: se trata, bien de bitácoras en video con recomendaciones para quienes quieran migrar, bien reflexiones personales sobre las razones que empujaron a la migración.

Es difícil calcular exactamente cuántos venezolanos han salido de su país. Los últimos datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas hablan de dos millones de personas y resaltan la importancia de ver el fenómeno como un reto regional. El gobierno venezolano y sus aliados reaccionan contra dichos reportes y los catalogan como falsos. Sin embargo, la prensa internacional insiste en que los números presentados por los representantes del gobierno son “cuestionables”.

Historias personales y redes de ayuda

Yosy, venezolana de 23 años, es una entre un gran número de personas que a través de distintos medios buscan dejar constancia de su historia y ayudar a otros que busquen emprender el mismo camino. En su canal de YouTube cuenta sus experiencias al migrar, primero a Panamá y luego a Argentina, además de su proceso de adaptación. También reflexiona sobre las razones que la impulsaron a partir:  

En mi país no hay medicinas, no hay doctores, no hay salud. En mi país todos los días hay muertes. En mi país no hay comida, pero sí hay desnutrición. En mi país no hay seguridad, pero sí mucha violencia. […] ¿Te sorprende? A nosotros ya no.

Otros videos en Youtube con títulos como “Así fue mi viaje a Perú sin pasaporte”, “9 Tips para cruzar de Venezuela a Colombia (Cúcuta)” y “Mi viaje a Chile por tierra desde Venezuela” se consiguen entre decenas. Todos ellos son testimonio del fenómeno migratorio y sirven de guía para los que planean hacerlo. Por ejemplo, las recomendaciones de Oriana, en sus “9 tips” dan una idea del recorrido por tierra que espera a los que parten:

De Cúcuta a Bogotá, o a cualquier ciudad cercana debe haber por lo menos como 20 puntos de control en donde los policías de migración se suben al autobús y revisan las identificaciones para ver si los pasaportes están sellados. [Todo] debido a la descontrolada migración de venezolanos al territorio colombiano […] En el terminal de Cúcuta tienes que ir a el sótano si deseas guardar maletas bañarte o utilizar el baño. Tiene que ser estrictamente en el sótano pues es la única zona que es casi segura. Las afueras de los terminales son muy peligrosos…

Al mismo tiempo, en Facebook, Twitter y otras redes sociales, varios grupos de venezolanos han creado comunidades para darse apoyo y consejo en sus destinos como Colombia, Ecuador, Chile, España. Una respuesta virtual al espacio físico perdido.

Otros modos de ayuda

El preocupante estado de muchos que se ven obligados a salir de Venezuela ha llevado a organizaciones sin fines de lucro a brindar apoyo a los migrantes. Entre ellas, La Red Jesuita de Migrantes y el Servicio Jesuita a Refugiados Latinoamericanos y El Caribe ha diseñado un mapa o “ruta virtual” que busca contribuir a la seguridad e integridad de los venezolanos que viajan con destino a Brasil, Colombia, Ecuador o Perú. El proyecto también ilustra la magnitud del éxodo de venezolanos en el continente, considerado el más importante de los últimos 50 años en América Latina.

Detalle de la “ruta virtual” desarrollada por La Red Jesuita de Migrantes y el Servicio Jesuita a Refugiados Latinoamericanos y El Caribe para ayudar a migrantes. La guía cuenta con datos y contactos de organizaciones que pueden ayudar a quienes emprendan el viaje desde Venezuela a otros países de la región. También tiene listas de precios, tiempos y rutas de transporte.

Además de la ruta en sí, vale la pena recordar las duras condiciones bajo las que los venezolanos necesitan preparar sus viajes. Entre ellas, las complicadas y constantes limitaciones en el acceso a documentos de identidad, además del constante aumento de la inflación.

El trámite para obtener un pasaporte en Venezuela suponen tiempos de espera de hasta dos años y de pagos extraordinarios para su impresión o renovación.

Mientras tanto, la inflación alcanza cifras jamás vistas y continúa su asenso en cuestión de días. Se proyecta que 2018 llegará a una tasa de un millón por ciento, lo que traduce en aumentos inesperados en los costos de pasajes y en los trámites para los que planean partir.

Queda por ver cuáles serán las soluciones que puedan plantarle cara a los inmensos retos que están teniendo lugar dentro y fuera del país. Hasta el momento, mientras los números del éxodo venezolano y la tensión con los países vecinos siguen aumentando, es claro que la situación se complica antes de mejorar.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.