¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué quieren los niños de la periferia de São Paulo de los nuevos gobernantes en Brasil?

Los niños señalan la mejora de los espacios públicos y el temor a la violencia. | Foto: DiCampana Foto Coletivo/Utilizada con autorización.

El siguiente reportaje de Lucas Veloso fue publicado originalmente en el sitio web de la Agência Mural y se reproduce aquí como parte de un acuerdo para compartir contenido. 

Limpieza de los baños de la plaza en los barrios, aumentar el tamaño de los colegios para que más alumnos puedan estudiar, sacar los animales de las calles, parar las violaciones y que los papás dejen de golpear a sus hijos.

Estas fueron algunas propuestas de los niños de la zona oeste de São Paulo atendidas por Agência Mural sobre los cambios que esperan que sucedan tras las elecciones 2018. El día 7 de octubre, hubo una primera vuelta electoral en la contienda presidencial en Brasil. Los candidatos Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), y Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), se enfrentaron en la segunda vuelta el 28 de octubre.

Aunque en Brasil el voto es autorizado para los ciudadanos a partir de los 16 años de edad, las políticas públicas presentada por los candidatos a presidente y gobernadores también presentan relación directa con el futuro de los niños menores de 18 años.

Los pequeños tienen noción de ese impacto, que apuntan a la falta de estudio, comida y la violencia como problemas principales. Emily Candida Ferrarez, de 8 años, que vive en São Mateus, distrito de la ciudad de São Paulo, indica:

A política são as pessoas que cuidam do país.

La política son las personas que cuidan del país.

Davi de Almeida de 5 años, ya hace planes en caso de ser parlamentario algún día. Dice que los políticos no se preocupan por los niños:

Eu ia mudar o parque, a praça, a quadra, a escola, mudaria os livros pra fazer atividade.

Yo cambiaría el parque, la cuadra, la escuela, también los libros para realizar actividades”.

En el caso de los niños que no saben explicar qué la política, Aiyra de Almeida de 9 años, piensa que los políticos deberían sacar la suciedad de las plazas, además de otras acciones a favor de los niños que no están en el sistema público de enseñanza:

Devia mudar a escola, deixar maior para mais alunos entrarem. Dar casa para as crianças que moram nas ruas e dar comida para elas também.

Deberían cambiar la escuela, dejar que sean más grandes para que más alumnos entren. Dar casas a los niños que viven en las calles y también darles comida.

Agência Mural escuchó a los niños de la zona oeste de São Paulo | Foto: DiCampana Foto Coletivo/Utilizada con autorización.

Manuela Caravante, de 6 años, alumna del primer grado de primaria, cree que en Brasil:

deveria mudar a maldade e também que as pessoas não sejam obrigadas a abandonar cachorro na rua.

debería cambiar la maldad y también que las personas no estén obligadas a abandonar a los perritos en la calle.

Para Kemely Raquel de 9 años, de São Mateus, la política es “votar por alguien”, y lo que debería cambiar en el país son “las personas que violan, matan y roban”.

Con tan solo 10 años, João Prado considera que la política es algo para mejorar Brasil.

Acho que deveria mudar o estupro e também ajudar as crianças doentes e trazer as que estão na rua para dar comida”, acrescentou.

Creo que debería eliminar la violación y también ayudar a los niños enfermos y traer a los que están en las calles para que tengan qué comer.

La preocupación por la educación parece ser una prioridad. Mientras Davi indica que hay varias cosas que se necesita cambiar, como el patio de la escuela donde estudia, la plaza frente a una casa, además de los libros escolares, Gabriel Slefonte Silva, de 9 años, evalúa a los políticos que se preocupan por los niños e indica que deberían “cambiar las carpetas [de la escuela], que se encuentran todas rayadas con lapicero y dar cuadernos nuevos”.

Los niños y los candidatos

En su plan de gobierno, Haddad hace 18 menciones a los niños. Un tema indica la prioridad de la primera infancia, que va desde los 0 a los 6 años de edad, aumento de espacio en las guarderías, disminución de la mortalidad infantil y el establecimiento del Estatuto del Niño y del Adolescente, con acciones de combate al trabajo infantil.

Protección y ampliación en la asistencia de la red de protección a menores es otra propuesta presentada. La propuesta indica:

Serão aperfeiçoadas as redes de atendimento e proteção, qualificando e equipando os Conselhos Tutelares e integrando toda a rede de garantia de direitos desde o nascimento.

Se perfeccionará las redes de atención y protección a menores, se calificará y equipará a los Consejos Tutelares e integrará toda la red de garantía de derechos desde el nacimiento.

El texto también indica que habrá ajustes en la Base Nacional Común Curricular, en coordinación con la sociedad, inclusión digital y ampliación de la enseñanza integral.

A meta é garantir que todas as crianças, adolescentes e jovens de 4 a 17 anos estejam na escola e que aprendam. Outra meta é assegurar que todas as crianças apresentem as habilidades básicas de leitura, escrita e matemática, assim como os conhecimentos necessários no campo das ciências naturais e ciências humanas até os 8 anos ou até o final do 2º ano do Ensino Fundamental.

La meta es garantizar que todos los niños, adolescentes y jóvenes de 4 a 17 años estén en la escuela y que aprendan. Otra meta es asegurar que todos los niños presenten las habilidades básicas de lectura, escritura y matemáticas, y los conocimientos necesarios en ciencias naturales y ciencias humanas hasta los 8 años o hasta el final del segundo año de enseñanza básica.

En las propuestas registradas por Bolsonaro hay cinco menciones a los niños. La primera es sobre la lucha contra la violación de las mujeres y niños. También dice que habrá un cambio en el “contenido y método”, y sostiene en las escuelas hay adoctrinación ideológica. Su programa dice:

Será possível detectar e corrigir dificuldades no processo de formação de nossas crianças e jovens. Com isso, acreditamos que todos os indicadores irão melhorar.

Es posible detectar y corregir dificultades en el proceso de formación de nuestros niños y jóvenes. Con ello, creemos que todos los indicadores mejorarán.

Bolsonaro se apoya en un grupo denominado Escuela Sin Partido, que cuestiona la discusión de temas políticos en el aula, y acusa a profesores de adoctrinamiento con sesgo izquierdista.

Otro tema abordado por Bolsonaro es el llamado equipo  gay. El candidato sostiene que durante el período en que Haddad fue ministro de Educación se usaron materiales didácticos con contenido sexual. La Justicia Electoral ya determinó el retiro de los contenidos:

A notícia é sabidamente inverídica, uma vez que o livro jamais chegou a ser adotado pelo Ministério da Educação (MEC).

La noticia es indescutiblemente falsa, el libro jamás llegó a ser adoptado por el Ministerio de Educación (MEC).

El programa del excapitán militar indica además que el Gobierno federal debe enfocarse al inicio en la enseñanza básica en lugar de la enseñanza superior:

Precisamos inverter a pirâmide: o maior esforço tem que ocorrer cedo, com a educação infantil, fundamental e média. Quanto antes nossas crianças aprenderem a gostar de estudar, maior será seu sucesso

Necesitamos invertir la pirámide: el mayor esfuerzo tiene que ocurrir pronto, con la educación infantil, básica y media. Cuanto antes nuestros niños aprendan a gustar del estudio, mayor será su éxito.

Bolsonaro también defendía la militarización de la educación pública desde antes de presentarse oficialmente como candidato. Aunque manifieste que la propuesta ayudaría a disminuir la “desigualdad de ingresos” en comunidades vulnerables, la realidad contradice el discurso. Como se recuerda en el reportaje de la revista Nova Escola:

Rosária Boldarine é doutora em Educação pela Universidade Estadual Paulista (Unesp) e ressalta que é necessário melhorar as condições de vida de uma população como um todo para enfrentar a violência de maneira sistemática. “Não adianta colocar a criança numa escola militarizada se quando ela volta para casa não há nada para ela”, afirma. Para a pesquisadora, uma escola também reflete o seu entorno e não é um local isolado da sociedade. “Se o entorno for de péssimas condições, a escola não será milagrosa”, afirma.

Rosária Boldarine es doctora en Educación por la Universidad Estadual Paulista (Unesp) y resalta que es necesario mejorar las condiciones de vida de una población como un todo para enfrentar la violencia de manera sistemática. “No sirve de nada llevar a un niño a una escuela militarizada si cuando vuelve a casa no encuentra nada”, afirma. Para la investigadora, una escuela también refleja su entorno y no es un lugar aislado de la sociedad. “Si el entorno se presenta en pésimas condiciones, la escuela no puede hacer milagros”, afirma.

La profesora entrevistada alerta:

Soluções simplistas para questões profundas levam a resultados muito ruins

Soluciones simplistas para discusiones profundas traen resultados desastrosos.

Se han cerrado los comentarios