¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Fuertes lluvias y inundaciones convirtieron partes de Trinidad y Tobago en zonas de desastre

Captura de pantalla de una advertencia pública del sitio web del Servicio Meteorológico de Trinidad y Tobago de alerta a los ciudadanos sobre zonas afectadas por inundaciones y mal clima entre el 19 y 20 de octubre de 2018.

Las lluvias que cayeron sobre Trinidad y Tobago el 19 de octubre de 2018 empezaron suaves, pero esa suavidad inicial no dejó ver su ferocidad. Fueron persistentes, implacables y se hicieron cada vez más fuertes. Con el tiempo, el mal clima de la energética Zona de Convergencia Intertropical (ITCZ) pasó a ser un desastre nacional.

Alertas y advertencias públicas enviadas por canales de medios sociales por el Servicio Meterorológico e de Trinidad y Tobago y su Oficina de Preparación y Manejo de Desastres el 19 de octubre de 2018.

Cuando empezaron las lluvias el viernes 19 de octubre, muchos centros de trabajo cerraron temprano en un intento de garantizar que sus trabajadores llegaran a casa sanos y salvos. De todas maneras, importantes vías quedaron bloqueadas –y si las personas llegaban a su casa, muchas terminaban abandonándolas pues las aguas eran muy altas. Una familia se refugió en su techo.

Muchas comunidades se vieron afectadas por las inundaciones. La mañana del sábado 20 de octubre, el primer ministro, Keith Rowley, recorrió algunas de las zonas más afectadas. A través de Facebook, expresó que hasta ese momento no había muertos y que su atención estaba en las “condiciones en los refugios, y se aseguró de que ahí las personas tuvieran literas, comida y otros suminstros”.

Rowley calificó la situación de “desastre nacional”, y garantizó a las víctimas de las inundaciones que el Gobierno encontraría los recursos para ayudar. Por casualidad, muchas zonas muy afectadas no forman parte de la base de apoyo del partido gobernante. Cuando la ayuda llegaba lenta por canales oficiales, algunos usuarios de medios sociales aprovecharon la oportunidad para jugar a la política. En Facebook, el usuario Omari Ashby lo hizo notar. Para él, es momento de que los trinbagonanos se unan, independientemente de su afiliación política, y ayuden a los que sufren.

A través de WhatsApp y otros canales de medios sociales, las Cámaras de Comercio del país (una de las organizaciones que se apresuraron a ayudar) difundieron conjuntamente un formulario de Google para alentar a las personas a ser voluntarias en los trabajos de ayuda, con donación de comida, ropa y artículos de limpieza.

Con las continuas precipitaciones, grandes secciones de las principales vías que conectan el norte y el sur de Trinidad fueron intrasitables y se emitieron muchas advertencias por WhatsApp:

Actualizaclón del Ministerio de Transportes de Trinidad y Tobago que alerta a los conductores del cierre de la vía Uriah Butler por las inundaciones.

El río Caroni, el más grande del país, se desbordó y causó que las aguas inundaran las carreteras. Los videos se difundieron por WhatsApp y mostraron la fuerza de las corrientes y lo peligrosa que estaba la situación, y a conductores que intentaban atravesar:

La zona de St. Helena, cercana al aeropuerto internacional Piarco en Trinidad, también se vio afectada. Este video tomado por un piloto que aterrizaba circuló ampliamente por WhatsApp. Aunque algunos vuelos se vieron afectados por el mal clima, el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, dijo que el aerpuerto estaba intacto:

En una conferencia de prensa a las 6:00 p.m. del 20 de octubre, el primer ministro Rowley dijo a los medios que las aguas en la zona de St. Helena seguían altas –algunas zonas solamente eran accesibles en bote:

Una señora de St Helena me envió este video esta mañana. ¡Lo ha perdido todo!

Rowley elogió los esfuerzos de las propias comunidades, dijo que los voluntarios hicieron trabajo de pequeño propietarios. Por ejemplo, varios hombres rescataron a alguien que quedó atrapado en un auto en Warren Road en la zona de Caroni:

Otra zona muy afectada fue la comunidad de Greenvale Park en La Horquetta, Arima –muchos habitantes tuvieron que evacuar su casa y buscar refugio en lugares de emergencia:

Continúa la evacuación del complejo de viviendas Greenvale Park Housing en La Horquetta, Trinidad.

En conversación telefónica y por WhatsApp, Lesleyanne Nanan, que vive con su familia cerca de Caroni y de Kelly Village, contó de los daños que sufrió. Su casa no se inundó, pero informó que sus vecinos no fueron tan afortunados. El 19 de octubre, cuando empezaron las fuertes lluvias, dijo: “Todo alrededor de mi calle es agua. Mi hijo fue a recogerme al trabajo. Muchos ríos pequeños, canales y riachuelos como Cunupia se desbordaron. A unos 500 metros de mí, el agua cruza la carretera”. Al día siguiente, dijo: “Más abajo de donde estoy, el agua tiene 1.20 a 1.80 metros. Los habitantes está atrapados. Mi calle está totalmente cortada. Ni los camiones pueden acceder a la carreteras, el agua está muy alta”.

A la larga, los granjeros de la zona empezaron a usar sus tractores para rescatar personas, pero las inundaciones desafiaron hasta la maquinaria pesada. La ayuda llegó finalemente en bote. Cuando las aguas siguieron aumentando cerca de la casa de Nanan el 20 de octubre, reforzó todas las entradas con bolsas de arena y colocó sus electrodomésticos en ladrillos. Nadie sabía qué pasaría, pues se preveía que duraría ese mismo fin de semana, pero nadie quería arriesgarse.

‘Desarrollo sin planificación’

Aunque algunos cibernautas dijeron rápidamente que era un acto de Dios, la realidad es que partes de Trinidad y Tobago que han enfrentado consistentemente años de lluvias, en parte debido a prácticas de desarrollo irresponsable, que han llenado de basura las laderas. Ronald Ammon, presidente del Instituto de Arquitectos de Trinidad y Tobago (TTIA) dijo que muchas casas se construyeron sin ninguna consideración por el drenaje del agua de lluvia. Esto, unido al corte de terrenos, lleva a erosión, y el sedimento termina en los canales, junto con toda la basura arrojada irresponsablemente. Envió este comentario vía WhatsApp:

Unplanned development particularly on hills (and where land is cleared without regard for regulations) simply speeds up the rate at which surface water would typically reach main water courses and low lying areas. The unplanned increase of paved surfaces further exacerbates this by reducing the water absorption rate of the soil. The increased rate of surface runoff puts stress on existing waterways, which simply can't handle this.

El desarrollo no planificado, sobre todo en las colinas (y donde la tierra se despeja sin consideración por las regulaciones) acelera la velocidad que tomaría a las aguas llegar a sus cursos y áreas bajas. El aumento no planificado de superficies pavimentadas exacerba esto y reduce la velocidad de absorción de la tierra. La velocidad aumentada de desgaste de la superficie agrega presión a los canales, que ya no lo aguantan.

Erle Rahaman-Noronha, director del Instituto Caribeño de Investigación de Permacultura, vive en el centro de Trinidad, ua de las zonas más afectadas, está de acuerdo. Por WhatsApp, explicó:

With climate change, we can expect periods of increased rainfall and it is our responsibility to begin designing our landscapes to slow down, hold and sink rainfall into the ground instead of letting it run off the land, causing extensive flooding. Individuals have the capacity to design and implement many of these interventions rather than wait on government to do so. The future of adaptation to climate change lies in appropriate planning and design. It also lies in the treatment of our environment as something that nourishes us, rather than a dumping ground for plastics and other non-biodegradables that clog our waterways and contaminate our fresh water supplies.

Con el cambio climático, podemos esperar periodos de aumento de lluvias y es nuestra responsabilidad diseñar nuestros paisajes para que reduzcan la velocidad, contengan y absorban la lluvia en la tierra y no lo dejen que se deslice por la tierra, lo que causa inundaciones. Las personas tienen la capacidad de diseñar e implementar muchas intervenciones sin esperar que el Gobierno lo haga. El futuro de la adaptación al cambio climático radica en apropiado diseño y planificación. También radica en el trato a nuestro ambiente como algo que nos cuida, y no un vertedero para plástico y otros artículos no biodegradables que obstruyen nuestros cauces y contaminan nuestro suministro de agua dulce.

Si quieres ayudar a las víctimas de las inundaciones, la página de Facebook de Discover Trinidad & Tobago tiene una lista completa de organizaciones que encabezan las operaciones de ayuda.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.