¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Agitado momento político pone en riesgo derecho de las universidades brasileñas a protestar

En acciones en las universidades de Paraíba, el cartel con la frase “más libros, menos armas” fue decomisado | Foto: Reproducción/GloboNews

El primer día después de la elección del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal, las universidades se convirtieron en el escenario principal de las manifestaciones en contra y a favor del nuevo presidente de Brasil. Y sintetizaron la división que sigue en el país.

En la Universidad de São Paulo, un acto que esperaba reunir a 2800 simpatizantes de Bolsonaro, tuvo 20 personas. Sospechas de invasión en la institución movilizaron a la policía. En la Universidad de Brasilia, una manifestación que comenzó “contra el comunismo” acabó convirtiéndose en “marcha contra el fascismo”, como reacción de otros estudiantes. En Juiz de Fora, Minas Gerais, la policía local intervino después de que un estudiante de la universidad envió un audio de Whatsapp en el que dceca que “atacaría a quien le hiciera enojar”.

La semana anterior a las elecciones, las instituciones educativas ya habían sido centro de controvertidas acciones judiciales autorizadas por la Justicia Electoral. En varias universidades públicas alrededor del país, se almacenaron materiales como cintas y banderas, además de prohibiciones a actividades en defensa de la democracia y contra el fascismo. La justificación era impedir la propaganda política irregular, una vez que los jueces elctorales entendieron que el contenido de las manifestaciones perjudicaba a Bolsonaro.

Cuando era candidato, el presidente electo llegó a decir en una transmisión en vivo por las redes sociales que “la universidad no es lugar de manifestaciones”, como indicó Folha de São Paulo:

“A universidade não é lugar disso mas, se querem fazer um ato desse, os dois lados têm que ter o direito de fazer”, disse, acusando que seus apoiadores não sejam autorizados a protestar.

(…)

Há relatos de ao menos 30 instituições de ensino alvos de operações desde o início da semana, a maioria sob a justificativa de coibir propaganda eleitoral irregular. Os críticos da atuação dos órgãos oficiais apontam censura.

“La universidad no es lugar para eso, pero si quieren hacerlo, ambas partes tienen el derecho”, dijo, y señaló que sus simpatizantes no están autorizados a protestar.(…)

Hay informes de al menos 30 instituciones educativas blanco de operaciones desde el inicio de la semana, la mayoría bajo la justificaión de impedir la propaganda electoral irregular. Los críticos de la actuación de los órganos oficiales apuntan censura.

Las acciones

En Río de Janeiro, las acciones sucedieron en tres universidades. En la Universidad Federal Fluminense (UFF) y en la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ), el motivo fue el retiro de bandas que decían “antifascismo” por orden del Tribunal Regional Electoral de Río de Janeiro (TRE-RJ).

El director del curso de Derecho de la UFF podría ser arrestado si no se retira la bandera contra el fascismo de la universidad.

En la Universidade de Campina Grande (UFCG), en el estado de  Pernambuco, policías federales confiscaron  panfletos con el título de “Manifiesto en defensa de la democracia y la universidad pública”. En la Universidad Federal de Grande Dourados (UFGD) y la Universidad Rio Grande do Sul (UFRGS), dos actividades que hablarían de “fascismo” y “en defensa de la democracia” fueron prohibidas por los jueces.

En Pará, al norte del país, el profesor Mário Brasil Xavier enfrentó a policías armados en el campus de la Universidad del Estado de Pará (UEPA), después de que una alumna, hija de un policía, denunció que el profesor estaba hablando sobre noticias falsas. El docente fue amenazado con prisión.

Al menos 20 acciones ocurrieron el mismo día, lo que levantó sospecha de operaciones orquestadas. En un reportaje, The Intercept Brasil dice:

Um levantamento inédito feito pelo Intercept revela que, desde 2011, pelo menos 181 professores universitários se tornaram alvo de ações como fiscalização de aulas, censura, investigações criminais, conduções coercitivas, ações judiciais, sindicâncias, demissões, perseguições, exposição na internet até ameaças de morte. Foram 12 ocorrências em instituições particulares, 54 em estaduais e 115 em federais envolvendo 101 homens e 80 mulheres. Com as eleições, no entanto, a perseguição atingiu outro patamar.

Em uma ação aparentemente orquestrada, pelo menos outras 20 universidades passaram por situações parecidas nesta quinta-feira – a justiça eleitoral, em conjunto com a polícia, determinou a apreensão de materiais supostamente ligados à campanha eleitoral,ainda que não mencionassem partidos, siglas ou candidatos.

Un informe inédito hecho de Intercept revela que desde 2011, por lo menos 181 profesores universitarios se convirtieron en blanco de acciones como fiscalización de aulas, censura, investigaciones criminales, conductas coactivas, acciones judiciales, sindicatos, dimisiones, persecuciones, exposición en internet hasta amenazas de muerte. Fueron 12 incidentes en instituciones particulares, 54 en estatales y 115 en federales que involucraron a 101 hombres y 80 mujeres. Con las elecciones, la persecución alcanzó otro nivel.

En una acción aparentemente orquestada, por lo menos otras 20 universidades pasaron por situaciones parecidas este jueves [25 de octubre], la justicia electoral, junto con la policía, determinó la incautación de material supuestamente ligado a la campaña electoral, aunque no mencionaba partidos, siglas ni candidatos.

Las reacciones

La Procuradoria General de la República hizo que el Supremo Tribunal Federal (STF) garantizara la libertad de expresión en las universidades. El ministro Marco Aurélio de Mello calificó la interferencia como “inaceptable”.

Un día antes de las elecciones, la ministra del Supremo Tribunal Federal, Cármen Lúcia, expresidenta de la Suprema Corte, suspendió las decisiones judiciales o administrativas para impedir manifestaciones en las universidades. En el transcurso de la decisión, resaltó:

Daí ali ser expressamente assegurado pela Constituição da República a liberdade de aprender e de ensinar e de divulgar livremente o pensamento, porque sem a manifestação garantida o pensamento é ideia engaiolada.
Também o pluralismo de ideias está na base da autonomia universitária como extensão do princípio fundante da democracia brasileira, que é exposta no inc. V do art. 1o. da Constituição do Brasil.
Pensamento único é para ditadores. Verdade absoluta é para tiranos. A democracia é plural em sua essência. E é esse princípio que assegura a igualdade de direitos individuais na diversidade dos indivíduos.

De ahí que esté expresamente asegurado por la Constitución de la República la libertad de aprender y de enseñar y divulgar libremente el pensamiento, porque sin una manifestación garantizada el pensamiento es una idea encarcelada.

También el pluralismo de ideas en la base de la autonomía universitaria como extensión del principio fundamental de la democracia brasileña, expuesta en el inciso V del artículo 10 de la Constitución de Brasil. El pensamiento único es para dictadores. La verdad absoluta es para los tiranos. La democracia es plural en su esencia. Y ese es el principio que asegura la igualdad de derechos individuales en la diversidad de personas.

El conflicto entre los dos lados que dividen a Brasil puede estar lejos de terminar. Jair Bolsonaro es un entusiasta del proyecto llamado “Escuela sin Partido” que, con el pretexto de prohibir un supuesto adoctrinamiento ideológico de izquierda en la educación, impone una cartilla conservadora a la derecha.

Uno de los casos más famosos de demanda contra profesores con el proyecto como base volvió a ser recordado por Ana Campagnolo, recién nombrada diputada para el estado de Santa Catarina, que convocó a los estudiantes a denunciar a los profesores, y que “señalaran el nombre del docente, la escuela y la ciudad”. El periódico Estado de São Paulo explica:

Na publicação deste domingo, Campagnolo diz que “amanhã é o dia em que os professores e doutrinadores estarão inconformados e revoltados”. “Muitos deles não conterão sua ira e farão da sala de aula um auditório cativo para suas queixas político partidárias em virtude da vitória de Bolsonaro. Filme ou grave todas as manifestações político-partidárias ou ideológica”, diz a imagem.
Na legenda, ela afirma ainda que “professores éticos e competentes não precisam se preocupar”. E faz uma ponderação para que vídeos de outros Estados não sejam mais enviados para o seu número, alegando que isso já estava sendo feito na noite de domingo. “Não temos como administrar tantos conteúdos. Alunos que sentirem seu direitos violados podem usar gravadores ou câmeras para registrar os fatos”, orienta.

En la publicación de este domingo, Campagnolo dice que “mañana es el día en que los profesores y adoctrinados estarán inconformes y sublevados”. “Muchos no contendrán su ira y harán del salón de clases un auditorio cautivo para sus quejas político-partidarias en virtud de la victoria de Bolsonaro. Graba todas las manifestaciones político-partidarias o ideológicas”, dice la imagen.

En la leyenda, afirma que los “profesores éticos y competentes no deben preocuparse”. E hizo un llamado para que no sigan enviando videos de otros estados a su número, como sostiene que ocurrió la noche del domingo. “No tenemos cómo administrar tanto contenido. Los alumnos que sientan que sus derechos son violados pueden usar grabgadoras o cámaras para registrar los hechos”, señala.

En 2017, Campagnolo demandó a una profesora de su curso de maestría por dar clases sobre feminismo, y alegó haberse sentido “avergonzada” como cristiana. La profesora recibió notas de apoyo de diversas instituciones y el proceso acabó declarado improcedente por la justicia. La futura diputada apeló la decisión.

En etrevista de Nexo antes de las elecciones, el profesor Luiz Araújo, de la Facultad de Educación de la Universidad de Brasilia, dijo que “las personas tienen miedo” y que ese puede ser el “peor enemigo”:

Em Pernambuco, um bispo católico foi notificado para que se abstivesse de fazer propaganda eleitoral na Igreja. O poder público não pode dizer o que ele pode ou não falar na igreja. E tem de ter isonomia nesse tratamento, pois não vi nenhuma igreja evangélica recebendo esse tratamento, apesar das campanhas ostensivas que elas têm feito. Nenhuma delas foi fechada. Então há também uma escolha de alvos, não é uma repressão generalizada. (…) São dois pesos e duas medidas. Tem um empoderamento das visões conservadoras dentro do aparato do Estado muito, muito perigosa.

En Pernambuco, un obispo católico fue notificado de abstenerse de hacer propaganda electoral en la iglesia. El poder público no puede decir lo que puede o no hablar en la iglesia.Y debe haber igualdad de trato, pues no vi que ninguna iglesia evangélica recibiera un trato similar, a pesar de las llamativas campañas que estas han hecho. ninguna fue clausurada. Entonces hay también una elección de objetivos, no es una represión generalizada. (…) Son dos pesos y dos medidas. Hay un empoderamiento de las visiones conservadoras dentro del aparato del Estado que es muy peligroso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.