¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De hinchas de fútbol a ratones de biblioteca: Los muchos rostros de la resistencia de Brasil

Marcha de mujeres contra Bolsonaro en Río de Janeiro antes de las elecciones. Foto: Tânia Rêgo, Agência Brasil.

Es probable que todas las noticias que hayas leído sobre Brasil desde finales de octubre sean sobre su presidente electo, Jair Bolsonaro, excapitán del Ejército y actual diputado que expresa públicamente opiniones homofóbicas, misóginas y racistas, defiende la violencia contra sus opositores y amenaza a la prensa.

De otro lado, lo que tal vez no hayas leído sea sobre las diferentes maneras que los brasileños han encontrado para expresar su oposición a Bolsonaro –y cómo se están uniendo para resistir lo que los próximos cuatro años pueden traer.

En conversación con el periódico Valor, el científico político Wanderley Guilherme propuso un frente no partidario ante el nuevo gobierno:

O país não é fascista. Pode ser conservador e ter um conceito limitado da democracia, mas fascista não é. Vamos ter muitos motivos de continuada intranqüilidade social. Esta eleição não vai acabar. Agora é que vai começar porque os conflitos não vão ser resolvidos. Não tem nada que permita antecipar que essa polarização vá diminuir. Muito pelo contrário.

El país no es fascista. Puede ser conservador y tener un concepto limitado de democracia, pero no es fascista. Tendremos muchas razones para una intranquilidad social continuada. Esta elección no va a acabar. Recién comienza, porque los conflictos no se resolverán. No hay nada que permita prever que esta polarización vaya a disminuir. Al contrario.

Enumeramos algunos titulares brasileños que no llegaron a los medios de otros países.

Las mujeres se levantan

El próximo Congreso de Brasil tendrá un 51 % más de mujeres –ellas todavía conforman el 15 % del total de escaños– y muchas se han comprometido a fortalecer la oposición a Bolsonaro.

Una de estas mujeres es Joênia Wapixana, diputada federal electa por el partido Rede, verde y de centroizquierda. Es la segunda persona indígena en ser elegida para el Congreso Nacional y la primera mujer indígena abogada de Brasil.

La también diputada federal electa Taliria Petrone es catedrática feminista y activista negra, además de amiga de la infancia de la concejala Marielle Franco, la política de Río de Janeiro asesinada en marzo. Luego del asesinato de Marielle, que sigue sin resolver, Talita recibió amenazas de muerte.

Ambas se unirán a Tabata Amaral, cuyo recorrido de la periferia de São Paulo a Harvard como graduada con honores en astrofísica y ciencia política ha inspirado a muchas chicas en Brasil. Con apenas 24 años, Tabata es fundadora de un movimiento educativo nacional que tiene el fin de hacer que los escolares de secundaria participen en política. Ha sido elegida diputada federal.

Fernanda Melchionna, exoncejala de la ciudad sureña de Porto Alegre, también tendrá un escaño en la Cámara de Diputados. En 2012, dio un discurso inolvidable en el Legislativo local después de que sus colegas hombres intentaron enseñarle cómo vestirse.

Democracia de fútbol

Parece que pocas personas saben que los primeros en apoyar el movimento #EleNão (él no) fueron futbolistas. Empezaron a manifestarse en septiembre, después de que famosos futbolistas respaldaran a Bolsonaro y de que algunos hinchas repitieran los gritos homofóbicos del excapitán en los estadios.

En esa misma época, una de las mayores asociaciones de fútbol de Brasil, “Gaviões da Fiel”, adoptó una postura oficial contra Bolsonaro. Su club, el Corinthians de São Paulo, tiene antecedentes de resistencia, pues sus jugadores encabezaron un movimiento a favor de la democracia en el apogeo del gobierno militar de Brasil en la década de 1970 que se llamó Democracia Corinthians. Cuando Brasil pasó a ser una democracia a mediados de la década de 1980, el movimiento era pionero en la defensa de amnistía para todos los presos políticos.

La nota de “Gaviões” sobre Bolsonaro –que sentó las bases para otras asociaciones de fútbol que siguieron poco después– decía:

É importante deixar claro a incoerência que há em um Gavião apoiar um candidato que não apenas é favorável à ditadura militar, pela qual nascemos nos opondo, mas que ainda elogia e homenageia publicamente torturadores, que facilmente poderiam ter sido os algozes de nossos fundadores.

Es importante dejar en claro la incoherencia que hay en que un “Gavião” apoye a un candidato que no solamente habla a favor de la dictadura militar, a la que nos oponemos desde nuestro nacimiento, sino que además elogia y rinde homenaje público a torturadores, que fácilmente podrían ser los verdugos de nuestros fundadores.

Fiesta de libros

Mientras Bolsonaro es un excapitán del Ejército, su oponente Haddad es profesor de filosofía. En su honor, sus seguidores emitieron su voto el 28 de octubre con libros en la mano.

Vamos a votar con un libro.

¡Hora de votar! La democracia es muy valiosa y hay que defenderla con todas las armas, ¡la mía es un libro!

Llevé el libro de Harry Potter y el prisionero de Azkabán para votar por el profesor Haddad, porque en este libro Dumbledore dice: “Se puede encontrar la felicidad, hasta en las horas más oscuras, si nos acordamos de encender la luz“. ¡Creo en el cambio, Brasil!

¿Votaron con armas? ¡Votamos con libros!
¡¡¡Él no!!!!
PS: convencí a mi abuela de 70 y pocos años que viniera a votar a favor de la democracia, mientras tú emites un voto en blanco.

Tomados de la mano

Después de que se confirmó la victoria de Bolsonaro, empezó a circular una imagen en medios sociales que dice “nadie suelta la mano de nadie”.

La tatuadora Thereza Nardelli dibujó el afiche semanas antes de las elecciones. Thereza dijo al sitio web G1 que la inspiración le llegó de algo que dijo su madre:

A gente atravessava um momento difícil na nossa vida pessoal, mas o país também passava por dificuldades. Aí ela virou para mim e disse, ‘ninguém solta a mão de ninguém’. 

Estábamos atravesando un momento difícil en nuestra vida personal, pero el país también pasaba por dificultades. Se volteó hacia mí y dijo: “nadie suelta la mano de nadie”.

Nadie suelta la mano de nadie.
———–
¡Seguiremos juntos!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.