¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas de extrema derecha a nivel nacional en Japón se encuentran con fuerte oposición contra el racismo

go home racist

Policía vigila a protestantes contra los inmigrantes y contramanifestantes cerca de la Estación Tokio el 14 de octubre de 2018. Captura de pantalla de video de YouTube de Hootoo Hiroshi (ほうとうひろし).

El domingo 14 de octubre de 2018, grupos contra el racismo realizaron manifestaciones masivas en ciudades en todo Japón para contrarrestar una serie de marchas de un grupo de extrema derecha abiertamente racista que se opone a la inmigración en Japón, cuando el Gobierno de Japón se compromete a contratar a 500 000 trabajadores extranjeros para ayudar a enfrentar la escasez laboral.

Primero Japón es un partido relativamente nuevo que organizó las manifestaciones en todo el país el 14 de octubre, en ciudades como Tokio, Yokohama, Kawasaki, Fukushima y Fukuoka.

A su vez, grupos contrarios al racismo decidieron tomar las calles también para neutralizarlos, y en muchos casos parecieron ser más que los manifestantes de extrema derecha.

En y cerca de Ginza en Tokio, Primero Japón tuvo una manifestación para promover la discriminación. Coreaban “¡Fuera los extranjeros de Japón!” y otras cosas similares, y muchas personas sostenían carteles que decían “Ginza no tolerará la discriminación”, entre otros. Tolerancia cero a la marcha de odio del 14 de octubre en Ginza.

El partido Primero Japón (日本第一党, Nippon Daiichi To) es un partido político con sede en Tokio encabezado por Makoto Sakurai, conocido líder de netto-uyoku (ネット右翼), movimiento en línea de extrema derecha de Japón.

Durante más de una década, Sakurai también ha dirigido Zaitokukai, grupo de odio dedicado a acosar a personas de etnia coreana y otras minorías en Japón. El acoso en línea y en el mundo real contra las minoríes está tan extendido en algunas municipalidades japonesas que diversos Gobiernos locales han intentado establecer y aplicar ordenanzas contra el discurso de odio.

Después de que Sakurai recibió el 2 % del voto popular en las elecciones a gobernadores de Tokio en 2016, y después de la considerable cobertura de los medios tradicionales, estableció oficialmente el partido Primero Japón, la principal fuerza detrás de las marchas racistas del 14 de octubre.

En Twitter, el usuario Hiroshi Hotoo, que documentó la marcha en Tokio con varios videos en YouTube, notó que había más policías que manifestantes contra los migrantes:

Manifestantes contra los migrantes marchan por Ginza.
Hay unos cien participantes en la manifestación.
Pero había cerca de mil policías para cuidarlos.

Antes de las marchas racistas del 14 de octubre, los contramanifestantes difundieron etiquetas iguales, diferenciadas solamente por el nombre de la ciudad, para fijar puntos de encuentro y coordinar actividades. Una de las etiquetas más activas fue “#1014横浜ヘイト街宣を許すな“, o “Tolerancia cero a la marcha de odio del 14 de octubre en Yokohama”.

Los contramanifestantes convergieron en Tsurumi, distrito de la ciudad de Yokohama, para mostrar su apoyo a los inmigrantes, y para hacer callar a los manifestantes de extrema derecha que, como en Tokio y otras ciudades, eran relativamente pocos.

Las manifestaciones recibieron cobertura de medios nacionales, con informes de que los manifestantes contra la inmigración recibieron una respuesta fuerte y abierta de los manifestantes contra el racismo en diversas ciudades.

Una manifestación contra la inmigración en Kumamoto apenas pudo reunir a siete tipos. Me alegra mucho ver una contraprotesta mayor.

Aunque la cantidad de manifestantes contra los inmigrantes puede haber parecido pequeña, están bien coordinados en todo el país, y algunos comentaristas advirtieron que la extrema derecha de Japón no es particularmente débil.

Michael Penn de la agencia noticiosa Shingetsu destacó:

…The Tokyo gubernatorial election results show that Sakurai isn't as marginal as you think. These counterprotest movement have succeeded in motivating authorities in many cities to pass hate speech ordinances and the police to monitor the hate groups.

Los resultados de la elección del gobernador de Tokio muestran que Sakurai no está tan al margen como se cree. Este movimiento de contraprotesta ha logrado motivar a las autoridades en muchas ciudadaes a aprobar ordenanzas contra el discurso de odio y a la policia a vigilar a los grupos de odio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.