¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activistas en Macedonia ganan pelea por agua limpia pese a rechazo de anterior gobierno

Acto de promoción a la marca simulada de agua mineral “Arsena, agua enriquecida con arsénico, directamente de los grifos de Gevgelija” en Skopie el 17 de febrero de 2014. Foto de Vanco Dzambaski, CC BY-NC-SA.

En una gran victoria para el activismo de base en Macedonia, se construyó un nuevo sistema de suministro de agua en la municipalidad de Gevgelija, al sur del paí, tras años de lucha de activistas locales que advertían que su agua potable estaba contaminada con arsénico.

El 7 de noviembre de 2018, las autoridades inauguraron una nueva instalación de suministro de agua que reúne agua de tres pozos y contiene una unidad de purificación y tuberías. El sistema proporcionará agua potable a los 19 500 habitantes en las zonas aledañas, según informó Gevgelijanet.com, sitio web local de noticias.

Las instalaciones, que costaron 1.7 millones de euros (1.9 millones de dólares estadounidenses,) resuelven el problema de la filtración de arsénico tóxico en el agua potable. La contaminación empezó hace 15 años, después de que un terremoto dejó en contacto rocas ricas en arsénico a la napa subterránea.

Esta novedad originó “Arsena” –grupo de activistas locales que ha estado tratando de advertir al público de la toxicidad del agua por años. Calificados como problemáticos por el régimen de derecha que gobernó Macedonia entre 2006 y 2017, estos activistas han sufrido persecución por sus esfuerzos.

Aunque el Instituto de Salud Pública de la República de Macedonia determinó en 2012 que el agua era peligrosamente tóxica, las autoridades políticas se negaron a admitir que había problemas con el suministro de agua. El partido populista VMRO-DPMNE, en el poder en ese momento, dio prioridad a mantener la percepción de que el país prospera bajo su mando en vez de resolver los problemas que afectan la calidad de vida, como la contaminación de aire y de agua. Por lo tanto, la municipalidad y el Gobierno estatal afirmaban que todo estaba bien y que quienes decian lo contrario eran peones de la oposición.

Arsena realizó más análisis agua del grifo en diferentes laboratorios en 2014 e intentó publicar los resultados. La reacción del Gobierno fue tratarlos como parias y los acosó de varias formas por años –campañas de difamación e inspecciones maliciosas con la finalidad de bloquear su trabajo. Además, la mayoría de medios locales (auto) censuran toda información que brindan los activistas. La censura era tan fuerte que hasta las empresas de carteles se negaron a arrendarles espacio para publicar los resultados de los análisis.

Para dar las noticias a la audiencia local, los activistas recurrieron a tácticas de elusión y a la difunsión de la información a nivel nacional. Con ese fin, el 17 de febrero de 2014, idearon una conferencia de prensa en la capital, que no fue anunciada como iniciativa de la sociedad civil (que lo medios ignoraron), sino como la presentación comercial de una nueva marca de agua mineral: Arsena.

Cuando los reporteros de medios nacionales llegaron a la presentación “de negocios”, los activistas les entregaron botellas de agua de suministro de Gevgelija. Explicaron que el nombre Arsena se debe al alto nivel de arsénico en el agua, e invitaron a todos a beber el agua que los ciudadanos de Gevgelija consumen a diario. También presentaron los resultados de las mediciones científicas y datos de salud que indican los altos niveles de cáncer y mortalidad en la zona, probablemente relacionados con el agua tóxica.

Activista prepara la promoción de la marca simulada de agua mineral “Arsena”, con botellas llenas de agua de grifo de Gevgelija, con niveles de arsénico muy altos. Centro de Skopie, Macedonia, febrero de 2014. Foto de Vancho Dzhambaski, CC BY-NC-SA.

Solamente una televisora nacional informó de la presentación, pero bastó para que los ciudadanos de Gevgelija se enteraran y fueran corriendo a comprar agua embotellada.

En los años siguientes, los activistas sacaron a relucir el tema de todas las maneras posibles con peticiones y acciones para donar agua potable embotellada para grupos socioeconómicos no favorecidos. También lucharon por otras causas de salud.

Poco a poco, los activistas lograron superar la negativa de las autoridades, que nunca admitieron que el agua del grifo es tóxica pero que anunciaron la inaugiración de nuevas plantas de tratamiento de agua. Varios meses después de la presentación de Arsena en la capital, el Gobierno local de Gevgelija realizó ceremonias de inauguración de un nuevo pozo. Sin embargo, el lugar de la construcción estuvo vacío casi tres años.

La construcción del nuevo sistema de suministro de agua empezó en febrero de 2017, gracias a un nuevo proyecto cofinanciado por el Gobierno macedonio, la Unión Europea y el Banco Mundial. Ese mismo año, luego de las elecciones locales, cambiaron los gobiernos municipales. Resolver el problema del suministro de agua fue uno de los principales objetivos de las nuevas autoridades, y la construcción terminó en noviembre de 2018.

Colección de fotos de la inauguración de la nueva instalación de suministro de agua en Gevgelija, Macedonia, cortesía de Gevgelijanet.com, y usada con autorización.

Los activistas de la iniciativa Arsena celebraron con su caracteristico modo modesto, publicaron una declaración junto con la nueva noticia en su página de Facebook.

АРСЕНА си ја заврши својата превземена граѓанската задача – поттикна една локална власт да го признае постоењето на отровниот арсен во гевгелиската вода (за кое четири години лажеше дека не постои) и да започне проект за нов водоснабдителен систем, а новата локална власт тоа го препозна како проектен приоритет за гевгеличани и го заврши проектот со сите неопходни додатни средства вложени за изведба на констатирани недостатоци во проектот, неопходни за целосно функционирање на истиот.

Чиста вода за пиење без арсен е новиот подарок за гевгеличани по повод 74 годишнината од ослободувањето на Гевгелија и денот на општина Гевгелија „7-ми Ноември“.

Arsena completó la tarea cívica que emprendió -incitó a un Gobierno local a reconocer la presencia de arsenio tóxico en el agua en Gevgelija (después de cuatro años de mentir de que no había) y a empezar un proyecto para un nuevo sistema de agua. Las nuevas autoridades locales reconocieron que este es un proyecto prioritario para los ciudadanos de Gevgelija y terminaron el proyecto con recursos adicionales que debieron invertir para corregir los errores en el proyecto para que pudiera funcionar.

Agua potable sin arsénico es un regalo para el pueblo de Gevgelija el 7 de noviembre, a los 74 años de la liberación de la ciudad [en la Segunda Guerra Mundial], que además es el Día de la Municipalidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.