¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cibernautas reflexionan con motivo del centenario de Chechoslovaquia

Foto de la página promocional de Facebook del centenario checo y eslovaco, realizado por la agencia CzechTourism, financiado por el Ministerio de Desarrollo Regional checo.

En octubre de se cumplieron cien años desde que Checoslovaquia declaró su independencia del Imperio Austro-Húngaro y se estableció formalmente como estado soberano. Aunque casi 75 años después Checoslovaquia se dividió pacíficamente en la República Checa y la República de Eslovaquia, cibernautas de Eslovaquia conmemoran el centenario con conversaciones en línea sobre el estado que alguna vez los unificó.

Una fecha en la historia

Para muchos ciudadanos y sus descendientes ya de edad madura, Checoslovaquia significó la base de democracia y prosperidad, mientras que otros la consideraron una pequeña ‘prisión de naciones’ — una versión del apodo con que se conoció a la monarquía austro-húngara.

Mientras la República Checa acogió el aniversario y lo celebra como el “siglo checo y eslovaco”, las opiniones en Eslovaquia están más divididas. El primer ministro eslovaco, Peter Pellegrini, inició una celebración oficial, pero en lugar del tradicional 28 de octubre checoslovaco, que se celebró en Praga, capital de la República Checa, cambió las festividades de Bratislava al 30 de octubre. La fecha es el aniversario de la Declaración de Martin que esencialmente puso la atención en el movimiento eslovaco.

Entre quienes expresaron desagrado por esta medida fue el parlamentario eslovaco Miroslav Sopko, que escribió una entrada de blog titulada “Han transcurrido cien años”:

Vôbec sme sa za tak dlhý čas nenaučili byť hrdí na spoločnú republiku, ktorá bola v medzivojnom období ostrovom demokracie v strednej Európe, nachádzala sa v prvej desiatke najvyspelejších krajín sveta, bolo v nej od začiatku uzákonené volebné právo žien, otvorili sa nám dvere do Európy, naštartoval sa vzdelanostný a kultúrny rast. … Preto sme doteraz nenašli silu pre uznanie štátneho sviatku a miesto toho sme si prijali jednorázovu nálepku pre naše svedomie na 30. októbra.

En mucho tiempo, no hemos aprendido a estar orgullosos de la república común, una isla de democracia en el periodo de entreguerras en Europa central, que estuvo entre los diez países más avanzados del mundo, donde desde el inicio, las mujeres tenían el derecho al voto, se abrieron las puertas de Europa para nosotros, donde  empezó el crecimiento educativo y cultural. … Por lo tanto, todavía no hemos encontrado el poder de reconocer la fiesta nacional, y en cambio hemos adoptado una etiqueta de una vez para nuestra conciencia el 30 de octubre.

Sensación de unidad

Los recuerdos positivos dominaron claramente en blogs afiliados a los principales diarios. Jakub Tinak, que cuenta con pasaporte checo y eslovaco y habla checo, eslovaco y húngaro, resumió sus impresiones sobre el antiguo estado y lo contrastó con la violenta desintegración de la federación balcánica de Yugoslavia:

Som veľmi šťastný, že naše národy vedeli spoločný štát stvoriť a tiež, že sa vedeli v mieri rozísť.

Me alegra mucho que nuestras naciones supieran cómo crear un estado común y que también supieran cómo separarse pacíficamente.

Radoslav Hodor opinó que Chechoslovaquia cumplió su rol histórico como una fuerza para el bien:

Preto bez ohľadu na všetko zlé bolo Československo pre oba národy dobrý projekt. Čechom umožnilo nadviazať na svoju štátnosť zo stredovekých českých kráľovstiev a Slovákom vytvoriť si vlastnú. Iný štátny útvar by im takú možnosť neposkytol.

En consecuencia, independientemente de lo equivocada que estaba, Checoslovaquia era un buen proyecto para ambas naciones. Permitió a los checos conectarse con su propio estado de reinos checos y eslovacos medievales para crear uno propio. Otra formación estatal no le hubiera dado esa oportunidad.

Stanislav41 señaló que las bases de la democracia en Eslovaquia se establecieron en la declaración de la república hace cien años:

storočnica bude mať aj vojenskú parádu – samozrejme v Prahe, … a ak sa budete dobre pozerať, naša účasť bude potvrdením, … že nám to samostatne ide vari ešte lepšie …

El centenario también tendrá un desfile militar –por supuesto, en Praga … y si miran bien, nuestra participación será una confirmación de que … independentemente nos va bien también.

Participante de la celebración en Praga. Foto de la página promocional de Facebook del centenario checo y eslovaco administrado por la agencia CzechTourism, con financiamiento del Ministerio de Desarrollo Regionall checo.

Los dos países siguen teniendo fuertes vínculos, y muchos estudiantes eligen continuar su educación universitaria al otro lado de la frontera ‘en la otra parte de la antigua Checoslovaquia”. En 2013, el mayor grupo de checos estudiantes en el extranjero estaba en Eslovaquía, mientras en 2016, el 8.9 % de universitarios en la República Checa eran eslovacos.

Patrik Ölvecký sintió que, aunque las celebraciones oficiales fueron en días diferentes, eslovacos y checos siguen tan juntos como “hermanos”.

Dokonca aj pre mňa, človeka, čo spoločné Československo nezažil, … ja som za posledných päť rokov štúdia v Prahe zistil, že ten náš vzťah je úžasný. Že mať tak blízko k inému národu je nesmierne krásne.

Hasta para mí, alguien que no tuvo experiencias de Checoslovaquia … en los últimos cinco años de mis estudios en Praga he encontrado que nuestra relación es asombrosa. Estar tan cerca de otra nación es inmensamente hermoso.

El estudiante Lukáš Račko también escribió sobre las especiales características comunes de un “país en el que nunca he vivido pero que siempre será mi hogar”.

Niečo, tak jedinečné, že si to málokto na svete dokáže predstaviť. Veď, len si predstavte, že by zaviala Srbská vlajka nad Kosovským národným múzeom alebo naopak.
Pretože presne toto sa práve dnes deje v Prahe, kde je pri novootvorenej historickej budove národného múzea vyvesená aj Slovenská zástava.

Algo tan único que apenas unas cuantas personas en el mundo pueden imaginar. Imaginen que la bandera serbia se despliegue en el Museo Nacional de Kosovo o viceversa.
Porque exactamente eso está ocurriendo hoy en Praga, donde la bandera eslovaca también está ondeando en el recién inaugurado edificio histórico del Museo Nacional.

En un texto en checo en la plataforma de blogs eslovacos, Michal Ruman contó que para quienes tienen padres checos y eslovacos como él, nada ha cambiado desde la división –solamente deben tener su pasaporte para viajar de uno a otro. Terminó con una nota muy personal:

27. 10., v předvečer výročí vzniku společného státu … má naše dcera v českém kalendáři svátek. Naše Češkoslovenka. Pokračovatelka jednoho krásného spojení dvou svérázných etnik. … Všechno nejlepší, Zoe!

27 de octubre, en vísperas del aniversario de la creación del estado común … nuestra hija tiene un calendario checo con los nombres de los santos. Nuestra [niña] checoslovaca. Una secuela de una hermosa unión de dos etnias peculiares. … ¡Todo lo mejor, Zoe!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.