¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Por qué Cuba ha decidido retirar a 8000 médicos de Brasil

Según el Gobierno cubano, 20 000 doctores atendieron a 113 millones de brasileños en los últimos cinco años. Image.: Agência Brasil, CC BY 3.0.

Miles de brasileños podrían quedar sin servicios de salud ahora que Cuba empiece a retirar a 8400 médicos que han estado asignados en los pueblitos más pequeños y remotos del país desde 2013.

En una declaración oficial fechada el 14 de noviembre, La Habana anunció que pondrá fin a su acuerdo con Brasil en respuesta a los comentarios públicos del presidente electo, Jair Bolsonaro, sobre el programa, al que consideró “amenazador y despreciativo”. En varias ocasiones a lo largo de la campaña presidencial, Bolsonaro puso en duda las capacidades de los médicos cubanos y criticó los términos del acuerdo.

El programa fue lanzado en 2013 por la expresidenta Dilma Rousseff con el nombre de “Mais Médicos” (Más médicos) para ampliar el acceso a los servicios de salud a los pueblos más vulnerables de Brasil. Algunos no habían tenido un médico residente antes. Se abrieron miles de puestos de trabajo en esas zonas, con salarios de cerca de 3500 dólares al mes más una asignación para vivienda y alimentación (en comparación, el salario mínimo en Brasil es casi de 300 dólares al mes.

El programa daba preferencia a médicos brasileños, pero después de que se registraron para apenas 6 % de los puestos ofrecidos, las demás vacantes fueron cubiertas por médicos cubanos que llegaron en virtud de un acuerdo suscrito por el Ministerio de Salud de Brasil y La Habana, con intervención de la Organización Panamericana de la Salud de la Organización Mundial de la Salud. Según los términos del acuerdo, Brasil no contrata directamente a los médicos cubanos, sino que paga al Gobierno cubano, que contrata, administra y los remunera como servidores civiles –con una remuneración que es cerca del 25 % de lo que Brasil les pagaría si los contratara individualmente.

Médicos cubanos atienden a los brasileños más vulnerables.
Son ellos a los que Bolsonaro mandó a salir de Brasil con su desastrosas declaraciones…
Fotos de Araquém Alcântara.

El acuerdo tuvo muchas críticas cuando los primeros médicos empezaron a llegar. Había multitudes en los aeropuertos que los abuchearon, los llamaron “esclavos” en protestas encabezadas por asociaciones médicas brasileñas.

El propio Bolsonaro, entonces diputado, recurrió a la Corte Suprema para exigir la suspensión del programa. Mientras ejerció como diputado y durante la campaña presidencial, dijo reiteradamente que el programa era “trabajo esclavo”. Ha prometido enviar a los médicos de vuelta a Cuba con el “golpe de un bolígrafo” para que puedan atender a los “miembros del Partido de los Trabajadores que pronto serán enviados a Guantanamo”. En una entrevista para televisión de julio de 2018, afirmó que “nadie tiene pruebas de si [los médicos cubanos] tienen conocimientos de medicina”.

En su declaración oficial, La Habana dijo:

El pueblo brasileño, que hizo del Programa Más Médicos una conquista social, que confió desde el primer momento en los médicos cubanos, aprecia sus virtudes y agradece el respeto, sensibilidad y profesionalidad con que le atendieron, podrá comprender sobre quién cae la responsabilidad de que nuestros médicos no puedan continuar prestando su aporte solidario en ese país.

Bolsonaro respondió en sus canales de medios sociales que La Habana simplemente no quería aceptar nuevos términos: entregar la remuneración total a sus médicos y que revalidaran sus diplomas médicos en Brasil con un examen. La calificó de “decisión irresponsable de la dictadura cubana” por no tener en cuenta el impacto que tendría en la vida de los brasileños.

Como escribe el periodista Leonardo Sakamoto, esta podría ser la “primera crisis social del gobierno de Bolsonaro”, y se está desarrollando antes de que asuma el cargo.

Los cubanos conforman el 45 % de profesionales de Más Médicos. Cerca del 28 % de las ciudades brasileñas atendidas por el programa cuentan solamente con un médico residente cubano. Cerca del 90 % de los médicos que trabajan en zonas indígenas de Brasil son cubanos.

Problemas de Brasil, soluciones cubanas

En el año 2013, Brasil tenía un déficit de 54 000 médicos en el sistema de salud público. El país tenía 1,8 médicos por cada mil habitantes. En comparación, actualmente la tasa es de 2,5 en Estados Unidos y 7,5 en Cuba.

Los pueblitos de Brasil siempre han tenido dificultades para atraer a profesionales médicos, que se quejan de la falta de infraestructura. Brasil tampoco capacita suficientes médicos para servir a los 200 millones de habitantes que conforman su población.

De otro lado, en el pequeño país socialista abundan los médicos. Actualmente, Cuba tiene 50 000 trabajadores en el rubro de salud asignados en 67 países. Los servicios de médicos es la principal exporación de Cuba: generan 11 000 millones de dólares de ingresos al Estado por año, más que el turismo.

Médicos cubanos llegan a Brasil en 2013. Foto de Valter Campanato/Agência Brasil, CC BY 3.0.

Cuba envió su primera brigada de médicos al extranjero en 1963, después de la guerra de independencia de Argelia. Desde entonces, según una publicación de Radio Ambulante, casi 500 000 médicos cubanos han trabajado en África, Asia y las Américas.

A lo largo de los años, algunos cubanos han declarado a la prensa brasileña que se han sentido “explotados”. Algunos han presentado demandas contra ambos Gobiernos y también la OMS. Otros han denunciado amenazas de parte de su Gobierno. Sin embargo, en un podcast de Radio Ambulante muchos dijeron que, incluso con la retención de La Habana del 75 % de su sueldo, no creen que la remuneración sea injusta.

Los resultados

Un estudio de la Universidad Federal de Minas Gerais, que entrevistó a 14 000 pacientes en 700 ciudades a un año de iniciado Más Médicos, reveló un alto nivel de satisfacción con el programa: el 85 % dijo que la atención en salud en sus regiones era “mejor” o “mucho mejor”. Los participantes destacaron la escasa infraestructura y las escasez de medicinas como problemas no resueltos.

Otro estudio de la Fundación Getúlio Vargas muestra que el programa ayudó al Gobierno a reducir un tercio de sus gastos por hospitalización. Débora Mazetto, una de las economistas que dirigió el estudio, dijo a BBC Brasil:

Houve uma melhora na qualidade do atendimento à população. Imagine uma comunidade que não tinha médicos? Com o aumento das consultas em áreas desassistidas, foi possível identificar e tratar doenças com agilidade, evitando internações que poderiam ser de fato evitáveis

Hubo una mejora en la calidad de la atención a la población. ¿Se imaginan una comunidad que nunca había tenido médicos? Con el aumento de consultas en zonas no atendidas, fue posible identificar y tratar enfermedades con rapidez, evitando hospitalizaciones no necesarias.

¿Qué sigue?

Desde el 14 de noviembre, más de 200 doctores ya han regresado a Cuba. La Organización Panamericana de la Salud espera que todos hayan regresado para el 12 de diciembre.

En muchas clínicas públicas, las personas se han encontrado sin atención médica en la segunda quincena de noviembre, o les han dicho que tendrán un médico disponible una vez a la semana en adelante. Aunque el Gobierno brasileño sostiene que el 92 % de los puestos que los cubanos dejaron vacantes ya ha sido cubierto, el diario Folha de S. Paulo dice que esta cifra puede no significar mucho a fin de cuentas:

Em 2017, o Ministério da Saúde abriu concurso para selecionar brasileiros para o Mais Médicos. Ao todo, 6.285 se inscreveram para 2.320 vagas, mas só 1.626 apareceram para trabalhar. Cerca de 30% deixaram seus postos antes de um ano de serviço.

En 2017, el Ministerio de Salud inició un concurso para seleccionar brasileños para Más Médicos. En total, 6285 postularon para 2,320 vacantes, pero solamente 1626 asistieron a trabajar. Cerca del 30 % dejó el trabajo antes de cumplir un año de servicios.

Como muchos programas sociales de Brasil, Más Médicos tiene áreas grises, pero tambien cambió drásticamente la salud pública en regiones que estaban completamente olvidades por el Estado brasieño. Tal vez el mayor desafío hasta el momento para el próximo gobierno sea aprender de los errores y enmendarlos. Aún está por verse cómo el gobierno de Bolsonaro garantizará que habrá atención de salud en esas regiones, si es que puede garantizarlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.