¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tras sangriento ataque a líder opositor, críticos del régimen serbio expresan temor de descenso al fascismo

Borko Stefanović

Político serbio Borko Stefanović muestra su camisa ensangrentada durante la conferencia de prensa del 24 de noviembre de 2018. Foto del perfil de Twitter de Alianza por Serbia.

La noche el viernes 23 de noviembre de 2018, un grupo de enmascarados armados con bates y varas de acero atacó a Borko Stefanović, presidente del partido político Izquierda Serbia y fundador de la coalición opositora Alianza por Serbia.

Según el sitio web noticioso Istinomer Vesti, los enmascarados también golpearon brutalmente a dos activistas del partido Izquierda Serbia. Boban Jovanović terminó con dos dientes rotos y el labio cortado, mientras que Marko Dimić sufrió numerosos golpes a la cabeza. Los tres fueron llevados de emergencia al hospital. Stefanović y los activistas debían asistir a una actividad política en la ciudad de Kruševac, en el centro de Serbia.

Según una declaración dada a conocer por Izquierda Serbia:

A group of attackers armed with rods intercepted Stefanović in front of Local Community Rasadnik in Kruševac, pinned him to the asphalt and brutally beat him. After Jovanović and Dimić tried to aid him, the attackers assailed them as well.

Un grupo de atacantes armados con varas interceptaron a Stefanović frente a la Comunidad Local Rasadnik en Kruševac, lo empujaron al asfalto y lo golpearon brutalmente. Después, Jovanović y Dimić trataron de ayudarlo, y los atacantes también se fueron contra ellos.

Al enterarse del ataque, miembros de la oposición y cibernautas recurrieron a los medios sociales para alertar al púboico de la situación. En particular, difundieron fotos del lugar de los hechos. Dragan Djilas, exalcalde de Belgrado, tuiteó:

El ataque a Borko es un ataque contra todo aquel que piense libremente y diferente a este gobierno. Los llamados para linchar a Aleksandar Vučić y sus medios declararon que se abría la temporada [de caza] para todos. El ataque a Borko es una consecuencia directa de la atmósfera tenebrosa en la que estamos obligados a vivir.

Según Srđan Milivojević del Partido Democrático (DS), la actividad a la que Stefanović y los activistas debían ir era un foro programado de la Alianza por Serbia, al que asistieron sus líderes, así que el ataque también iba dirigido a los miembros del movimiento Dveri, el DS, el Partido Popular y otros partidos afiliados. Milivojević declaró a Danas Daily que hubo otros tres heridos en el ataque.

La Alianza por Serbia culpó del ataque a sus miembros, dijo que era consecuencia de la campaña de difamación que realiza el régimen del presidente Aleksandar Vučić contra sus opositores políticos a diario.

La noche siguiente, la policía serbia anunció que habían arrestado a dos sospechosos identificados solamente por sus iniciales y edades —M.Ž., de 30 años, y D.G., de 31 años. Los sospechosos quedaron detenidos 48 horas, y después debían ser conducidos ante el fiscal competente donde se presentaría la acusación penal.

Incluso antes del anuncio, el presidente Vučić dio una conferencia de prensa con la noticia del arresto de los atacantes. “El Estado reaccionó urgentemente e hizo su trabajo, y mostró que Serbia no es una república bananera en que se puede golpear a otro sin razón alguna”, dijo Vučić, y agregó que no tenía el derecho de exigir una sentencia más rigurosa pues eso constituiría interferencia con la independencia del Poder Judicial.

En una conferencia de prensa realizada por Alianza por Serbia el sábado 24 de noviembre, Borko Stefanović apareció con un vendaje y afirmó que el incidente se debía considerar como intento de homicidio, pues los atacantes tuvieron la intención de golpearlo en la parte de atrás de la cabeza con barras metálicas, y que luego lo patearon en la cabeza con sus botas. “Todo estuvo premeditado y organizado”, dijo.

En la conferencia, Stefanović mostró la camisa ensangrentada que tenía puesta al momento del violento ataque. Expresó gratitud por las numerosas expresiones de apoyo de colegas y colaboradores, afirmó que: “Lucharemos para asegurarnos de que Serbia no quede como un país de camisas ensangrantadas ni un país donde se derrama la sangre de quienes pensen diferente al régimen”.

Muchos usuarios de medios sociales serbios vieron el ataque como un indicación del descenso del país hacia el fascismo. Comparando la situación con la trayectoria del partido nazi en Alemania, el renombrado director de cine Srđan Dragojević tuiteó que “estamos entrando en 1936″, periodo en que el partido y el Estado se entremezclaron.

Cuando algunos advirtieron que esto es fascismo, se rieron.

Otroms hicieron comparaciones similares, en alusión al inicio de las purgas nazis de compatriotas que catalogaban como indeseables:

Cuatro hombres con barras atacaron a Borko Stefanović.
No tienen argumentos, así que pasan a la liquidación física.
Una noche de los cristales ha descendido sobre Serbia.

En la década de 1990, el actual presidente serbio, Aleksandar Vučić, ejerció como ministro de Información en el régimen del dictador Slobodan Milošević. Las comparaciones entre ambos regímenes también abundan.

La diferencia entre los regímenes de Slobodan Milošević y Aleksandar Vučić es que Milošević usaba la policía y la seguridad del Estado para tratar con personas que no estaban de acuerdo con él. Vučić se rodeó de delincuentes, vándalos de fútbol y diversos patriotas falsos y matones de todo tipo. La oposición debe reconocerlo, y de una vez sacarse los ‘guantes blancos’.

En la conferencia de prensa del sábado 24 de noviembre, Borko Stefanović repitió parte de este discurso: “¡Debemos enfrentar eso juntos! Acechan desde la oscuridad. Mientras estemos juntos, no podrán atacar de esa manera fascista y cobarde, por la espalda”, dijo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.