¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Este poema épico describe el pesar de los yugoslavos por la muerte de John F. Kennedy

Photo of the book "A Nation of Immigrants" by John F. Kennedy (JFK)

Libro de John F. Kennedy, “Una nación de inmigrantes”, en una repisa. Foto del autor.

En noviembre de 2018, un historiador publicó en Twitter un poema épico escrito en 1965 que expresa el pesar de los yugoslavos por el asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy, y recordó las las cercanas relaciones entre la antigua Yugoslavia y Estados Unidos durante la época de la Guerra Fría.

El historiador Milorad Lazić, estudiante de doctorado en la Universidad George Washington, tuiteó sobre el poema épico titulado “Muerte en Dallas”, que reflejaba la popularidad de Kennedy en Yugoslavia.

La muerte de JFK impactó en Yugoslavia. Una canción popular conmemoraba al héroe caído:
[Traducción de la letra – riman en el original]
Nuestro Gobierno y el Consejo Ejecutivo Federal
llenos de tristeza, envían su solidaridad.
Todas nuestras banderas están a media asta,
en todas partes la gente expresa verdadero dolor.
Nuestro amigo Kennedy ya no está,
toda nuestra nación está de duelo.

El poema épico narra algunos acontecimientos anteriores al asesinato:

“Muerte en Dallas” describe el drama del 22 de noviembre de 1963:
Cuando cruzaron el paso a desnivel
el vil rifle de francotirador empezó a disparar.
La sonrisa jubilosa desapareció
cuando la dura tragedia se desencadenó.
La primera bala le dio a Kennedy
con una dura sorpresa para todos.
La esposa gritó “¡Han matado a mi esposo!”
mientras la sangre volaba por el ramo de rosas.

Los 17 minutos del poema épico cantado por Jozo Karamatić, cantante de etnia croata de Herzegovina, fueron lanzados como el sétimo sencillo de la empresa Jugoton de Zagreb en 1965 y está disponible en línea en varias versiones en YouTube.

Poesía épica en la cultura balcánica

La poesía épica oral del relato de las hazañas de seres míticos y héroes en forma de versos largos ha sido una marca distintiva de las culturas de los pueblos balcánicas desde la época de Homero, autor de La iliada y La odisea. En el siglo XIX, la poesía de los pueblos eslavos del sur recibieron mucha atención de científicos occidentales como encarnación viva de prácticas antiguas que se han desvanecido en el resto de Europa. Muchos cantantes populares cantaron sus cuentos en rima de resistencia a invasores acompañados de un instrumento musical de una cuerda llamado guzla en la forma de bardos medievales.

La tradición continuó hasta bien entrado el siglo XX en las zonas montañosas de Montenegro, Serbia, Croacia y Bosnia y Herzegovina. Después de la Segunda Guerra Mundial se volvió parte de la cultura pop yugoslava pues la música popular gozó de un resurgimiento con el desarrollo de la industria de los discos de vinilo.

Además de los antiguos clásicos, algunos cantantes populares también componían sus propios temas basándose en estilos tradicionales. Uno de esos discos incluye el poema épico ‘Muerte en Dallas’.

Kennedy y Yugoslavia

Tras un periodo de enfriamiento de las relaciones entre Estados Unidos y la socialista Yugoslavia a fines de la década de 1950, el gobierno de Kennedy trabajó mucho para garantizar que seguiría independiente, es decir, no formaría parte del bloque soviético. Esto incluía devolver la condición de Nación más Favorecida de Yugoslavia para restituir el comercio y la ayuda económica, e impulsar el prestigio para la dirigencia yugoslava que siguió balanceándose entre Occidente y la República Soviética.

Kennedy, veterano de la Segunda Guerra Mundial, también tenía una reputación favorable en Yugoslavia por su aopyo a la causa antifascista.

Hasta visitó el país una vez durante un recorrido europeo cuando era senador.

Miembros de la Octavo Ejército de Evacuación Hospitalaria del Ejército de Estados Undos en Skopie, luego del terremoto en 1963. La unidad llegó al lugar del desastre para brindar atención médica a las víctimas. Foto de dominio púbioco vía Wikipedia.

Además, Kennedy logró condición de héroe entre los yugoslavos comunes y corrientes debido a la rápida reacción de Estados Unidos que envió ayuda después del terremoto que devastató Skopie en julio de 1963, que causó la muerte de 1070 personas y dejó cerca de 200 000 personas sin hogar. Apenas dos días después del desastre, el Ejército de Estados Unidos envió servicios hospitalarios para atender a los miles de heridos. El gobierno de Kennedy siguió brindando ayuda, que incluía viviendas temporales.

La mejora de las relaciones llevaron a la primera visita del líder yugoslavo Josip Broz Tito a la Casa Blanca en octubre de 1963. El cortés encuentro entre los dos líderes está ampliamente documentado en la biblioteca presidencial de Kennedy. En Yugoslavia, sirvió como prueba de la grandeza de su líder y por asociación, la importancia del país en el mundo pese a su pequeño tamaño.

Los factores mencionados contribuyeron a la intensidad del impacto y duelo tras el asesinato de Kennedy el 22 de noviembre de 1963.

En su propio estilo, el poema épico “Muerte en Dallas” brinda un registro de los sentimientos que resonaron entre las pesonas comunes y corrientes de Eslovenia a Macedonia.

En las décadas de 1970 y 1980, el poema épico se volvió menos popular pues el público se volcó a canciones más cortas. Sin embargo, algunas facciones nacionalistas que iniciaron la guerra de los Balcanes en la década de 1990 lo promovió como parte de su propaganda como una manera de mostrar que son defensores de la tradición. Se sigue practicando, aunque casi exclusivamente dentro del marco de preservación de la tradición del folklore.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.