¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japan Times se retracta de política editorial que redefinía “mujeres de consuelo” y “trabajo forzoso”

Comfort_Women,_rally_in_front_of_the_Japanese_Embassy_in_Seoul,_August_2011

Marcha de mujeres de consuelo frente a la embajada japonesa en Seúl, agosto de 2011. Fotografía de Claire Solery. Licencia de imagen: CC BY-SA 3.0, de Wikimedia Commons.

Tras airados correos electrónicos de los lectores, la condena de la prensa internacional y la respuesta negativa de algunos colaboradores, Japan Times se retractó de una política editorial que cambió cómo el periódico se referiría a los trabajadores forzados y a lo que se conoce como “mujeres de consuelo” de los tiempos de guerra.

La polémica y consecuente rectificación nacieron de una nota del editor adjunta a un artículo del 30 de noviembre en Japan Times sobre el fallo del Tribunal Supremo de Corea del Sur que ordena a la empresa Mitsubishi Heavy Industries a pagar una compensación por los trabajos forzados de los tiempos de guerra.

Corte Suprema de Corea del Sur ordena a Mitsubishi Heavy pagar compensación por trabajos en tiempos de guerra.
Las dos resoluciones de la Corte Suprema, que generaron una inmediata protesta de Tokio, sentaron un claro precedente para casos similares
.
————-
Revisen la nota del editor de Japan Times sobre las mujeres de consuelo y los trabajadores forzados.

La nota del editor del 30 de noviembre, que aún se puede leer al final del artículo, afirma que el término “trabajo forzado” y cómo se describía antes a las “mujeres de consuelo” podrían haber sido engañosos:

Editor's note: in the past, The Japan Times has used terms that could have been potentially misleading. The term “forced labor” has been used to refer to laborers who were recruited before and during World War II to work for Japanese companies.

However, because the conditions they worked under or how these workers were recruited varied, we will henceforth refer to them as “wartime laborers.”

Similarly, “comfort women” have been referred to as “women who were forced to provide sex for Japanese troops before and during World War II.”

Because the experiences of comfort women in different areas throughout the course of the war varied widely, from today, we will refer to “comfort women” as “women who worked in wartime brothels, including those who did so against their will, to provide sex to Japanese soldiers.”

Nota del editor: Con anterioridad, The Japan Times ha utilizado términos que pueden haber sido potencialmente engañosos. El término “trabajo forzado” se ha utilizado para hacer referencia a trabajadores que fueron reclutados antes y durante la Segunda Guerra Mundial para trabajar para compañías japonesas.

Sin embargo, dado que las condiciones en las que trabajaban o la forma en las que se los reclutó varían, de ahora en adelante, nos referiremos a ellos como “trabajadores de los tiempos de guerra”.

De forma similar, “mujeres de consuelo” hacía referencia a las “mujeres que fueron obligadas a proporcionar sexo a las tropas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial”.

Dado que las experiencias de las mujeres de consuelo en diferentes zonas a lo largo del curso de la guerra variaron ampliamente, a partir de hoy, nos referiremos a las “mujeres de consuelo” como “mujeres que trabajaron en burdeles de los tiempos de guerra, incluidas las que lo hicieron contra su voluntad, para proporcionar sexo a los soldados japoneses”.

Las mujeres de países colonizados, conquistados y ocupados de toda Asia que fueron reclutadas y esclavizadas por el Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, que el Ejército japonés llamó eufemísticamente ianfu (mujeres de consuelo), han sido desde hace tiempo motivo de controversia política. Asimismo, más de medio millón de coreanos fueron reclutados por el Gobierno japonés para trabajar en la guerra, como en minería de carbón y agricultura, frecuentemente bajo terribles condiciones.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno japonés ha hecho diversos esfuerzos para dejas las cosas como están. Por ejemplo, un acuerdo entre los Gobiernos de Japón y Corea del Sur a finales de 2015 pretendía resolver “final e irrevocablemente” el problema de las “mujeres de consuelo”, pero acabó por provocar protestas que se extendieron por toda Corea del Sur. Un distrito de Japón busca revisar el entendimiento histórico de los crímenes de guerra cometidos por el gobierno del Japón imperial.

La nota del editor de The Japan Times pronto suscitó la crítica internacional. The Guardian, la cadena pública estadounidense NPR, la cadena pública alemana Deutsche Welle y el South China Morning Post fueron rápidos en desafiar a The Japan Times por lo que parecía ser la aceptación del revisionismo histórico. El New York Times, que tiene un acuerdo de colaboración e intercambio de contenidos con The Japan Times y cuenta con una oficina en Tokio, no ha informado aún de la historia.

También hay indicios de que los periodistas y el personal dentro del propio Japan Times estaban descontentos con el cambio en la política editorial. El colaborador Arudou Debito, cuyas polémicas columnas han atraído una gran cantidad de tráfico al Japan Times desde 2002, criticó el nuevo lenguaje para las “mujeres de consuelo” y los trabajadores forzados en una publicación de su blog.

Pero es muy probable que fuera la oleada de correos electrónicos y comentarios de lectores lo que obligó a Japan Times a emitir un comunicado de una página que intentó aclarar la posición del periódico con respecto a la esclavitud sexual y los trabajos forzados el 7 de diciembre, firmado por el editor Hiroyasu Mizuno:

Nos informa Sven Saaler que la disculpa del Japan Times ocupa una página entera de su edición impresa. Nos envía esta instantánea. #JapanTimes

En la nota, Mizuno enfatiza que The Japan Times no había cambiado su anterior política sobre la esclavitud y los trabajos forzados en tiempos de guerra y dice que “dada la complejidad, la breve nota era insuficiente, y por tanto llevó a diversas suposiciones sobre la administración de The Japan Times”.

Mizuno aseveró luego en un comentario separado que lo que está escrito en la nota del editor no quiere decir que el periódico vaya a prohibir frases como “mujeres de consuelo”, o “trabajos forzados”, y que tales descripciones serán utilizadas cuando describan un problema en general. Las normas de estilo con respecto al uso de la frase o las descripciones referidas en la nota “tendrán que ser aplicadas en base al caso de forma individual” en The Japan Times.

Si bien todos los más importantes diarios publicados en japonés tienen su propia versión en inglés, The Japan Times es el periódico independiente en inglés más antiguo de Japón. La propiedad del periódico cambió en 2017 cuando el anterior propietario murió. The Japan Times fue adquirido por la compañía de comercialización digital News2u Holdings.

Si bien el actual propietario ha implementado nuevos recursos para mejorar el alcance y la calidad de la información y reportajes digitales como parte de un proceso de reestructuración en The Japan Times desde 2017, ha habido preguntas sobre la relación de la editorial con el gobierno de Shinzō Abe, con frecuencia visto como defensor de un enfoque históricamente revisionista del papel de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

En Twitter, el usuario Ask a Korean sugiere que es poco inteligente centrarse en el matiz de las palabras mientras se ignora la realidad de lo que coreanos y otros en toda Asia sufrieron a manos del Japón imperial hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial:

Esta actitud es en sí misma gran parte del problema. El problema tiene muchos más matices que “es 100 % culpa de Japón”.
———
Es un error mezclar matices fácticos  y claridad moral. Podemos discutir los matices todo el día, pero a fin de cuentas fue Japón el que invadió Corea e hizo uso de trabajo esclavo. La discusión sobre la culpabilidad empieza y termina con ese hecho irrefutable.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.