- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Recordamos a Zak Kostopoulos, activista por los derechos LGBT: Una turba lo mató y los medios griegos lo calumnian

Categorías: Europa Occidental, Grecia, Activismo digital, Derechos homosexuales (LGBT), Medios ciudadanos, Periodismo y medios

Zak Kostopoulos, activista y defensor de los derechos de la comunidad LGBTQI. Imagen ampliamente difundida en línea.

El 21 de septiembre de 2018, Zak Kostopoulos, reconocido activista por los derechos de la comunidad LGBTQI, fue linchado en Atenas en un hecho que sacudió y dividió a la sociedad griega, y cuyas repercusiones persisten hasta hoy.

El caso se dio a conocer al público a través de una serie [1] de tres videos [2] ciudadanos [3] [advertencia: contenido perturbador] en los que se registra una golpiza que dos persons dan a un hombre en la calle Gladstone en la plaza Omonia que intentaba huir de una joyería. En ese momento, no se conocía la identidad de la víctima. En uno de los videos se puede ver a dos oficiales de policía que primero patean y luego esposan a la víctima, que yacía en el suelo ya inconsciente en un charco de sangre.

Un día después de los videos se supo la identidad de la víctima: era Zacharias Kostopoulos [4], de 33 años, conocido como Zak o Zackie Oh, activista LGBTQI y de personas VIH positivo, escritor y drag queen.

Si bien los responsables del hecho fueron arrestados en seguida, el dueño de la joyería y un comerciante vecino, la noticia de la identidad de Zak fue un momento fundamental en la historia: desató una cantidad abrumadora de pedidos de justicia por parte de las comunidades LGBTQI de todo el país, y también despertó el discurso de odio contra esas comunidades y hasta contra Zak.

En particular, este discurso de odio se vio exacerbado en los medios de comunicación masivos griegos, que mostraron a Zak como un “ladrón drogadicto” y a los responsables como las víctimas que tan solo intentaban proteger sus negocios.

Uno de los ejemplos fue que los medios informaron que la causa de la muerte era “desconocida [5]“. En realidad, el informe forense inicial decía que la causa “no se podía determinar aún”, lo que significa que solo se puede llegar a una conclusión definitiva a través de los resultados [6] que arrojen los exámenes histológicos y toxicológicos

En las redes sociales muchos repitieron el corrientes de “drogadicto”, y hubo opiniones homofóbicas también. En septiembre, el periodista y escritor Vassilis Kasimatis publicó en Facebook una opinión que representa a muchos otros griegos:

Ζακ Κωστόπουλος. ΑΠΟ ΚΑΚΟΥΡΓΟΣ ΛΗΣΤΗΣ… ΗΡΩΑΣ!!
[…]
Το γεγονός ότι αυτός ο αλήτης ο Ζακ ήταν gay δεν θα πρέπει ουδολως να επηρεάζει τη κρίση μας. Κι αυτό γιατί υποσυνείδητα στοχοποιούμε και παλι την gay κοινότητα δίχως ουσιαστικό λόγο. Τα ίδια και με τις αισχρες παρελάσεις των gay. Ο στόχος – και μόνο – του ΣΥΡΙΖΑ είναι να προκαλέσουν το μίσος ανάμεσα μας. Το γεγονός ότι έχουν διορίσει ως διοικητή του τμήματος αντιρατσιστικής βίας, ένα δημοσιως δηλωμένο ομοφυλόφιλο, ο οποίος κατά καιρους προβαίνει σε απαράδεκτες ανακοινώσεις, (οπως η τελευταία δήλωση αλληλεγγυης στον ληστή Ζακ) υπηρετεί τον ίδιο αυτό σκοπό. (Θα πρέπει να μετατεθεί ΑΜΕΣΑ!!)
[…]
Ένας gay (ο Ζακ) έπραξε το κακούργημα της ληστείας. Ορθώς αμύνθηκε ο κοσμηματοπώλης. Τέλεια και παύλα. Μέχρι εκεί.
Θέλω να πιστεύω ότι θα αθωωθεί πλήρως στο δικαστήριο ο νοικοκύρης ιδιοκτητης και θα τελειώσουν όλα εκεί.
Μην απορήσετε αν κάνουν άγαλμα τον Ζακ όπως έκαναν και με τον Παύλο Φύσσα.
[…]

Zak Kostopoulos. DE DELICUENTE… ¡¡A HÉROE!!
[…]
El hecho de que este vago de Zak fuera gay no debe influenciar nuestra opinión. Porque, de forma inconsciente, atacamos a la comunidad gay sin fundamento. Lo mismo ocurre con las inescrupulosas marchas gay. El único objetivo de SYRIZA (partido gobernante) es provocar el odio entre el pueblo. Que hayan designado en el puesto de director del Departamento Contra la Violencia Racista a una persona abiertamente homosexual, que justamente hace anuncios inaceptables (como el último llamado a la solidaridad con el ladrón Zak) tiene el mismo fin. (¡¡Lo tienen que echar INMEDIATAMENTE!!)
[…]
Un gay (Zak) cometió el delito de robo. El joyero se defendió. Fin de la historia. Suficiente.
Quiero creer que van a absolver al “propietario” y que todo va a quedar ahí.
No se sorprendan si hacen un monumento en honor a Zak como hicieron con Pavlos Fyssas [rapero antifascista griego asesinado en 2013 [7]].
[…]

Mientras tanto, la investigación sobre el asesinato de Zak estuvo plagada de retrasos y deficiencias.

Además de aparentemente ejercer fuerza excesiva sobre una persona inconsciente, los oficiales de policía no pudieron recoger evidencia de la escena del crimen a tiempo, y tampoco pudieron tomar la declaración a los testigos oculares. El dueño hasta tuvo la oportunidad de ordenar su negocio después de los hechos.

Sin embargo, el sindicato de oficiales de policía han elogiado el actuar de sus colegas. Dimosthenis Pakos, presidente del sindicato, declaró [8] en la estación televisiva ANT1:

Όλες οι αστυνομικές πρακτικές λένε τα ίδια πράγματα. Πάνε σε ένα συμβάν στο οποίο καλούνται να αντιμετωπίσουν ένα άτομο οπλισμένο σε αμόκ. Αυτό γνωρίζουν. Τίποτα άλλο. Για να χειροπεδηθεί και να μην τραυματιστεί διερχόμενος πολίτης ή ο ίδιος, αυτή είναι η πρακτική. Σ’ όποιον αρέσει.

Todos los procedimientos policiales tienen las mismas características. Tienen que efectuarse en el marco de un incidente en el que deben tratar con una persona armada y desquiciada. Eso es lo que saben; nada más. Para poder esposarlo y así evitar que se haga daño a sí mismo o a otro ciudadano que pase por allí, el procedimiento es el mismo. O lo tomas o lo dejas.

También se cuestionó [9] el comportamiento del personal del Centro Nacional de Emergencia; en uno de los videos se puede ver a dos personas de este organismo a un costado mientras la policía patea a la víctima.

El 20 de noviembre, se publicaron los resultados de la autopsia: Zak sufrió lesiones en el miocardio del tipo isquémicas [10] por las múltiples lesiones que presentaba su cuerpo, que causaron una estimulación intensa y, en consecuencia, lo llevó a la muerte. Los resultados del examen toxicológico determinaron que Zak estaba libre de sustancias ilegales.

No obstante, Faye Karavasili publicó una reflección [11] en su página de Facebook: ¿y si la víctima era un “drogadicto”?

So, there goes the “junkie robber” theory.
His tox screen was clean and he died as a direct result of the lynching he received. He didn't overdose. He didn't catch a cold.
But that is not the scary part. What really scares me is the need for the side of the victim to prove they were a “good guy” after all, as if “bad guys”” and “junkies” and “petty criminals”, none of which was the case for Zak, can have their rights revoked and their lives removed without due process or trial by any crowd at any time. I know that if I didn't know him, maybe I wouldn't have been so vested into finding out what happened to him. All the same, I refuse to live in a society that justifies the mob killing of a weakened man of less than 50 kg in the middle of the day in the middle of Athens at the hands of a crowd. If that really were a junkie, we would not be having this conversation now and it is a bloody crucial conversation to have. You can't both love law and order AND applaud such suspension of BOTH. You can't complain about the violence if you are the one justifying it or inflicting it directly. Every day, Greece disgusts me more.

Otra vez la teoría del “ladrón drogradicto”.
El examen toxicológico dio negativo y Zak murió como consecuencia directa del linchamiento. No fue una sobredosis. No agarró un resfrío.
Pero esta no es la parte que asusta. Lo que realmente me asusta es que quienes conocieron a la víctima tengan que necesariamente dar cuentas de que era un “buen tipo” después de todo, como si estuviera bien que los “tipos malos” y “drogadictos” y “rateros” (definiciones que no caben para Zak) se queden sin derechos y sean asesinados en cualquier momento por una multitud sin un proceso o juicio previo. Sé que si no hubiera conocido a Zak, no habría puesto tanto empeño en conocer qué le pasó. De todas formas, me niego a vivir en una sociedad que justifica los linchamientos a plena luz del día y en medio de Atenas, de un hombre debilitado que pesaba menos de 50 kilos. Si realmente se hubiera tratado de un drogadicto, esta conversación no existiría, a pesar de que se trata de una conversación de suma importancia. No se puede amar el orden público Y TAMBIÉN aplaudir que no exista. No puedes quejarte de la violencia si eres uno de los que la justifica o la ejerce de forma directa. Cada día, Grecia me repugna más.

Muestras de solidaridad

En medio de una protesta en Atenas se le dedicó un momento a Zak Kostopoulos, 2 de octubre de 2018. Fotografía de cuenta pública de Facebook del reportero gráfico Marios Lolos. [12]. Se reproduce con autorización.

El 2 de octubre, organizaciones LGBTQI, colectivos contra el racismo y organizaciones no parlamentarias de izquierda llevaron a cabo una protesta masiva [13] en el centro de Atenas. El 6 de octubre, los activistas visitaron al presidente del Parlamento Helénico y le presentaron una solicitud [14] para exigir la investigación del caso. Poco después, el procurador inició una investigación [15] de posibles móviles racistas detrás del asesinato de Zak Kostopoulos.

Más de 200 periodistas y fotógrafos griegos firmaron un comunicado [16] en el que se critica la forma sensasionalista y acusatoria con que los medios griegos informaron sobre la muerte de Zak. Docenas de artistas han firmado también una carta abierta [17] en la que se exige el esclarecimiento de las circunstancias bajo las cuales Zak perdió la vida.

Cerca de un mes después del hecho, Eleni Kostopoulou, madre de Zak, envió una carta [18] al primer ministro Alexis Tsipras, en la que le reclamó por un “castigo justo” a quienes participaron del asesinato de su hijo. El primer ministro le respondió [19] dos días después que quienes se comprometen a luchar por una sociedad en la que la vida humana sea el valor supremo no olvidarán su pérdida.

El 20 de noviembre, en el Día Internacional de la Conmemoración Trans, se mostró en las pantallas a una multitud reunida en Atenas un discurso que dio Zak en 2011. A continuación, los participantes marcharon hacia el Parlamento griego con velas. En Tesalónica tuvo lugar [20] un acto similar.

El Centro de Investigación de Arquitectura Forense ha anunciado su apoyo a la familia de Zak y por esa razón estableció una plataforma [21] exclusiva de material audiovisual sobre este caso. Se puede contribuir con contenido de forma anónima.

También se creó la iniciativa de voluntarios Justice 4 Zak/Zackie [22] para exigir justicia por Zak Kostopoulos.

El perfil de Facebook [23] de Zak, que ahora es una cuenta conmemorativa, se inundó con miles de mensajes de solidaridad.