¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

100 días para Alaa: Familia del activista egipcio cuenta los días para su liberación de prisión

Alaa Abd El Fattah, fotografía de Nariman El-Mofty.

Luego de pasar cinco años en prisión, el bloguero y activista egipcio Alaa Abd El Fattah será liberado el 17 de marzo de 2019. El 8 de diciembre su familia lanzó una campaña bautizada “100 días para Alaa” para asegurarse de que su condena termine a tiempo.

La liberación de Alaa en marzo no pone fin a su arresto, sino que marca una transición a la fase final de su condena. Luego de salir de la cárcel y durante otros cinco años, Alaa deberá pasar todas las noches en la comisaría local. Durante todo este tiempo, estará bajo vigilancia policial.

Alaa fue arrestado en su casa familiar en noviembre de 2013. Más de un año después, en febrero de 2015, se llevó a cabo el juicio y finalmente fue sentenciado a cinco años de prisión por “organizar” una protesta bajo la ley de protesta de 2013 que prohíbe la manifestaciones no autorizadas. Si bien participó en una protesta contra los juicios de militares a civiles el 26 de noviembre de 2013, Alaa no tuvo papel alguno en la organización. La Corte de Casación egipcia confirmó su sentencia en noviembre de 2017.

Omar Robert Hamilton, primo de Alaa, definió en Twitter los objetivos de la campaña:

  1. To re-focus local and international attention on his case to ensure that Alaa is actually released on March 17th.
  2. To enter the concept of المراقبة (‘surveillance’ or ‘parole’) into the public consciousness. After release, Alaa is still sentenced to spend every night in his local police station for *five years*. We need to lay the groundwork for pressure against this.

1. Volver a poner la atención local e internacional en este caso para asegurarnos de que Alaa sea liberado el 17 de marzo.

2. Introducir el concepto de المراقبة (“vigilancia” o “libertad condicional”) en la conciencia colectiva. Luego de su liberación, Alaa deberá pasar la noche en la comisaría local durante *cinco años*. Debemos sentar las bases para presionar contra esto.

Alaa ha sido encarcelado e investigado bajo el gobierno de todos los jefes de estado egipcios a lo largo de su vida. En 2006, fue arrestado por participar en una protesta pacífica. En 2011, pasó dos meses en prisión, por lo que no estuvo presente durante el nacimiento de su primer hijo, Khaled. En 2013, fue arrestado y detenido durante 115 días sin juicio.

Alaa trabajó durante muchos años en proyectos de activismo tecnológico y político junto a su esposa, Manal Hassan. Viene de una familia de destacados defensores de los derechos humanos, incluido su padre, Ahmed Seif El Islam, abogado de derechos humanos apresado en múltiples ocasiones durante el régimen de Hosni Mubarak. Sus hermanas, Mona y Sanaa Seif, también son defensoras de derechos humanos y han hecho campaña por años contra los juicios militares a civiles en el país. En 2016, Sanaa cumplió con una condena de seis meses por insultar a un funcionario público. 

El calvario de Alaa no es una excepción y es similar al que sufren otros egipcios que se encuentran encarcelados por su activimo. Se calcula que en Egipto existen 60 000 presos políticos, según agrupaciones de derechos humanos. Los arrestados acusados de delitos relacionados con la política con frecuencia son víctimas de desapariciones forzadas, tortura, detenciones previas al juicio prolongadas y régimen de aislamiento.

Unirse a la campaña #FreeAlaa

En una carta dirigida a los asistentes a RightsCon, conferencia de derechos digitales que tuvo lugar en Toronto en mayo de 2018, Alaa exhortó a quienes lo apoyan a “arreglar sus propias democracias”‘.

This has always been my answer to the question “how can we help?” I still believe [fixing democracy] is the only possible answer. Not only is where you live, work, vote, pay tax and organize the place where you have more influence, but a setback for human rights in a place where democracy has deep roots is certain to be used as an excuse for even worse violations in societies where rights are more fragile. I trust recent events made it evident that there is much that needs fixing. I look forward to being inspired by how you go about fixing it.

Esta ha sido siempre mi respuesta a la pregunta “¿Cómo podemos ayudar?”. Aún considero que arreglar las democracia es la única respuesta posible. No se trata solo del lugar donde uno vive, trabaja, vota, paga impuesto y organiza el lugar en el que se tiene mayor influencia, sino que un fracaso para los derechos humanos en un lugar donde la democracia tiene raíces profundas representa sin lugar a dudas una excusa para violaciones más graves en aquellas sociedades donde los derechos son más frágiles. Confío en que los hechos recientes dejen en evidencia que tenemos mucho por arreglar aún. Espero con ansias encontrarme inspirado por las formas como procedan a arreglar esos problemas.

Quienes quieran unirse a la campaña ”100 días por Alaa” pueden enviar ”ensayos, fotografías y muestras de solidaridad’ que serán publicadas en el sitio web de la campaña:

This is an open-source campaign – we'll be putting out some new ideas, but need new thoughts and new energy coming in too. So get thinking with us!

The hashtag, as always, is #FreeAlaa#FreeAlaa – please join us in preparing the ground for Alaa's release.

Esta es una campaña abierta: vamos a difundir nuevas ideas, pero también necesitamos el aporte de nuevas iniciativas y energías. ¡Así que pensemos cosas nuevas juntos!

La etiqueta es, como siempre, #FreeAlaa (Libertad para Alaa). Por favor, los invitamos a participar de la preparación del terreno para la liberación de Alaa

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.