¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿La restitución del primer ministro Ranil Wickremesinghe pondrá fin a la crisis política de Sri Lanka?

Imagen de la protesta ciudadana de We Want Democracy y Coalition Citizen en Lipton Circle, Colombo, 12 de diciembre. Imagen vía Groundviews. Usada con acuerdo para compartir contenido.

El domingo 16 de diciembre de 2018, el derrocado primer ministro esrilanqués Ranil Wickremesinghe fue restituido en el cargo, lo que posiblemente puso fin a una crisis política de casi dos meses.

El día anterior, sábado 15 de diciembre de 2018, el discutido primer ministro Mahinda Rajapaksa renunció a seguir una sentencia que lo destituía del cargo y cuestionaba su designación.

Ranil Wickremesinghe presta juramento como primer ministro de Sri Lanka, lo que posiblemente ponga fin a una crisis política de 51 días.

Wickremesinghe tuiteó:

Hoy se dio una victoria, no para mí ni el Partido Unido Nacional. Es una victoria para las instituciones democráticas de Sri Lanka y la soberanía de nuestros ciudadanos. Agradezco a todos los que se mantuvieron firmes en la defensa de la Constitución y para garantizar el triunfo de la democracia.

El actual presidente Maithripala Sirisena, que precipitó la crisis constitucional en Sri Lanka cuando destituyó a  Wickremesinghe como primer ministro el 26 de octubre y designó al expresidente y parlamentario opositor Mahinda Rajapaksa en su reemplazo, defendió sus acciones:

“Aunque termine en prisión, las decisiones correctas que tomé con la mejor de las intenciones para el país y su pueblo estarán escritas en piedar algúa día”: presidente Sirisena en una declaración después de que Ranil Wickremesinghe fuera restituido como primer ministro hoy.

El presidente Sirisena suspendió al Parlamento por tres semanas y disolvió el gabiente de ministros. Wickremesinghe protestó por su destitución, señaló que era inconstitucional, y muchos seguidores lo apoyaron y exigieron la convocatoria al Parlamento para una prueba. Groundviews tiene una cronología de la crisis constitucional.

Los ciudadanos esrilanqueses protestaron casi todos los días desde el inicio de la crisis y tomaron una postura por la democracia.

“No estoy aquí por Ranil. Estoy aquí por la democracia y la buena gobernabilidad”. Protesta de la sociedad civil en Liberty Circle ahora.

El presidente Maithripala Sirisena respondió a la presión y volvió a convocar al Parlamento el 14 de noviembre, pero rechazó dos mociones de no confianza contra Rajapaksa. Ranil Wickremasinghe y otros 121 parlamentarios fueron al tribunal para solicitar una orden de quo warranto (con qué derecho), que hubiera necesitado que Rajapaksa mostrara qué autoridad lo faculta a ejercer el cargo de primer ministro. El 3 de diciembre, una corte de apelaciones esrilanquesa emitió una orden interina de impedimento a Rajapaksa de ejercer el cargo de primer ministro hasta que se atendiera la petición que impugna su designación.

El 13 de diciembre, se aprobó una decisión histórica que volvía a convocar al Parlamento y ordenó al presidente a dejar sin efecto la designación del parlamentario Rajapaksa como primer ministro.

Último minuto: Corte Suprema de Sri Lanka resuelve que la decisión del presidente esrilanqués, Maithripala Sirisena, de disolver el Parlamento fue inconstitucional e ilegal.

Un artículo en el blog de Groundviews citó al abogado Dinesha Samaratne, que dijo que la decisión de la Corte Suprema debía ser celebraada y saludada:

The Parliament stands and its declaration of no-confidence in MP Rajapakse (through two separate motions) and its declaration of confidence in Prime Minister Wickremesinghe clarifies that Ranil Wickremesinghe continues to enjoy the confidence of a majority in Parliament. The only way forward is for the President to rescind his purported appointment of MP Rajapakse as Prime Minister and his purported appointment of a Cabinet of Ministers. The status quo prior to 26th October has to be restored.

El Parlamento resiste y su declaración de no confianza al parlamentario Rajapakse (en dos mociones separadas) y su declaración de confianza en el primer ministro Wickremesinghe aclara que Ranil Wickremesinghe sigue gozando de la confianza de la mayoría en el Parlamento. La única manera de avanzar es que el presidente deje sin efecto su designación del parlamentario Rajapakse como primer ministro y su intención de designar a un gabinete de ministros. Se debe reponer las cosas al estado en que estaban antes del 26 de octubre.

El artículo de Groundviews también cita al abogado Luwie Ganeshathasan:

The decision re-affirmed that Sri Lankan citizens had a right to be governed according to the Constitution as well as a right to participate in elections according to established procedures of the law, as opposed to on the whim of one individual.

La decisión ratificada de que los ciudadanos esrilanqueses tienen derecho a ser gobernados según la Constitución y el derecho a participar en elecciones según procedimientos establecidos por ley, y no por el capricho de una persona.

Ashraf Hegazy y Gary Milante expresaron en Groundviews que la crisis política pasó casi desapercibida en la prensa internacional:

How Sri Lankans have responded to these events demonstrates the resilience that they have built into their systems of government and social norms.

Cómo los esrilanqueses respondieron a estos acontecimientos demuestra la resiliencia que han incorporado a sus sistemas de gobierno y normas sociales.

El 16 de diciembre, los cibernautas recordaron la declaración de noviembre del presidente Sirisena de que renunciaría de inmediato si Wickremesinghe regresaba:

De verdad, ¿alguien puede preguntarle a Maithripala Sirisena y a la división de medios del presidente por qué una hora después del juramento de Wickremesinghe sigue en la presidencia y no ha renunciado?

¡Qué emoción por lo de mañana! ¡No! No porque el señor Ranil Wickramasinghe sea primer ministro de nuevo. Solamente por ver la cara del señor Maithreepala Sirisena ponerse roja cuando se reúna con los parlamentarios del Partido Unido Nacional — tonterías.

Según informes de medios, un gabinete prestaría juramento el 17 de diciembre de e 2018, e incluirá a seis parliamentarios de las facciones de Rajapaksa y Sirisena del partido Sri Lanka Libertad (SLFP). El Partido Unido Nacional de Wickremesinghe ha dicho que está listo para trabajar otra ves con el presidente Maithripala Sirisena, que ha sido “mal aconsejado por algunos grupos” contra el gobierno de unidad. En agosto de 2015, el partido Sri Lanka Libertad de Rajapaksa y el Partido Unido Nacional de Wickremesinghe crearon un gobierno nacional tras la firma de un acuerdo.

En su blog, el poeta, crítico, periodista y comentarista político esrilanqués Malinda Seneviratne hizo una importante pregunta sobre qué ocurrirá después de la resolución judicial:

Where do we stand right now? Well, the President cannot dissolve Parliament arbitrarily. Parliament itself is at a standstill thanks to the antics of the Parliamentarians, a clearly partisan Speaker, a stubborn President and a court order. We will have to wait and see if the key players in the drama can rise above their personal and political agenda to resolve things.

¿Dónde estamos ahora? Bueno, el presidente no puede disolver el Parlamento arbitrariamente. El propio Parlamento está en un punto muerto gracias a las gracias de los parlamentarios, un claro presidente partidario, un terco presidente del país y una orden judicial, Debemos esperar para ver si los actores principales del drama pueden dejar de lado su agenda personal y política.

No está claro cómo evolucionará esta crisis política y las diferencias entre Sirisena y Wickremesinghe en este “nuevo gobierno”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.