¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Artista nativo de la nación Ramapough Lenape expone historias eliminadas

Foto del artista Ótaés. Se reproduce con autorización.

Con frecuencia, los medios de comunicación dominantes de Estados Unidos no prestan atención a las vidas de los indígenas. El artista Ótaés, de la nación Ramapough Lenape, está decidido a cambiarlo.

A través de una combinación de marcadores al óleo y una pasta para pintar de harina, su trabajo está presente a lo largo del país y en “se centra en el debate sobre las injusticias que las comunidades indígenas deben enfrentar, así como también exponen las historias eliminadas o manipuladas de las regiones del Medio Oeste y los montes Apalaches”, declaró a Rising Voices.

El territorio de la nación Ramapough Lenape se extiende sobre lo que hoy se conoce como Nueva York y Nueva Jersey. El artista basa su investigación en diversas fuentes que van desde los registros arqueológicos hasta los relatos orales de los ancianos.

A través de Instagram (@ndn.o), Ótaés ha publiado más de 110 obras de arte. Por ejemplo, la siguiente obra destaca el hecho de que un tercio de los niños nativos norteamericanos vive en la pobreza:

Los nativos norteamericanos cuentan con la tasa más alta de pobreza, casi duplica el promedio nacional (y en algunas áreas llega a triplicarla).

A través de su arte, Ótaés aborda problemas como la inequidad en el sistema judicial, la violencia hacia las mujeres, los trastornos mentales y el racismo hacia el pueblo nativo norteamericano.

Algunos mensajes versan sobre la historia reciente, como la demanda que la nación realizó contra la empresa Ford Motor Company. La nación Rampapough Lenape acusó a la empresa de arrojar residuos peligrosos en minas abandonadas de Nueva Jersey, lo que afectó sus tierras y causó problemas de graves salud a los habitantes:

View this post on Instagram

Happy birthday, mom

A post shared by Òtaès (@ndn.o) on

Mi madre aún estaría viva si la empresa Ford Motor no hubiera arrojado treinta millones de galones de residuos con plomo sobre las tierras de la nación Ramapough Lenape durante dos décadas. Mi madre, mis primos, mi familia y los niños padecieron enfermedades y tipos raros de cáncer. Nuestra tierra nativa era su basurero”.

Feliz cumpleaños, mamá.

Con frecuencia, Ótaés arroja en su trabajo estadísticas desgarradoras sobre la vida de los nativos norteamericanos para dar a conocer las injusticias que deben padecer.

Los nativos norteamericanos cuentan con una esperanza de vida más baja.

“Mataron a los nativos y luego los convirtieron en disfraces”.

Invadir y asesinar naciones, luego vestir una sátira irrespetuosa de la cultura que intentaron suprimir es algo inaceptable. No les permitiremos generar ingresos con nuestra identidad indígena.

“El Gobierno no cuenta con cifras de mujeres indígenas desaparecidas o asesinadas”.

Solo 47 de las más de 570 tribus reconocidas a nivel federal forman parte de la estadística de delitos del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Virtualmente, el Gobierno no recaba información sobre las personas desaparecidas, los asesinatos, los abusos. ¿Por qué? Porque la tribu debe PAGAR (!!!) para participar, además de cumplir con otros requisitos muy rigurosos que las naciones con presupuestos acotados no pueden costear. Una vez más, la mayor parte de los delitos cometidos hacia los nativos los comenten no nativos (entre un 70 % y un 90 %) y el Gobierno de Estados Unidos no siente la necesidad de asegurarse de saber cuántos delitos llevan a cabo sus propios ciudadanos…

Para ver todas las publicaciones, sigue la cuenta de Instagram @ndn.o.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.