¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La víspera de Año Nuevo marcó el fin de una era en Japón

JAPANESE EMPEROR

El emperador Akihito y su familia realizan su última aparición en público de 2018 el 23 de diciembre. Captura de pantalla del canal oficial de YouTube de ThePAGE. 

El 31 de diciembre de 2018 significó el fin de una era en Japón con la celebración de la última víspera de Año Nuevo del reinado del emperador Akihito.

El emperador japonés anunció en 2016 que el 30 de abril de 2019 abdicará al trono y lo sucederá su hijo, el príncipe heredero Naruhito, con lo que se pondrá fin a los 30 años de la era Heisei en Japón. Para los japoneses, 2018 fue el año de Heisei saigo (平成最後), “el último año en que haremos esto durante la era Heisei”, en particular con todos los sucesos que tienen que ver con el fin de año.

El emperador dio el último discurso público de 2018 el 23 de diciembre, día de su cumpleaños, en el que plasmó sus deseos de paz para el futuro de Japón. Además, señaló el precio que el pueblo de Okinawa tiene que pagar aún en 2018 como consecuencia de la desastrosa Guerra del Pacífico, en la que Japón resultó derrotada en 1945, un tema recurrente durante los 30 años de reinado.

Hoy (23 de diciembre de 2018) el emperador Akihito cumple 85 años. Es su último cumpleaños como emperador de Japón. “Me gustaría agradecer desde lo más profundo de mi corazón a la gran cantidad de personas que me aceptaron y me dieron su apoyo”, afirmó el emperador con la voz entrecortada. Luego, continuó con su agradecimiento de cumpleaños y expresó su deseo de paz (para el futuro).

— Asahi Shimbun

“Me reconforta profundamente que la era Heisei llegue a su fin sin guerras en Japón”, dijo el emperador en su discurso.

It is important not to forget that countless lives were lost in the second world war and that the peace and prosperity of postwar Japan was built upon the numerous sacrifices and tireless efforts made by the Japanese people, and to pass on this history accurately to those born after the war.

Es importante no olvidar que se perdieron innumerables vidas en la Segunda Guerra Mundial. La paz y prosperidad que caracterizaron al Japón de posguerra fueron fruto de muchos sacrificios por parte del pueblo japonés, y también de su trabajo infatigable, para poder transmitir a su vez esta historia con precisión a quienes nacieron después de la Guerra.

La era Heisei de Japón comenzó el 8 de enero de 1989, cuando el emperador Akihito fue coronado oficialmente al día siguiente a la muerte de su padre, el emperador Hirohito, cuyo nombre póstumo en Japón es emperador Showa (昭和天皇).

La era Heisei se define como una época complicada pero pacífica para Japón. La era Shōwa, la era anterior, vio un régimen criminal que llevó a la derrota completa del país durante la Segunda Guerra Mundial, luego de sufrir bombardeos, ataques atómicos y hambruna masiva. Siguió la época del milagro económico y la prosperidad de posguerra. En cambio, la era Heisei fue pacífica, a veces con problemas económicos como consecuencia del colapso de la burbuja económica en la década de 1980.

Las eras imperiales aún juegan un papel importante en la cultura japonesa. Si bien en Japón se utiliza el calendario gregoriano, la mayor parte de los documentos oficiales como estados de cuenta bancarios, facturas de servicios y pasaportes identifican el año en relación a la era imperial. Por ejemplo, se suele hablar de 1989 como el año “Heisei 1″, mientras que el 2018 es el año “Heisei 30″.

Para señalar el fin agridulce de una era, se utilizó a lo largo de 2018 la etiqueta de Twitter #Heisei saigo (#平成最後, que podría traducirse como “la última vez que haremos esto en la era Heisei”).

A comienzo de año fue popular en Twitter la etiqueta #平成最後の夏 (el último verano Heisei):

Durante mi último verano de la era Heisei me puse de novio. Espero que podamos hacer que la relación dure hasta el comienzo de la próxima era. Diremos que es “un amor que trasciende la historia”.

Hacia finales de 2018, la mayoría reflexionó sobre cómo el 31 de diciembre sería la última víspera de Año Nuevo, una de las fiestas más importantes en Japón: las celebraciones de Año Nuevo comienzan el 31 de diciembre y finalizan el 3 de enero.

El país se detiene para permitir que las familias dejen las grandes ciudades, vuelvan a sus hogares y así puedan pasar las fiestas con sus parientes. Para muchos, diciembre implica intentos desesperados por llegar a tiempo para las fiestas con la cocina, la limpieza y tener todo listo el 31 de diciembre para comenzar de cero el Nuevo Año el 1 de enero.

En consecuencia, la etiqueta “última limpieza a fondo de la era Heisei” () fue tendencia en Twitter durante diciembre:

La víspera de Año Nuevo se conoce en japonés como Omisoka (大みそか). Choukanne, la mascota oficial del periódico The Tokyo Shimbun, explicó el origen del término:

Hoy (31 de diciembre de 2018) es el último día de 2018. Además, es el último Omisoka (víspera de Año Nuevo) de la era Heisei. Originalmente, los caracteres chinos para misoka eran “三十日” (mi-so-ka, tres-diez-día). Sin embargo, no tienen nada que ver con la fecha y tan solo significa que es el final del mes.

Una vez que se finaliza con la limpieza y la cocina, llegan los parientes y muchas familias pasan la víspera de Año Nuevo mirando la competencia anual de canciones rojas y blancas (紅白歌合戦), conocida como Kohaku. Si bien la popularidad del programa ha disminuido en los últimos años, la última emisión de la era Heisei del programa convenció a celebridades como Keisuke Kuwata, líder del grupo Southern All Stars, popular de la década de 1980, que por lo general lleva a cabo su propio concierto de vísperas de fin de año en Yokohama.

Durante el Kohaku, Kuwata Keisuke del grupo Southern All Stars canta a dúo con Matsutoya Yumi.

El último programa de Kohaku de la era Heisei parece haber dejado atrás 2018 con estilo:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.